Una reciente investigación señala que el método habitual de cocinar el arroz puede exponer a los consumidores a varios problemas de salud graves.

Los científicos han advertido que millones de personas podrían estar poniéndose en riesgo al cocinar el arroz incorrectamente, dado que el método habitual de cocer este grano puede dejar restos de arsénico en la comida.

El arroz queda contaminado por toxinas industriales y pesticidas mientras crece, y el arsénico que contienen puede causar problemas de salud graves, entre ellos enfermedades del corazón, diabetes e incluso cáncer, así como problemas de desarrollo mental. 

Andy Meharg, profesor de ciencias biológicas de la Universidad Queen's de Belfast, en el Reino Unido, en un experimento ha demostrado cómo hay que cocinar este alimento tan común para que no presente peligro.


Durante el programa 'Confíen en mí, soy doctor' ('Trust Me, I'm a Doctor') de la BBC el experto midió el nivel de arsénico que contenía el arroz cocido siguiendo tres métodos de diferentes. En el primero, el grano fue hervido en agua en una proporción de una parte de arroz por dos de agua, que durante la cocción se evaporó. Según Meharg, este método de cocción tan común deja la mayoría del arsénico en la comida.

El segundo método al que recurrió el científico consistió en cocer el arroz en una proporción de cinco partes de agua por una de grano, y esto redujo a la mitad la cantidad de la sustancia venenosa en el arroz. Pero el más eficaz resultó ser el tercer método, para el cual el arroz se remojó en agua durante la noche y luego se cocinó en una proporción de 5:1. Tras este procedimiento, la cantidad de arsénico del arroz se redujo un 80%.
Fuente: RT
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top