¿Por qué se arrugan los dedos al bañarnos?

- 6:34 AM


Cuando nos bañamos, notamos que al tiempo, nuestros dedos comienzan a arrugarse, pero no el resto de la piel del cuerpo...

¿Por qué? ¿Por qué solo los dedos y no el resto del cuerpo?

En este post explicaré de forma sencilla por qué ocurre este fenómeno.

La piel

Pueden explicarse muchas cosas de la piel, pero yo enfocaré los aspectos que nos interesan para responder la pregunta de este post.

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, que ocupa aproximadamente 2 m² y pesa alrededor de 5Kg.

En los humanos, la principal función que tiene es la de protegernos contra factores externos, es la primer barrera de nuestro sistema inmune.

Al mismo tiempo, la piel nos permite comunicarnos con nuestro entorno, ya que tiene numerosas terminaciones nerviosas.

Se compone de tres partes fundamentales:

Epidermis
Dermis
Hipodermis

La epidermis es la capa más superficial de la piel, y por lo tanto la primer barrera de nuestro cuerpo.

La dermis, es la segunda, y su grosor es entre 20 y 30 veces mayor que el de la epidermis.

La hipodermis es la capa más profunda de la piel.

Todo esto es muy básico, pero ya podemos saltar al siguiente punto del post.

¿Por qué se nos arrugan los dedos?

Cuando llevamos un rato sumergidos en el agua las yemas de los dedos de las manos y de los pies se arrugan como si fueran pasas de uva.

Esto es debido a la forma en que responde la piel ante la humedad y a la propia composición de la piel, que como ya dije está formada por tres capas, de las cuales ahora nos importantan las dos primeras: la dermis y la epidermis.
Ambas capas están unidas, pero existe un ligero espacio intermedio.

Aunque es la principal barrera de nuestro organismo frente al exterior, la piel no es impermeable, y así absorbe agua del aire y, en mayor medida, absorbe agua cuando nos bañamos.

El motivo por el que nuestros dedos se arrugan es la siguiente:

En las manos y los pies la piel es bastante más gruesa, y eso hace que absorba más agua que el resto del cuerpo y que el efecto sea más perceptible.
 
A medida que la epidermis se hincha (absorbe entre 6 y 10 veces su propio peso en agua), se separa de la dermis y forma surcos y crestas, sobre todo en las yemas de los dedos, pues en las palmas y en las plantas las dos capas están más unidas.
 
Después de una larga inmersión, la piel arrugada se reblandece enseguida al salir del agua. Al lavarla en agua jabonosa se eliminaron los aceites naturales que recubren la piel y que impiden que el agua escape. Así pues, desprovista de su recubrimiento protector, el exceso de agua se evapora rápidamente. En realidad, la piel se seca tanto después de un baño que contiene menos agua que antes de meterse en la bañera, por lo que es una buena idea aplicarse una crema hidratante después del baño.

Dicho sea de paso, esa grasa que se encuentra en nuestros dedos que impide que el agua escape, es la que deja nuestras huellas digitales cuando tocamos algo.


Bueno, eso fue todo, espero que les haya gustado.

El texto no lo escribí yo, solo lo modifiqué para que su lectura sea más amena. De cualquier manera si no entienden algo ya saben que hacer.

Saludos!!
Advertisement
 

Start typing and press Enter to search