El nadador estadounidense Michael Phelps volvió a constatar el domingo que es uno de los mejores atletas del mundo al ganar la medalla de oro en los 400 metros por relevos - estilo libre de los Juegos Olímpicos Río 2016. 

No obstante, hubo algo del ‘Tiburón de Baltimore’, además del triunfo, que llamó la atención de los fans: hablamos de sus manchas rojas en la espalda.

¿De qué se trata? Según la BBC, esto no es nada más que las marcas de aquellos que practican la 'Ventosaterapia', un tratamiento que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y los músculos adoloridos. 

Sin embargo, especialistas cuestionan sus beneficios para la salud. "No hay evidencia de su efectividad. No ha sido sometido a ensayos clínicos", le dijo el profesor Edzard Ernst, del departamento de medicina complementaria de la Universidad de Exeter, Inglaterra, al medio inglés.

¿En qué consiste? Se debe encender un algodón empapado de alcohol e introducirlo a la ventosa. Esta, al apagarse, se pone a la piel, generando una congestión local que elimina el aire acumulado en la ventosa y que da calor en su interior. Es precisamente esta última parte la que produce marcas rojas en la piel.

No es el único. Además de Michael Phelps, nadadores como Natalie Coughlin (Estados Unidos) y Pavel Sankovich (Bielorrusia) han recurrido a este tratamiento, que ha sido usado por las antiguas civilizaciones de Egipto, China y el Medio Oriente.


Comparte este artículo con tus amigos
 
Top