Los expertos no saben si los beneficios del ibuprofeno superan a los riesgos de sus efectos secundarios.

Las personas que toman ibuprofeno frecuentemente tienen menos riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson, afirma una investigación.

El medicamento se utiliza comúnmente para aliviar dolores y molestias, pero una nueva investigación a cargo de científicos estadounidense, publicada en la revista Neurology Journal, sugiere que podría tener otros beneficios añadidos.

En el estudio participaron 135.000 personas. Y éste encontró que las que tomaban frecuentemente ibuprofeno tenían un 40% menos de probabilidades de desarrollar Parkinson.

Sin embargo los expertos advierten que es demasiado temprano como para saber si este beneficio del fármaco supera los riesgos de otros efectos secundarios, como la hemorragia gastrointestinal.
Familia de antiinflamatorios

Los científicos sospechaban desde hace algún tiempo que los medicamentos antiinflamatorios podían ayudar a proteger contra la enfermedad, pero no estaba claro qué sustancias de la familia de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) aportaban beneficios.

El Parkinson

* Una de cada 500 personas desarrolla Parkinson
* Las personas con esta enfermedad no tienen suficiente cantidad de una sustancia química llamada dopamina debido a la muerte de algunas células nerviosas en el cerebro
* Los síntomas típicos de Parkinson son temblores, rigidez y lentitud de movimientos

Y el estudio sugiere que solamente el ibuprofeno tiene este efecto.

Sin embrago, como todos los medicamentos AINE, el ibuprofeno puede causar efectos secundarios preocupantes, como un mayor riesgo de sangrado gastrointestinal.

Un estudio reciente también vinculó la ingesta diaria de ibuprofeno durante varios años a un pequeño aumento del riesgo de ataque cardíaco e ictus cerebral.

Las conclusiones se referían específicamente a los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno, recetado a largo plazo para el tratamiento de condiciones dolorosas como la artritis.

Por esta razón, los expertos advierten de que se necesita más investigación para determinar si los beneficios de tomar el medicamento con más frecuencia superan o no a los riesgos.

Si las conclusiones son positivas, esto podría ofrecer una nueva forma de tratar esta enfermedad neurológica incurable.

Posibilidad de cura

Expertos advierten que es demasiado temprano para saber si el beneficio del fármaco supera los riesgos.

"Ahora mismo no hay cura para el Parkinson, por lo que la posibilidad de que el ibuprofeno, un medicamento ya existente en el mercado y relativamente poco tóxico, pudiera ayudar a proteger contra la enfermedad es interesante", afirma el profesor Alberto Ascherio, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, principal investigador del estudio.
En su investigación, financiada por la Fundación Michael J. Fox, los hombres y mujeres que usaron ibuprofeno dos o más veces por semana redujeron su riesgo de enfermedad de Parkinson hasta en un tercio, en comparación con aquellos que utilizaban regularmente aspirina, paracetamol u otros medicamentos AINE, que incluyen anti inflamatorios, analgésicos y antipiréticos.

El doctor Kieran Breen, director de Investigación y Desarrollo de la organización sin ánimo de lucro británica Parkinson's UK, dijo que era difícil saber exactamente el efecto que el ibuprofeno podría tener sobre la muerte de las células nerviosas en el cerebro y cómo podría afectar que alguien desarrollase Parkinson.

Pero teniendo en cuenta los resultados de este último estudio, éste podría ser una relación interesante.

"Sabemos que los cambios inflamatorios en el cerebro puede estar implicados en la muerte de las células nerviosas que causan el Parkinson, sobre todo en las primeras etapas de la enfermedad. Actualmente nosotros mismos estamos financiando la investigación en este área en la Universidad de Oxford", explicó.

En cuanto a por qué de todas las familias de medicamentos sólo el ibuprofeno parece tener el efecto deseado, los investigadores apuntan que podría deberse al hecho de que esta droga tiene un papel específico en el bloqueo de una ruta biológica que ocasiona el daño y la muerte de las células.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top