Comer mocos es saludable y meter el dedo en la nariz es sano
Viena, Austria (RCN) – Un neumólogo austriaco aseguró que los niños que se meten el dedo en la nariz y además se comen los mocos, tendrán una vida más sana y saludable.

Meterse el dedo en la nariz siempre ha sido considerado como un acto de muy mal gusto y falta de educación, pero si además se ingiere la “guaca encontrada”, la actividad dactilar se convierte en algo que resulta desagradable ante los ojos de la sociedad actual.

Sin embargo, todo es cuestión de costumbres, porque, para el médico austriaco Friedrich Bischinger, un conocido y famoso neumólogo en su país, el hecho de escarbar con el dedo en las fosas nasales es un acto muy sano y, por supuesto, si además se ingiere el moco obtenido, es muy saludable. 

 “Con los dedos se llega a partes del interior de la nariz que no se puede llegar con un pañuelo y de esta manera, se mantiene el interior de la fosa nasal limpio” afirmó el especialista austriaco.

Al mismo tiempo, el médico recomienda a los padres que animen a sus hijos a estas prácticas, en vez de reñirles cuando lo hacen.

Si lo dicen los médicos……….

Sin importar qué opinión tenga cada persona con respecto a esta práctica, es bien sabido que muchos animales, especialmente los primates, escarban en la nariz y comen la mucosidad. A los simios y monos se les facilita —igual que a los humanos— porque los dedos son bastante hábiles y lo suficientemente delgados para llegar al fondo de la nariz; además, el hecho de contar con uñas facilita la extracción.

•¿Tendrá alguna función este comportamiento que es natural en distintas especies?
 
•¿Instintivamente comerían sus mocos si se tratara de algo dañino?
 
•¿Aporta algún beneficio esta actividad? La reflexión permite deducir rápidamente que no se trata de algo nocivo, ya que la selección natural se habría encargado de eliminar a las bestias practicantes de la mucofagia (forma elegante, usando latinajos, para decir que son comedores de mocos). Por lo menos en teoría, enfermarían y morirían sin tener oportunidad de lograr su reproducción.

Por otra parte, alguna función debe cumplirse pues no tendría sentido hacer algo que gastara energía sin brindar beneficio alguno. A primera vista podemos pensar que la finalidad principal debe ser la de mantener limpios y despejados los conductos por donde entra y sale el aire que usarán los pulmones, pero ¿habrá algo más?.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top