Los doctores dicen que si tomas ibuprofeno y tienes más de 40 años, debes tener MUCHO cuidado

- 5:59 PM


Admitámoslo, a nadie le gusta el dolor, a nadie le gusta tampoco esperar durante semanas una cita médica para que finalmente el doctor nos diga “señora, su problema se resuelve tomando un ibuprofeno cada 8 horas durante una semana”. Pero las cosas son así en casi toda América Latina.

El ibuprofeno, para quienes no lo conocen –aunque deben ser pocos–, es un medicamento muy común que suele recetarse para tratar el dolor de espalda, cabeza o garganta. Los médicos suelen recomendar que nos tomemos uno cada 8 horas con las comidas, pero su efectividad es siempre discutible.

Lo que muchos no saben es que el consumo habitual de este medicamento afecta negativamente nuestra salud. La administración de alimentos y medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) advirtió en un estudio de 2005 sobre los riesgos de consumir este tipo de antiinflamatorios.

En el corto plazo el ibuprofeno puede causar ataques al corazón y aumentar el riesgo de sufrir infartos. Las posibilidades son mucho mayores si el uso de este medicamento es prolongado. No es necesario sufrir de una condición cardíaca para estar expuesto a este problema.

El riesgo es incluso mayor para las personas mayores de 40 años, edad en la que se incrementan de forma exponencial las probabilidades de sufrir un ataque al corazón. No obstante, dejar el ibuprofeno no significa que debas tolerar el dolor de espalda o de cabeza. De hecho, hay sustitutos naturales mucho más económicos y que te benefician en muchos niveles.

Te presento la cúrcuma. Esta planta nativa del sur de Asia es muy conocida por sus propiedades curativas. Puedes comprarla en la mayoría de supermercados y plazas de mercado. Su sabor es algo picante, pero aún así se puede utilizar para gran cantidad de recetas.
¡Esta receta es el sustituto ideal para el ibuprofeno!

Mezcla una cucharada de cúrcuma en polvo con una taza de miel y el jugo de un limón exprimido en un vaso. Revuélvelo con una cuchara de y agrega una cucharadita de esta mezcla a una taza de agua tibia o de té.

Toma esta bebida tres veces al día y notarás la disminución del dolor en cuestión de dos o tres días. También puedes incorporar la cúrcuma directamente a tu dieta diaria añadiéndola a tus comidas, mezclada con fruta o verduras es en verdad deliciosa.

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine la cúrcuma puede jugar un papel muy importante en el tratamiento de la artritis. Se compararon los resultados entre el consumo de cúrcuma y ibuprofeno en un grupo de 109 pacientes con artritis de rodilla, durante 6 semanas evaluaron su dolor al realizar ejercicios como montar en bicicleta o subir escaleras, aquellos que recibieron 800mg del medicamento percibieron que su dolor era el mismo, aquellos que recibieron el sustituto natural, dijeron sentirse mucho mejor.

Ahora que lo sabes, recomiéndale a tu madre y amigas que dejen el ibuprofeno. La cúrcuma no sólo es más efectiva, quizás pueda salvarte la vida.
Advertisement
 

Start typing and press Enter to search