Con su variedad de olores, sabores y texturas, las frutas son unas de las opciones más deliciosas y saludables a la hora de alimentarse.

Sin embargo, muy pocas veces las personas eligen de la manera adecuada.

Así es, de acuerdo con especialistas en terapia de frutas y nutrición consultados, en ocasiones las ganas de innovar o probar nuevos sabores lleva a caer en un error común la inapropiada combinación de las frutas.

¿Catástrofes frutales?

Pese a que en un principio puede parecer algo absurdo o incoherente, los expertos señalan que cada fruta esta compuesta por sustancias que al mezclarse con otras puede generar reacciones poco favorables en el organismo.

Mezclas tan comunes entre frutas dulces y acidas, como la papaya con la naranja, pueden ser una agradable combinación al paladar pero ya en el estomago resultan convirtiéndose en una ‘bomba’, desencadenando todo tipo de efectos secundarios.

“Problemas de acidez, anemia y hasta intoxicaciones son algunas de las consecuencias que se generan debido a una inadecuada combinación de frutas. Lo que sucede es que las personas aun no saben alimentarse y no tienen en cuenta aspectos básicos como la división de las frutas según su sabor: las dulces, acidas, semi-acidas o neutras”, aseguro Alberto Arias, especialista en terapias naturales.

El nutricionista Jairo León, agrega que “con el fin de que el organismo pueda recibir todos los beneficios nutritivos de este importante alimento y evitar perjudiciales reacciones químicas, la persona debe empezar a evitar las mezclas. Cuando hay un consumo adecuado, los problemas gastrointestinales como la flatulencia o dolores estomacales son erradicados”.

Las clases de frutas

Frutas Neutras: Coco, Corozo, Cacao, Macadamia.
 

Frutas Dulces: Banana, Melón, Guanábana, Papaya, Pera, Pitahaya, Manzana roja, Granada, Cereza, Zapote, Albaricoque, Mangostán, Anón, Sandia, Uva, Chirimoya, Cerezas, Pera, Higo.
 

Frutas Semi-acidas: Lima, Durazno, Uchuva, Mandarina, Manzana Verde, Mamon, Frambuesa, Mango, Fresa, Ciruela, Melocotón, Granadilla, Marañón, Guayaba, Níspero.
 

Frutas Acidas: Mora, Tamarindo, Pomelo/ Toronja, Borojo, Naranja, Maracuyá, Piña/Anana, Arándano, Limón, Pomelo, Kiwi.

Combinaciones poco aconsejables

Lácteo con piña/anana
Naranja con zanahoria
Banana con guayaba
Papaya con limón o con naranja
Vino con sandia o leche
Melón con banana
Naranja con limón
Cereza con pera
Papaya con pitahaya

Tenga en cuenta

Las frutas como cualquier otro alimento deben masticarse bien.
 

Los jugos deben tomarse una hora antes o una hora después de las comidas.
 

Los jugos de fruta deben consumirse pocas horas después de preparados para evitar la fermentación.
 

Al ingerir frutas de una manera inadecuada la persona esta propensa a sufrir de ingestión y otras enfermedades.
 

Mientras las frutas acidas tienen restricciones, las dulces pueden consumirse a cualquier hora del día.

Recomendaciones

No combine las frutas con las verduras al tiempo.
 

Evite mezclar frutas de grupos diferentes.
 

Si consume frutas como la sandia o pitahaya, naranja y piña, no las consuma acompañadas de otro alimento.
 

Después de comer no ingiera frutas acidas.
 

Antes de ingerir frutas, asegúrese de lavarlas con abundante agua. Luego del medio día evite consumir frutas acidas.
 

Consuma frutas acidas en las mañanas y frutas dulces en las noches. No endulce las frutas con azúcar. Puede dulcificarlas un poco con miel de abeja.

Consecuencias de una mala combinación

  • Dolor estomacal
  • Diarrea
  • Indigestión
  • Dolor de cabeza
  • Acidez
  • Fermentación

Datos importantes sobre las frutas

– Dentro de todos los alimentos, las frutas tienen los mejores niveles de agua por lo que son ideales para liberar el organismo de toxinas.

– Las frutas son los alimentos más fáciles de digerir y los que más nutrientes tienen. Son expulsadas del organismo en corto tiempo, y de ser ingeridas de manera correcta, generan grandes beneficios.

– Los expertos recomiendan que al momento de ingerir frutas, las personas lo hagan teniendo en cuenta al grupo al que pertenezcan y eviten mezclarlas.

– La combinación química de la naranja y la zanahoria es casi tóxica, ya que origina sustancias agresivas. La naranja y la zanahoria elevan la acidez estomacal. Además que debido a un exceso de vitaminas podrían causar un mal funcionamiento en el hígado y activa la producción de bilis. Entre otras afectaciones que pudiera tener esta combinación están las agruras, reflujo e incluso un deterioro en los uréteres. Para obtener un mejor resultado o un aprovechamiento real de los nutrientes es recomendable consumirlas por separado, ya que tanto la naranja como la zanahoria poseen un gran contenido nutricional.

– 2 raciones diarias de frutas es lo aconsejable para mantener una dieta equilibrada en los adultos. Los niños deben consumir hasta 4 porciones.

– ¿Sabía usted que…la patilla o sandia es una fruta que deben consumirse sola e inmediatamente después de abrir? Al entrar en contacto con el oxigeno se incrementan los niveles de arsénico y puede ser perjudicial para la salud.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top