Las bebidas alcohólicas pueden ser apetecibles y una tentación para algunos hombres y algunas mujeres. Sin embargo, cada vez hay más estudios con respecto a los riesgos que su consumo puede provocarle a la salud. Aquí te contamos el vínculo que encontró una investigación entre el alcohol y las muertes por cáncer.

Si deseas adoptar un estilo de vida saludable que te ayude a prevenir el cáncer una de las recomendaciones que debes considerar es evitar el consumo del alcohol, ya que se ha asociado a un mayor riesgo de desarrollar cáncer del páncreas, cáncer de la garganta, cáncer del hígado, cáncer del colon y cáncer de mama o del seno, entre otros.

Un estudio se añade a las evidencias que demuestran que el alcohol es más perjudicial para las personas que tienen cáncer. Específicamente, unos investigadores del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos han encontrado que el consumo de bebidas alcohólicas, aún en pequeñas cantidades, aumentaría las posibilidades de morir a causa de esa enfermedad.

En detalle, estimaron que el alcohol es el responsable de una de cada treinta muertes por cáncer, tan sólo en los Estados Unidos. Incluso una pequeña cantidad de alcohol podría contribuir a dicha cifra: según este análisis, el 30 por ciento de todas las muertes por cáncer relacionadas con el alcohol se vincularon con un consumo de 1 ½ o menos bebidas al día.
En el caso de las mujeres, la conexión sería mayor con el cáncer de mama, ya que el 15 por ciento de las muertes provocadas por este tipo de cáncer se relacionaron con el consumo de bebidas alcohólicas.

Por su parte, en los hombres, el cáncer de boca, el cáncer de garganta y el cáncer del esófago fueron las causas más comunes de las muertes por cáncer relacionadas con el consumo de alcohol, que ha sido considerado como el responsable de alrededor de 6 mil muertes cada año, también en ese país.

Para llegar a estos resultados, que fueron publicados en la edición en línea de la revista American Journal of Public Health, los científicos analizaron datos recolectados a través de distintas fuentes, como el Sistema de Datos Epidemiológicos del Alcohol de 2009, el Sistema de Vigilancia de los Factores de Riesgo Conductuales de 2009 y las Encuestas Nacionales sobre el Alcohol de 2009 y 2010.

Si bien hay otros estudios que demuestran que beber con moderación puede ser bueno para la salud, en especial del corazón, los investigadores advierten que si se considera en un contexto más amplio, el alcohol causa diez veces más muertes de las que previene.

Todavía no se conoce con exactitud cómo el alcohol podría aumentar el riesgo del cáncer. Entre otras posibilidades, se considera  que éste actuaría como un irritante químico sobre las células sensibles o como un “solvente” que ayuda a las sustancias que pueden provocar cáncer -como las que se encuentran en el humo del tabaco- a entrar en las células con mayor facilidad.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top