¿Depresión? Si sufres de esta condición es probable que te alegre saber que existe la forma de librarse de ella. Los medicamentos antidepresivos, junto con la terapia psicológica, son parte del tratamiento que existen para combatirla. Sin embargo, los medicamentos para la depresión podrían causar algunos efectos secundarios. Entérate de cuáles son para que estés informado. Muchos disminuyen al cambiar la dosis o al continuar tomando el antidepresivo.

Julio lleva 6 meses recibiendo tratamiento para su depresión. Visita al especialista dos veces a la semana y además, está tomando antidepresivos recetados para ayudarle a superar los síntomas. Sin embargo, a lo largo de estos meses, Julio ha tenido que cambiar varias veces de medicamento por recomendación de su médico. ¿La razón? Los efectos secundarios causados por los antidepresivos o medicamentos contra la depresión. A veces es necesario hacer cambios para encontrar el antidepresivo ideal para una persona.

Si bien los antidepresivos (de los que existen distintos tipos) están diseñados para ayudar a tratar los síntomas de la depresión cambiando el balance de ciertos químicos presentes en tu cerebro, como muchos medicamentos e incluso hierbas y suplementos, pueden tener efectos colaterales o secundarios no deseados. 

Varios de estos efectos secundarios pueden ser incómodos y aunque se presentan con frecuencia, aunque no en igual medida en todas las personas, pueden ser pasajeros. Muchas veces dependen de la dosis y desaparecen en cuestión de días o semanas. Es importante que los conozcas para que hables con tu médico acerca de ellos. El o ella te podría hacer recomendaciones para disminuirlos, evitarlos y/o, si es necesario, cambiar tu medicamento. Recuerda que cada cuerpo reacciona de diferente manera ante los componentes de los medicamentos.

Entre los efectos secundarios más comunes que se presentan por tomar antidepresivos se encuentran (cabe decir que dependiendo del antidepresivo, los efectos secundarios son diferentes, estos no son iguales para todos):
  • Fatiga o cansancio
  • Insomnio
  • Náuseas
  • Mareo
  • Aumento del apetito y por consiguiente, aumento de peso
  • O al contrario, pérdida del apetito y por consiguiente, pérdida de peso
  • Pérdida del interés sexual o libido.
  • Disfunción eréctil y dificultad para alcanzar el orgasmo.
  • Visión borrosa
  • Boca seca
  • Irritabilidad
  • Constipación
  • Ansiedad
  • Pensamientos suicidas
Quiero reiterar que de acuerdo al tipo de medicamento que estés tomando, los efectos secundarios varían.
Por ejemplo:
  • Si estás tomando Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés), podrías notar resequedad en la boca, problemas sexuales, pensamientos suicidas e insomnio.
  • Si estás tomando Heterocíclicos, la posibilidad de sufrir efectos secundarios es mayor. Entre ellos: resequedad en la boca, estreñimiento, dificultad para orinar, cansancio, puede agravar el glaucoma y afectar la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Por eso no se recomiendan para personas mayores.
  • Si estás tomando Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y norepinefrina (SNRI), puedes sentir náuseas, pérdida de apetito, ansiedad, cansancio, problemas sexuales y resequedad en la boca.
  • Si estás tomando Inhibidores selectivos de la recaptación de norepinefrina y dopamina (NDRI), podrías tener dolores de cabeza, alteraciones en el apetito, insomnio y náuseas.
  • Si estás tomando Inhibidores de la monoamino oxidasa (MAOI), puedes desarrollar temblores, mareos, debilidad. Además, este tipo de medicamentos no interactúan bien con otros (por ejemplo, los de venta libre para tratar la gripe), lo cual puede crear complicaciones importantes. Por eso, es clave saber las precauciones que debes tomar.
Teniendo esto en cuenta, tu médico te recetará el mejor antidepresivo de acuerdo a tu condición (tu estado de salud en general, los otros medicamentos que tomes, la severidad de tu depresión, la frecuencia con la que debes tomarlo).

No te olvides que los antidepresivos no actúan inmediatamente, sino que les toma varias semanas para hacer efecto. Por eso, ármate de paciencia, quizá no veas los beneficios de inmediato y si acaso tienes efectos secundarios recuerda que muchos desaparecen a medida que continúas tomando el antidepresivo y, si acaso no desaparecen y te molestan o el antidepresivo no tiene el efecto deseado, quizá tu médico tenga que probar otros medicamentos antidepresivos hasta encontrar el ideal o la combinación ideal para combatir tu depresión. Lo que si es importante que sepas es que la depresión tiene solución y hay especialistas y, cuando necesitas antidepresivos que te pueden ayudar a salir adelante.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top