El hipo corresponde a contracciones repentinas del diafragma, que suceden al mismo tiempo en que la laringe se contrae y la glotis se cierra, efectivamente bloqueando el flujo de aire.

Puede ser un tanto irritante e incómodo para las personas que son afectadas a menudo por esta condición.

El Hipo puede permanecer por periodos largos, pudiendo producir una molestia mayor o afectar a la calidad del sueño…

¿Qué causa el hipo?
Las razones más comunes del hipo son:
  • Comer de más o comer muy rápido.
  • Alegría
  • Ansiedad
  • Euforia
  • Beber demasiada gaseosa
  • Comer alimentos secos o muy condimentados
  • Consumo excesivo de alcohol
¿Qué debemos hacer para detener el hipo?
Usualmente el hipo dura unos cuentos minutos. Raramente puede persistir por un período más largo, en caso, por ejemplo, de que dure 48 horas, se necesita de asistencia médica.


Aquí mostramos unos remedios naturales que te pueden ayudar a deshacerte de esta alteración en cosa de segundos. Debes probarlas todas para ver cual es la que mejor funciona para ti.
Aunque pueden sonar graciosas al hacerte la idea de realizarlas, te darás cuenta de que son muy efectivas.
  • Inhala profundamente y retén el aire tanto tiempo como puedas. Puedes contar hasta 10 ó 20 antes de exhalar. Repetir de 3 a 4 veces.
  • Come una cucharada de miel
  • Respira en una bolsa de papel. Si no tienes una bolsa de papel a mano, cubre tu nariz y boca con la mano y respira así por un momento.
  • Saca la lengua el mayor tiempo que puedas y el hipo desaparecerá en cosa de segundos.
  • Tápate suavemente los oídos con las manos o dedos por 20-30 segundos. Muchas personas juran que esta es la cura definitiva para el molestoso hipo.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top