El ajo es un alimento que ha sido utilizado en la cura de enfermedades desde hace siglos. Gracias a la medicina moderna y a los estudios realizados en el ajo, se han descubierto muchas otras propiedades y usos, que nuestros ancestros desconocían.

Además de ser utilizado en la medicina natural, el ajo se utiliza en dietas modernas para deshinchar el vientre y para eliminar la grasa acumulada en el cuerpo, con la finalidad de adelgazar.

Cuando consumimos ajo, su poder es tan potente que aun luego de 24 horas nuestro cuerpo reacciona ante este poderoso alimento, ya sea en las dietas para adelgazar, o en los remedios naturales que se preparan para curar ciertas enfermedades.

Hora 1: En la primera hora el ajo es digerido en tu estomago y convertido en nutrientes para el cuerpo.
Hora 2-4: El cuerpo humano comienza a percibir los antioxidantes brindados por el ajo, lo cual ayuda a combatir los radicales libres, y a luchar contra las células cancerígenas existentes en nuestro cuerpo.
Hora: 4-6: El metabolismo del cuerpo comienza a percibir los beneficios del ajo, regulando los niveles y así comenzando a activar el proceso para la eliminación del exceso de líquidos y quemar la grasa corporal acumulada.
Hora 6-7: Las propiedades anti-bacterianas del ajo, luego de haber recorrido el torrente sanguíneo comienzan a ejercer función contra las bacterias en el cuerpo.
Hora 6-10: En este periodo de tiempo los nutrientes provistos por el ajo, ya han jugado su papel a nivel celular, protegiendo contra la oxidación.
Hora 1-24: Luego de haber sido digerido (en el transcurso de la primera hora), el ajo inicia en tu cuerpo un proceso de depuración profunda, que incluyen los siguientes procesos:
  • Regular los niveles de colesterol
  • Limpia las arterias y protege el cuerpo de problemas cardíacos
  • Reduce la presión sanguínea y mejora la hipertensión
  • Aumenta las defensas naturales del cuerpo y potencia el sistema inmune
  • En el proceso de depuración el ajo ayuda a eliminar los metales pesados de tu cuerpo
  • Ayuda a mejorar la salud osea
  • El ajo ayuda a eliminar la fatiga por su alto contenido nutritivo
  • Mejora la capacidad atlética
  • Ayuda en la longevidad de las células

¿Cómo asar el ajo?

Pon un bulbo de ajo (una cabeza completa), en el horno, y déjalo hornear hasta que estén tiernos. Luego sacalo del horno, déjalo enfriar y consume solo 6 dientes de ajo.

El día que hagas esta cura, recuerda consumir abundante agua y alimentos ligeros, por ejemplo vegetales frescos y proteínas fáciles de digerir. No consumas azucares refinados ni comidas procesadas o enlatadas.

Otra recomendación es que el día que realices este tratamiento, sea un día que no vayas a salir de la casa, ya que es bueno que estés en reposo y es probable que tu cuerpo expulse el aroma del ajo por aproximadamente 24 horas.
Nota: Esto es un remedio depurativo, puedes hacerlo una vez por mes.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top