Luego de tener una herida de considerable tamaño en nuestra piel, debido a un accidente o cirugía, es normal preocuparse por la cicatrización e inquietarse si va a quedar alguna marca permanentemente en nosotros.

ZIPLINE la innovadora tecnología para cerrar especialmente heridas quirúrgicas, permite realizar este procedimiento sin necesidad de puntos o grapas.

Esta técnica innovadora obtiene las 2 ventajas de las metodologías tradicionales. Las suturas tienen mejor resultado cosmético pero tardan más en realizarse, mientras que las grapas son mas eficientes en tiempo pero su resultado cosmético no es tan agradable. El Zipline optimiza el tiempo y resultado visual. Este producto sin duda alguna se volverá esencial en cualquier quirófano.  

¿COMO FUNCIONA?
El dispositivo se compone de 2 tiras adhesivas y varias tiras de plástico para unir la herida. Una enfermera o cirujano coloca la tira adhesiva a ambos lados de la incisión, luego cierra la brecha de la herida por medio de la tiras de plástico las cuales no pueden aflojarse por si mismas. Este método reduce el riesgo de infección ya que es un procedimiento no invasivo, sin duda su facilidad de uso es mayor que el de metodologías anteriores y sus resultados son excelentes.


En el siguiente video podrá observar el uso de este nuevo sistema

 
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top