Recientemente, ha estado circulando en Internet un mensaje que advierte que no te deberías de poner  la vacuna contra la gripe H1N1 por el simple riesgo de síndrome de GBS. Ya que al parecer, la vacuna contra la gripe es un veneno mortal.


Uno de los posibles efectos secundarios de la vacuna contra la gripe H1N1 es el síndrome de Guillain-Barre, que mató a cientos de estadounidenses en la campaña de vacunación H1N1 en 1979, después de haber sido confirmado 500 casos con el síndrome anteriormente dicho. Entonces, la vacuna fue retirada del mercado para más tarde, ponerla en marcha de nuevo y vacunar a más de 48 millones de personas.
Este síndrome ataca directamente el sistema nervioso y causa problemas respiratorios, parálisis e incluso puede llevar a la muerte. En muchas vacunas producidas a finales de los años 80 y principios de los 90 fueron utilizado productos derivados de bovinos producidos en los países donde la encefalitis espongiforme bovina (enfermedad de las vacas locas) era un riesgo significativo. En los EE.UU., la FDA pidió con insistencia que las compañías farmacéuticas no hicieran uso de productos animales creados en los países donde las vacas locas era una realidad.

Varios médicos, farmacéuticos y en los medios de comunicación siguen mintiendo acerca del mercurio en las vacunas. Los medios de comunicación han dejado a un lado la ciencia totalmente en su publicidad para fomentar la vacuna contra la influenza, después de haber olvidado mencionar en absoluto ninguno de los riesgos asociados a ella. De acuerdo con casi todas las historias publicadas, las vacunas contra la gripe ofrecen cierta protección contra la gripe (la cual no es segura), mientras los riesgos nunca se mencionan.

Esta vacuna nunca fue sometida a ensayos clínicos científicos, “No hubo estudios controlados que demuestran de manera adecuada una disminución en la enfermedad de la gripe tras la vacunación con FluLaval,” es lo que se puede leer en el folleto que trae esta vacuna, el cual por cierto nadie lee.
También se afirma que “La seguridad y eficacia de FluLaval no han sido contrastadas en mujeres embarazadas, madres lactantes o niños.” Aún así, la farmacéutica y varias de otras entidades fomentar la vacunación contra la influenza en las mujeres embarazadas. La misma entidad que admite que la vacuna no ha sido probada, también admite abiertamente que contienen ¡productos químicos neurotóxicos!
Si usted está tomando vacunas contra la gripe, es probable que esté siendo envenenado lentamente, ya que se sabe que contienen productos químicos neurotóxicos y metales pesados en ¡concentraciones alarmantes! Además, hay una una tasa elevada de mercurio y todas las formas de mercurio se consideran altamente tóxica cuando se inyecta en el cuerpo, así que ya sabe, sígase vacunando.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top