Para entender la respuesta a esta pregunta, hay que tener mínimos conocimientos sobre el oído que intento explicar de forma clara, si no entienden algo solo díganme y lo modifico.

El oído humano

El oído es el órgano encargado del equilibrio y la audición. Aquí intentaré detallar las partes más importantes del mismo, para que podamos seguir y entender cómo oímos.

El oído se divide en tres partes, el oído externo, el oído medio, y el oído interno. Ahora paso a explicarlos, la imagen asusta, pero no tengan miedo, ya verán que todo es muy sencillo de explicar.

A medida que les voy poniendo las partes del oído, les voy diciendo qué pasa en cada uno, así mato dos pájaros de un tiro.

Oído externo

Tiene por función recibir los sonidos externos, y está compuesto por:

Pabellón auricular: la oreja

Conducto auditivo: mide aproximadamente 3,5 cm y es el canal que conduce las ondas sonoras que entran desde exterior hacia el oído medio y se extiende hasta el tímpano. Este proceso se conoce como recepción del sonido.

Oído medio

Se encarga de transmitir las ondas sonoras hacia el oído interno.

El sonido, que entra por el conducto auricular, golpea contra el tímpano, que es una membrana y por lo tanto produce vibraciones. Esto hace que los huesesillos del oído (martillo, yunque y estribo) también vibren, lo que provoca presión en la cóclea o caracol (que forma parte del oído interno). En estas estructuras se lleva a cabo lo que se conoce como mecanización del sonido.

Oído interno

Como venía diciendo, el estribo golpeó la cóclea o caracol. El caracol contiene en su interior un líquido conocido como perilinfa, que se mueve con las vibraciones producidas por los huesesillos.

Estas vibraciones son captadas por los cilios (una especie de "pelitos" ) de las células nerviosas, las cuales abundan en el caracol.
La cóclea también está unida al nervio auditivo, que es estimulado por los cilios que captaron el movimiento del líquido (perilinfa) (quien a su vez fue puesto a vibrar por los huesitos del oído, que se pusieron en movimiento cuando el tímpano vibró por el sonido que le llegó del exterior).

El nervio auditivo capta estas vibraciones, y las transforma en impulsos nerviosos, que son trasladados hasta el cerebro, donde finalmente son interpretados y se desencadena la sensación que conocemos como sonido.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top