Varias organizadores internacionales como la Organización Mundial de la Salud han alertado sobre los posibles riesgos del aceite de palma, pero no han recomendado a los consumidores que limiten su consumo. Los fabricantes del producto se defienden diciendo que no reemplazarán el ingrediente.

Los fabricantes de la Nutella no creen que el aceite de palma, un ingrediente fundamental de su producto, provoque cáncer. Desde septiembre tienen al aire anuncios publicitarios en la televisión italiana para defender su producto y este jueves le dijeron a la agencia de noticias Reuters que no podrán reemplazar el ingrediente sin sacrificar la calidad de la popular crema de untar de chocolate y avellana.
"Hacer Nutella sin aceite de palma produciría un sustituto inferior al producto real, sería un paso atrás", les dijo el directivo de la compañía Ferrero, con sede en Italia, Vincenzo Tapella.

En mayo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por su sigla en inglés) reveló los resultados de un estudio en ratones que concluía que había elementos cancerígenos en el aceite de palma, cuando es refinado a temperaturas mayores de los 392 grados Fahrenheit.

El aceite de palma se encuentra presente en infinidad de productos comestibles, desde las Oreos hasta la margarina. Las altas temperaturas se utilizan para eliminar el color rojo natural de aceite de palma y neutralizar su olor, pero Ferrero dice que utiliza un proceso industrial que combina una temperatura justo por debajo de este umbral y una presión extremadamente baja para reducir al mínimo los contaminantes.

Los empresarios también comunicaron que llevan a cabo "cientos de miles de pruebas" de los contaminantes tanto en el aceite de palma que utilizan, como en los productos terminados y que no existe ningún riesgo.

Voceros de la empresa en Estados Unidos dijeron a Gizmodo: “Ferrero quiere asegurar a sus consumidores que la Nutella y otros productos de Ferrero que contienen aceite de palma son seguros. Cuando el aceite de palma es producido y procesado para minimizar la presencia de estos contaminantes y es refinado correctamente, contiene un nivel más bajo de contaminantes que otros aceites vegetales que han sido tratados a altas temperaturas”.

La EFSA todavía no ha prohibido el aceite, ni ha establecido un límite a su consumo, pero sí recomendó que se realicen más estudios del tema. La Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación también han alertado sobre los posibles riesgos del aceite de palma, aunque tampoco la han dicho a los consumidores que limiten su consumo.

Según Reuters, reemplazar el aceite le costaría a Ferrero de 8 a 22 millones de dólares anualmente. El aceite de palma cuesta 800 dólares por tonelada, en comparación con 845 dólares del aceite de girasol y los 920 dólares del aceite de colza.

En Italia la cadena de supermercados Coop está dejando de vender productos con aceites de palma. Otras marcas como Barilla, lo han eliminado y están usando etiquetas que dicen "sin aceite de palma" en sus productos.


Comparte este artículo con tus amigos
 
Top