Semillas de Chía: 5 contraindicaciones y cómo consumirlas para evitarlas

- 6:18 PM







Aunque las semillas de chía aparentemente están cargadas de nutrientes, existen algunas contraindicaciones y pueden causar algunos efectos secundarios. Quizás sea algo que no queremos escuchar, pero es algo que debemos tener en cuenta y hoy venimos a cumplir con la obligación de informarlo. Pero no todo son malas noticias, también te diremos cómo puedes incluir la chía en tu dieta para reducir los efectos secundarios y disfrutes plenamente de sus beneficios.

Para facilitar la navegación colocaremos enlaces, que al hacer clic, te llevarán a la parte de tu interés:
 
Contrindicaciones de la Chía
Contraindicaciones de la chía para el Cáncer de Próstata
Muchos han tenido dudas sobre la relación entre la chía y el cáncer de próstata. Se han hecho estudios pero se necesitan más para llegar a una relación concreta. El
ácido alfa-linolénico
(ALA) es un aceite esencial de la serie omega-3 (un aceite prevalente en la chía) que ha sido estudiado en cuanto a su relación con el cáncer de próstata. Los estudios demostraron que altas concentraciones de ALA aumenta el riesgo de cáncer a la próstata, pero luego hubo contradicciones. Un posterior estudio en el 2010 demostró que ALA no incrementaba el riesgo de cáncer a la próstata. No solo eso, los estudios demostraron que los participantes presentaban menor riesgo que antes. Si sufres de cáncer de próstata, es mejor consultar con un médico antes de incluir semillas de chía en tu dieta.
 
Efectos Secundarios en la Presión Arterial Baja
Ya se ha demostrado que el omega-3 tiene propiedades que benefician la salud del corazón. Pero un exceso puede causar efectos adversos en nuestro organismo. La alta concentración de omega-3 en la chía tiene efectos anticoagulantes. Esto causaría que la presión baje drásticamente si ya sufres de esta condición. Generalmente las personas que sufren de presión baja ya toman medicamentos para diluir la sangre. Consumir chía mientras tomas medicamentos anticoagulantes puede causar una sobredosis, lo que resultaría en sangrados excesivos. Si sufres de presión baja, consulta con un médico sobre las contraindicaciones relacionadas con la chía y algunos medicamentos anticoagulantes.
 
Puede Causar Problemas Gastrointestinales
El efecto secundario más común que causa la chía es el dolor estomacal, esto ocurre especialmente cuando se consume grandes cantidades. La incomodidad es el resultado de la alta concentración de fibra en las semillas. Los malestares pueden variar desde el estreñimiento y heces duras hasta la diarrea, hinchazón estomacal y excesivos gases intestinales. Pero como hemos dicho antes, no todo es negativo. Más adelante te daremos unos consejos sobre la preparación de la chía para reducir estos efectos incómodos. Te dará gusto saber que muchos efectos secundarios se pueden disminuir al preparar correctamente estas semillas.
 
Contraindicaciones de la Chía para Embarazadas y en la Lactancia
Lamentablemente no existe suficiente información sobre las contraindicaciones y efectos secundarios de la chía en mujeres embarazadas o en la etapa de lactancia Por esta razón, muchos médicos calificados recomiendan mantenerse lejos de estas semillas para no correr riesgos. Si estás embarazada o en la etapa de lactancia, es mejor esperar nuevos estudios antes de incluir la chía en tu dieta.
Contraindicaciones de la Chía para Personas Alérgicas


Por suerte, no es un problema común. Pero si ocurre, los síntomas incluyen sarpullido, urticaria y ojos llorosos. Pueden ocurrir síntomas más severos relacionados tales como vómitos, dificultad al respirar, diarrea, e inflamación de la lengua. Las alergias pueden ser causadas por reactividad cruzada. Según hola.com, La reactividad cruzada ocurre cuando comemos un alimento por primera vez que pertenece al mismo grupo que otro al que ya somos alérgicos. Esto generalmente ocurre con alimentos de origen vegetal. Semillas de sésamo y de mostaza han demostrado crear una reactividad cruzada con la chía en algunos individuos.
 
Cómo se Toma la Chía
chia remojada
Una de las cosas más encantadoras de la chía es que tiene una variedad de usos y se puede tomar con casi todo. Tan solo depende de la textura que desees.

Generalmente las semillas se consumen secas y se mastican, pero la semilla de chía es diferente.
Masticarlas enteras y secas no pondrá a disposición la alta concentración de omega-3 y otros nutrientes para su absorción.
La mejor manera de aprovechar sus vitaminas y minerales es remojarlas o molerlas, de esta manera también reduces los efectos secundarios y las contraindicaciones tendrán menor importancia.
 
Cómo Remojar
Para remojar las semillas de chía se sigue un proceso simple.
Siempre mide en un ratio de 1:10 de chía a agua. Un equivalente aproximado es 1.5 cucharadas soperas de chía en un vaso de agua.
Esto no es una medida estricta, pero le dará la consistencia gelatinosa perfecta. Luego puedes esperar de 30 minutos a 2 horas antes de tomar.
Un dato curioso es que las semillas pueden cargar hasta 12 veces su peso en agua, esto quiere decir que son una buena fuente para hidratarte.
Nota: Si los consumes sin remojar, asegúrate de beber mucho líquido, ya que las semillas absorben líquido durante la digestión.
Molidos o en Polvo
Otra manera de consumir las semillas es molerlas hasta llegar a un polvo fino. Este proceso elimina la capa dura de la chía para facilitar su digestión y absorción de todos los beneficios.
Este método generalmente se usa cuando quieres cambiar la consistencia de ciertas comidas o al momento de hornear panqueques, tortas, pan y hasta pastas.
Nota: Cuando mueles alimentos concentrados en omega-3, es mejor guardarlos en contenedores bien sellados de vidrio puestos en tu refrigerador.
 
Enteros
Consumir las semillas de chía enteras también te da los beneficios sin molerlas. Lo único que debes tener cuidado en este método es que se atasquen en tus dientes o garganta.
 
Conclusión
Como puedes ver, las semillas de chía tienen varias contraindicaciones y efectos secundarios. PERO, muchos otros alimentos también tienen efectos adversos.
El secreto está en tener un consumo sin excesos. Si mides la dosis de semillas que consumes, es más que probable que no presentes los síntomas de los efectos secundarios.
Por suerte, muchas contraindicaciones pierden importancia al preparar la chía de manera adecuada. La mejor manera es remojarlas en agua y darles tiempo para manifestar todos los nutrientes disponibles en estas pequeñas semillas milagrosas.
 
Referencias:
http://jnci.oxfordjournals.org/content/early/2013/07/09/jnci.djt174.abstract
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19921446
http://www.kernpharma.com/documents/10184/41876/PR_Ac+Omega+3+KP+capsulas+(ES)+002.pdf/328ad4b1-8556-45ea-8990-fd7f31573cbf
http://www.webmd.com/vitamins-supplements/ingredientmono-1224-chia.aspx?activeingredientid=1224
Advertisement
 

Start typing and press Enter to search