La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de la enfermedad diarreica aguda (EDA) cuando se presentan de tres a más deposiciones en 24 horas, con una disminución de la consistencia habitual y una duración menor de 14 días.

La EDA puede ocurrir a cualquier edad de la vida, pero son los lactantes y niños menores de cinco años los más expuestos a desarrollar la enfermedad y a presentar complicaciones como sepsis, deshidratación y en el peor de los casos, la muerte.

Según la OMS, “la enfermedad diarreica aguda es la segunda causa de muerte de niños menores de cinco años en el mundo”.
Lo que sucede es que si la diarrea durar varios días, puede privar al organismo del agua y las sales necesarias para la supervivencia. Los niños malnutridos o inmunodeprimidos (defensas extremadamente bajas) son los que presentan mayor riesgo de enfermedades diarreicas potencialmente mortales.

Por ello, los primeros cuidados son vitales para el mejoramiento del pequeño. Hidratación constante, una buena alimentación y la higiene son factores que los padres pueden manejar, sumados a las recomendaciones de un profesional de la salud.

Causas de la EDA (OMS)

• Infección:la diarrea es un síntoma de infecciones ocasionadas por diversos organismos bacterianos, víricos y parásitos, la mayoría de los cuales se transmite por agua con contaminación fecal. La infección es más común cuando hay escasez de agua limpia para beber, cocinar y lavar. Las dos causas más comunes de enfermedades diarreicas en países en desarrollo son los rotavirus y escherichia coli.
  
La mala higiene en casa es otro de los desencadenantes de la EDA, además de la ingesta de alimentos en sitios públicos y los viajes a lugares donde no hay buenas prácticas de preparación de comidas.

• Malnutrición: los niños que mueren por diarrea suelen padecer malnutriciónsubyacente, lo que los hace más vulnerables a las enfermedades diarreicas. A su vez, cada episodio de diarrea empeora su estado nutricional.

• Fuente de agua:el agua contaminadacon heces humanas procedentes, por ejemplo, de aguas residuales, fosas sépticas o letrinas, es particularmente peligrosa. Las heces de animales también contienen microorganismos capaces de ocasionar enfermedades diarreicas.

• Otras causas: las enfermedades diarreicas pueden también transmitirse de persona a persona, en particular en condiciones de higiene personal deficiente. Los alimentos elaborados o almacenados en condiciones antihigiénicas son otra causa principal. Además, los alimentos pueden contaminarse por el agua de riego y también pueden ocasionar enfermedades diarreicas el pescado y los mariscos provenientes de aguas contaminadas.

Síntomas de alarma en tu niño

El Ministerio de Salud te recomienda estar alerta cuando tu niño menor de 5 maños presente:

· Deshidratación grave: presencia de 2 o más de los siguientes signos:

•Ojos hundidos.

•Letárgo o inconsciencia.

•Signo de pliegue (es uno de los signos de deshidratación en pediatría y es cuando al halar la piel del niño esta retorna lentamente a su estado original).

· Algún grado de deshidratación: presencia de 2 o más de los siguientes signos:

•Ojos hundidos o bebé ávido (con sed).

• Intranquilo o irritable.

•Signo de pliegue.

Recomendaciones

• EL Ministerio de Salud y Protección Social indica que es primordial que los niños reciban leche materna de manera exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, con el fin de disminuir la incidencia, la duración de los episodios y la hospitalización, y la mortalidad por diarrea.

• Además, es importante la vacunación contra el rotavirus en niños menores de 6 meses para disminuir la incidencia de EDA.

• También, el lavado de manos rutinario con agua y jabón en niños menores de 5 años de edad y sus cuidadores, es una estrategia efectiva en la reducción de episodios de EDA.

No se aconseja

Administrar los siguientes líquidos durante un episodio diarreico:

•Bebidas carbonatadas (como gaseosas o refrescos de soda).

•Bebidas rehidratantes para deportistas.

•Soluciones orales de electrolitos con menos de 40 ml/L de sodio en su composición.

•Solución de agua, sal y azúcar.

La alimentación juega un papel importante

• Se recomienda continuar con la alimentación habitualy apropiada para la edad: lactancia materna, fórmula láctea y sólidos, según la edad.

• Se aconseja el aporte de alimentos ricos en carbohidratos complejos (con adecuada cantidad de almidón: yuca, plátano, papa, ñame o maíz) y de carnes magras, pescado y huevo, según la edad, las preferencias y las disponibilidad en cada región del país, en los niños entre 6 meses y 5 años.

• Se recomienda administrar sales de rehidratación oral, fraccionada y pausadamente, con cuchara para contrarrestar el vómito en niños menores de 5 años, en quienes se intenta mantener la hidratación o tratar la deshidratación.

NUNCA HAGAS ESTO…

•Ayuno en los niños menores 5 años con EDA sin deshidratación.

•Uso de fórmulas lácteas especiales o terapéuticas (fórmulas sin lactosa, de soya o hidrolizadas) en los niños menores 5 años con EDA.

 •Uso de probióticos, prebióticos, simbióticos o leches fermentadas.

•Medicamentos antidiarreicos como el subsalicilato de bismuto, racecadotril, esméctita, carbón activado y caolín.

•Tratamientos homeopáticos ni de acupuntura en niños menores de cinco años con EDA para disminuir la duración de la enfermedad.

•Otras formas de terapia alternativa (terapias aromáticas, esencias florales, bioenergética y demás terapias alternativas).

Factores de riesgo
 Se han descrito como aquellos que facilitan que los niños menores de cinco años desarrollen EDA:

• Ausencia de lactancia materna o suspensión precoz de la misma en episodios de diarrea previos.

• Edad del niño entre 6 y 11 meses.

• Consumo de tabaco en el hogar.

• Uso de agua visiblemente contaminada para consumo y preparaciones de alimentos.

• Anemia o desnutrición en cualquier grado.

• Contacto cercano con un paciente con diarrea.

• Viajes a sitios con alta incidencia de diarrea.

• Ausencia de inodoros o inadecuada eliminación de excretas y basuras en el hogar.

• Madre menor de 20 años de edad, que desconoce los factores de riesgo o que padece de depresión.

• Presencia de moscas.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top