El cáncer de mamas es una enfermedad agresiva que ataca a miles de mujeres anualmente. La tasa de mortalidad de mujeres a causa de esta cáncer cada día va en aumento y junto con la preocupación de los expertos en la materia. Pero ¿Cómo se produce el cáncer?

Algunos de nuestros genes son los responsables en decidir cuándo crecen nuestras células, cuales células deben hacer y cuando se dividen para formar nuevas células así como la muerte de las mismas.
Los genes también aceleran la división celular y son aquellas que se consideran oncogenes, los otros genes que desaceleran la división celular y que causan que las células mueran en el momento indicado se les denomina genes supresores de tumores. Pero ciertos cambios dentro de nuestro organismo o lo que conocemos como mutaciones hacen que se activen los oncogenes y que desactiven los genes supresores de tumores ocasionando que las células normales de nuestras mamas se empiecen a volver cancerosas.

De acuerdo con una investigación realizada por científicos de Noruega, se ha comprobado que aquellas personas que consumen leche unas tres veces al día, tienen mayores posibilidades de desarrollar cáncer de mamas que aquellas que lo hacen con una taza o media taza por día. Antiguamente se creía que el consumo de leche aceleraba las células cancerígenas de una persona que ya las poseía pero hoy en día las personas diagnosticadas con esta enfermedad cada día van en aumento y esta situación se ha convertido en alarmante.

Según investigaciones en países donde el consumo de leche es de nivel inferior, las personas simplemente no desarrollan cáncer de mamas ya que las hormonas y componentes presentes en la leche tienen gran potencial para el desarrollo cancerígeno, pero no solamente la leche es la responsable. El ser humano ha dejado a un lado el consumo de vegetales y pescados y los ha cambiado por cerdo y pastas así como productos procesados que también son altos propiciadores del cáncer de mamas.

Ahora ya lo sabes, la forma de alimentación que lleva un ser humano puede decir mucho sobre su salud a la vez que mejora o empeora una condición. Estas a tiempo de cuidar tu cuerpo y de compartir esta información importante con tu familia y amigos.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top