Hace tres meses Kim Chen, padre de un bebé de tres meses, recibió una noticia devastadora: habían encontrado muerta a su esposa Florence. Ella había estado luchando contra la depresión posparto, hasta que no pudo soportarlo más y decidió quitarse la vida.

Un par de meses después de que su esposa se suicidara, Kim comparte un mensaje en la página de Facebook que creó para conservar la memoria de su esposa, en el que se dirige a todas las madres que sufren en silencio esta condición.

Florence Leung, la esposa de Kim y madre de un bebé de tres meses, fue encontrada sin vida dos semanas después de que su familia la reportada perdida. Su familia estaba preocupada porque sabían que tenía depresión posparto y había desaparecido sin dejar rastro.

En la publicación que comparte su esposo, habla de todo lo que sucedió en esos días, mientras hace referencia a un nuevo caso de otra madre que se suicida a causa de la depresión posparto y les dice a las madres que luchan contra este problema que no están solas.
Han pasado dos meses desde que los Detectives y el personal de asistencia a victimas se presentó en nuestra casa, con una expresión seria en sus rostros. De inmediato supe lo que nos iban a decir antes de que entraran por la puerta. Si, era justo como eras numerosas escenas en los dramas de televisión, donde la policia entrega las malas noticias. Esa mirada seria en su rostro. Excepto que, tan surreal como todo fue en ese momento, esta no era la televisión. Esto me está pasando a mí. Esta es la vida real. Esto debe ser lo que sienten los pacientes cuando escuchan la terrible diágnostico de "cáncer".

Todo lo dicho después de la palabra con "C" se volvió oscuro y borroso, opacado por el zumbido en el oído. Los cimientos de mi vida estaban siendo arrebatados, los planes del futuro que nunca se realizarán. Todo necesita ser reconstruido. Siento como si hubiera pasado medio año desde ese día, pero en realidad solo han sido dos meses. He estado viviendo en modo de supervivencia: viviendo un día a la vez, a veces una hora a la vez - exactamente como varias personas me enseñaron a hacerlo. Vivir en el momento es realmente la única manera de atravesar esta etapa. Mientras que el shock emocional y la insensibilidad emocional poco a poco disminuyen, estoy experimentando más flashbacks de recuerdos de nuestros 6.5 años de felicidad, y por ahora esos recuerdos tienden a detonar dolor y una nostalgia intensa. Es por eso que no he estado viendo nuestras fotos y videos las últimas dos semanas. Ahora entiendo la importancia de ser amable y gentil conmigo mismo, y no agobiarme intencionalmente. Ya vendrá el tiempo en que pueda sentirme mas tranquilo revisando y escribiendo sobre Flo y yo, y espero motivado ese día.
Aunque su mensaje es triste y recuerda el que probablemente sea el momento más difícil y doloroso de su vida, él mantiene la esperanza: "Nuestro bebé está creciendo sano y se encuentra bien cuidado, está en el percentil 90 de estatura y peso, y sonríe y ríe mucho! Está comenzando a sentarse y pronto podrá rodar él solo", agrega Kim.
Me gustaría compartirles un artículo de una madre joven que murió a principio de 2016 a causa de la depresión posparto. Su personalidad es similar a la de Flo en muchas formas.
Para todas las nuevas madres que están experimentando un bajo estado de ánimo o ansiedad, por favor busquen ayuda y hablen de sus sentimientos. No estás sola. No eres mala madre. NUNCA te sientas mal o culpable por no poder amamantar de manera exclusiva, aunque te sientas presionada a hacerlo a causa de esos carteles en las salas de parto, folletos en las clases prenatales y las clases de lactancia. Aparentemente los hospitales están diseñados para ser amigables con los bebés solo si promueven la lactancia materna exclusiva. Aún recuerdo leer un folleto cuando Flo salió del hospital con la leyenda "La leche materna debe ser el único alimento para el bebé durante los primeros seis meses de vida", también recuerdo haber leído carteles en la sala de partos que leían "El pecho es lo mejor". Si bien entiendo los beneficios de la leche materna, se NECESITA que se entienda también que está bien si suplementas con fórmula, y que la fórmula es una opción completamente viable. Hablaré más de esto en el futuro.
Gracias a todos por sus oraciones y el apoyo en todo este tiempo, y por toda la atención a esta devastadora condición. No saben lo que sus comentarios significan para mí.
La depresión posparto es un tema que no debe ser tomado a la ligera. Los cambios en la vida de una mujer al nacer su bebé son muy extremos. El desbalance hormonal y la falta de descanso que vienen después no ayudan mucho. Y si a eso le sumas el estrés al ver que tu bebé en ocasiones llora y no sabes qué necesita, o si al igual que las dos madres que menciona Kim, sientes que has fallado por no lograr una lactancia exitosa, tienes todos los elementos para que aparezca la depresión posparto.

¿Cómo sé si tengo depresión posparto?

Madre Triste Con Bebe

Es normal sentirse cansada e incluso triste por momentos después del parto. Pero hay una gran diferencia entre sentirse desanimada un día o dos, a padecer depresión posparto. Algunas de las señales que indican una posible depresión posparto son:
  • Te sientes sobrepasada por la situación y no logras salir del estado en que te encuentras.
  • Tienes pensamientos negativos sobre la maternidad y hacia tu bebé.
  • Te aíslas de tu entorno.
  • Te invaden repentinas crisis de angustia o llanto.

¿Qué pasa si no puedo amamantar a mi bebé?

Madre Dando Pecho

Recuerdo perfectamente las primeras veces que intenté amamantar a mi hija. No lográbamos acomodarnos y a pesar de que me dieron una -muy breve- asesoría de lactancia, me sentí como una tonta. No podía creer que no lograba darle el pecho a mi hija como lo manda la naturaleza. Algo debía estar mal en mí. Algunas noches las pasaba llorando porque sentí que había fracasado. 

Mi hija fue lactancia mixta hasta los ocho meses y aunque sentí que había tomado la decisión necesaria en cierto momento, siempre me sentí culpable por no haberle dado el pecho de manera exclusiva.

Pero mi principal error fue no pedir ayuda. Había cientos de cosas que yo desconocía y que he aprendido desde que decidí ser madre bloguera y meterme de lleno en el mundo de la maternidad. 

Pero antes de eso, era solo una madre primeriza insegura y con muchos miedos. A veces da la impresión de que todo mundo actúa como si la maternidad fuera la cosa más facil del mundo, tanto que cuando no logras hacer algo de manera correcta, sientes como si hubieras fallado.

Si bien indudablemente la lactancia es el mejor alimento que le das a tu bebé, hay muchos problemas que en ocasiones hacen difícil que funcione: que tu bebé haya nacido prematuro, que te hayan realizado una cesárea y te separen de tu bebé muchas horas, que te duela muchísimo dar pecho o que tu bebé tenga problemas para agarrar correctamente tu pezón. Pero no es razón para sentir que fallaste como madre.

Aunque la depresión posparto y los problemas durante la lactancia son situaciones distintas, ambas son problemáticas que agobian a las madres de una u otra manera. Si tienes depresión posparto, pide ayuda. Si no logras amamantar a tu bebé, pide ayuda. Si tienes cualquier problema, pide ayuda.  

Recuerda que no estás sola.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top