El uso del microondas en los hogares ya es común y se encuentran en la mayoría. Sin embargo, los riesgos están bien documentados. Hace unos años se sabe que la mayor preocupación de algunas personas en relación con el microondas no era la radiación, sino como corrompe las moléculas de ADN de los alimentos, de manera que el cuerpo no consigue reconocerlo como un alimento.
El microondas no funciona de forma diferente para diferentes sustancias. Todo lo que pone el microondas sufre el mismo proceso destructivo. El microondas agita las moléculas para que se muevan más rápido. Este movimiento hace que la fricción altere su naturaleza, distorsionando la composición original de la sustancia. Esto da lugar a la destrucción de vitaminas, minerales, proteínas, generando una nueva sustancia llamada compuestos radiolíticos, cosas que no se encuentran en la naturaleza.

Así, el cuerpo fracciona esas sustancias en células de grasa para protegerse de esos alimentos muertos y trata de eliminarlos rápidamente.
Un estudio suizo dirigido por el biólogo y científico Dr. Hans Hertel identificó los efectos de los alimentos sometidos a las microondas. Durante ocho semanas, ocho personas vivieron en un ambiente controlado de forma intermitentemente comiendo comida vegetariana (alimentos crudos), alimentos cocidos convencionalmente y alimentos sometidos al microondas. Las muestras de sangre fueron probados después de cada comida. La comida ingerida del microondas causó cambios significativos en la química de la sangre.
Otro estudio de la Universidad de Stanford investigó los efectos de las microondas en la leche materna. Un científico director dijo: “Pon la leche materna en el microondas, incluso a un nivel bajo, puede destruir algunas de las capacidades para combatir enfermedades importantes.” Afirmaron que, además de calentarla, había muchos otros cambios preocupantes en la leche. Piense en todas las madres calentando la leche en estos dispositivos, considerados “seguros” por los fabricantes.
A principios de 1991 se presentó una demanda en contra de un hospital de Oklahoma después de que un paciente falleciera por recibír sangre previamente calentada en un horno microondas.
En Rusia, los hornos microondas fueron prohibidos en 1976 debido a su efecto negativo sobre la salud y bienestar, alegando:
  • Comer alimentos procesados en horno microondas causa daño cerebral permanente “cortocircuito” de los impulsos eléctricos en el cerebro.
  • La producción de las hormonas masculinas y femeninas disminuyen yse alteran por el consumo de alimentos cocinados en el microondas.
  • Los minerales, vitaminas y nutrientes de todos los alimentos preparados con microondas se reducen o alteran de manera que el cuerpo humano conserva poco o ningún beneficio.
  • Los minerales en las verduras se alteran en radicales libres cancerígenos cuando se cocinan en hornos de microondas.
  • Los alimentos en microondas causan tumores cancerosos en el estómago e intestinos.
  • La ingesta prolongada de alimentos de microondas hace que las células de cáncer aumenten en la sangre humana.
  • La ingesta continua de los alimentos cocinados en el microondas reduce la respuesta del sistema inmunitario.
  • Comer alimentos de microondas causa pérdida de la memoria, la concentración, inestabilidad emocional y disminución de la inteligencia.
  • Los alimentos sometidos a las microondas causan cambios en las sustancias alimenticias simples que causan trastornos digestivos.
  • Los alimentos hechos en el microondas pierden 60% a 90% de la energía vital y el campo de microondas acelera la desintegración estructural de los alimentos.
  • Los alimentos cocinados en el microondas disminuyen la capacidad del cuerpo para utilizar la vitamina B, vitamina C, vitamina E, minerales esenciales y lipotrópicos.
Hágalo en su casa para comprender los peligros de las microondas.
Plante unas semillas en dos recipientes diferentes. Este fue un proyecto para la feria de ciencias, realizado por una niña en una escuela secundaria en Sussex. Cogió agua filtrada y se divide en dos partes. La primera parte se calentó a ebullición en una cacerola en una hornilla, y la segunda parte se calentó a ebullición en un microondas. Luego, después de que se enfriara se utilizó el agua para regar las dos plantas idénticas para ver si había alguna diferencia en el crecimiento entre el agua hervida en la hornilla y en el microondas. Pensó que tal vez la estructura o la energía del agua podrían verse comprometidos por el microondas. Después del resultado del experimento fue sorprendente la diferencia.
Ver las fotografías que muestran el primer día, el tercer día, el quinto día, el día séptimo y el noveno día!

Del día 1 al día 5

peligro de usar microondas

Del día 7 al día 9

alimentos en el microondas peligro
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top