Las parejas que luchan por concebir podrían obtener ayuda extra con antioxidantes como la vitamina E y el zinc, según una revisión de más de 30 estudios.

Los autores se concentraron en hombres subfértiles (menos fértiles que el promedio, pero aún capaces de concebir) y hallaron que los que tomaban antioxidantes eran cuatro veces más propensos a embarazar a sus parejas que los que no los usaban.

Aun así, el equipo de Nueva Zelanda opina que se necesitan más estudios antes de afirmar que los antioxidantes mejoran la fertilidad. La subfertilidad afecta a uno de cada 20 hombres y causa la mitad de los problemas para concebir. Hasta el 80 por ciento de los casos se debería a los efectos del estrés oxidativo en las células de los espermatozoides, lo que reduciría su cantidad y calidad. El estrés oxidativo aparece cuando moléculas llamadas radicales libres dañan el ADN y la función celular. Los antioxidantes, incluidas ciertas vitaminas y nutrientes, protegen a las células porque estabilizan a los radicales libres.

"Los suplementos orales con antioxidantes podrían mejorar de alguna manera la posibilidad que tiene una pareja de concebir", dijo Marian Showell, de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda. Para comprobar si las investigaciones publicadas lo respaldan, el equipo de Showell revisó 34 estudios sobre casi 3.000 parejas bajo tratamiento, incluidas la fertilización in vitro y la inseminación intrauterina, que son dos de los métodos más usados para reforzar la posibilidad de concebir cuando el problema está en los espermatozoides. Cada estudio había investigado el papel potencial de uno o más antioxidantes.

En 96 embarazos de 964 parejas informados en 15 estudios, el equipo halló que el uso masculino de antioxidantes había cuadruplicado la posibilidad de concebir. Además, los usuarios de antioxidantes quintuplicaron la posibilidad de que sus parejas no perdieran el embarazo, publica The Cochrane Library, aunque sólo tres estudios incluían datos sobre nacimientos vivos. "Estas tasas surgen de un total de apenas 20 partos, una cifra muy pequeña", dijo el doctor Mark Sigman, de la Brown University en Estados Unidos, que no participó de la revisión.

Sigman, que en su investigación no había hallado mejoría alguna de la calidad del semen con el uso de carnitina, fue prudente con sus conclusiones sobre la revisión. Señaló que los estudios revisados no habían utilizado los mismos tipos o cantidades de antioxidantes y, por lo tanto, el equipo no pudo determinar la efectividad de cada suplemento. Además de los suplementos orales, los antioxidantes están presentes en distintos alimentos, desde el arándano rojo hasta la col rizada, los tomates y la muzzarella. Sigman y Showell coincidieron en recomendar que las parejas no confíen en los antioxidantes para superar los desafíos de la infertilidad.

Aun cuando ciertos suplementos demostraron su efectividad, se necesitan más estudios para determinar qué parejas serían las beneficiadas.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top