El grupo estadounidense de complementos alimentarios y productos adelgazantes Herbalife, investigado por fraude piramidal, pagará 200 millones de dólares pero podrá continuar sus actividades, determinó este viernes la Comisión federal de la competencia (FTC).

La firma, que desde hace años es blanco de denuncias del inversor Bill Ackman quien la acusa de ser un mecanismo fraudulento del estilo "Ponzi", es así exonerado de esta acusación.

Deberá, sin embargo, pagar 200 millones de dólares por haber inducido a sus adherentes que obtendrían beneficios que no estaban en condiciones de alcanzar, señala la FTC.

"Esta decisión exige a Herbalife reestructurar profundamente sus actividades con el objetivo de que sus participantes sean recompensados por lo que venden y no en base al número de personas que reclutan", subrayó en un comunicado la presidenta de la FTC Edith Ramirez.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top