Sí, como lo oyes, hay cinco alimentos que están incorporados a nuestra dieta desde siempre que son perjudiciales para la salud.


Vamos a contarte por qué y a explicar cómo puedes hacer para sacarlos de tu día a día y con ello ganar salud, bajar de peso y sentirte mejor.

EL AZÚCAR está presente en muchísimos alimentos más de lo que piensas, en la mayoría de los alimentos que vienen envasados, pan de molde, salsas, jamón cocido, frutas enlatadas, ketchup... no tienes más que leer cuidadosamente las etiquetas de cualquier producto envasado de comas.
Además de producir caries y hacerte ganar peso, el azúcar es Un LADRÓN de nutrientes, una sustancia altamente ADICTIVA que daña el sistema nervioso y al sistema inmune, el mayor CÓMPLICE del cáncer y de la diabetes, etc.

NO tiene nutrientes y si miramos su su valor nutricional en cada 100 gr: aporta unas 400 Kcal, 99.8 de Hidratos de carbono, no tiene vitaminas, no tiene fibra, no tiene proteínas, no tiene grasas, no tiene minerales (magnesio, sodio, etc., solo fracciones de miligramos) bueno tiene dos microgramos de potasio.




¿Qué puedes hacer? Sustituye el azúcar por el agave o la estevia y, por favor, abstente del aspartamo y otros edulcorantes artificiales que se han demostrado claramente que son CANCERÍGENOS.
LA LECHE DE VACA. 

Beber leche materna es altamente beneficioso por las defensas que aporta al bebé. Hacerlo de adultos y de otra especie que no es la nuestra  es absurdo y crea intolerancias.
Además, al pasteurizar la leche, matamos todo lo malo que hay en ella, pero también lo bueno. 

El resultante es un líquido blanco sin el sabor original con más o menos niveles de grasa que no tiene NINGÚN VALOR NUTRICIONAL. Ninguno: cero…y por eso hay que luego enriquecerla con vitaminas, calcio, omegas... 

Y eso por no hablar de las condiciones de vida a las que se somete a las vacas en explotaciones industriales que solo miran por el beneficio económico.




¿Qué puedes hacer?  Si te decides a sustituir la leche animal hay deliciosas leches vegetales de:
Avena: adelgaza, es antidepresiva e induce al sueño
Alpiste: muy nutritiva y respetuosa con la flora intestinal
Soja: una buena alternativa para hacer la transición de la leche de vaca
Arroz: Muy ligera y tonificante
Almendras: ligeramente más calórica y más dulce

LA SAL REFINADA de mesa que solemos consumir los humanos que es cloruro sódico a la que se le añade flúor y yodo dista mucho de la sal cristalina natural que procede tanto del mar como de las montañas y contiene los 84 elementos que integran el cuerpo humano en su proporción exacta. 



¿Qué puedes hacer? Sustituye la sal refinada por sal marina sin procesar. Evita alimentos extremadamente altos en sodio como los aderezos, cacahuetes o almendras saladas y “chips”, patatas, ganchitos, etc  y los alimentos procesados. 
Adereza tus comidas con hierbas, vinagre o limón en vez de salsas.

EL ARROZ BLANCO. Para producir arroz blanco, el grano integral es sometido a un proceso de refinado en el que se le retira la capa exterior y el germen, o sea lo mejor del arroz. Y básicamente lo que queda es el endospermo que para entendernos es almidón puro.




¿Qué puedes hacer?  Sustituye por arroz integral, tiene en su cáscara todos los nutrientes que el arroz blanco pierde. Es rico en vitaminas del complejo B (tiene de 3 a 4 veces más vitamina B que el arroz blanco) y está recomendado para personas que toman mucho omeoprazol ya que éste “roba” la vitamina B.

Además, el arroz integral te ayuda a hacer la digestión ya que contiene grandes cantidades de fibra, ayuda a reducir los niveles de colesterol y a prevenir el cáncer de colon.

Es perfecto para adelgazar porque es bajo en calorías y no contiene gluten contiene pocas grasas, mucho potasio y poco sodio lo cual ayuda a eliminar el exceso de líquidos y si se acompaña con verduras, es un plato completo y equilibrado…

LAS HARINAS REFINADAS no tienen valor nutritivo, de hecho si lo piensas, le han quitado lo bueno, que es la cáscara del cereal, el salvado, y el germen, que es donde se almacena todo el valor nutricional, donde están la fibra, las vitaminas y los minerales necesarios para la vida.

Cuanto más blanca peor ya que, como ocurre con el azúcar, para blanquearla se usan aditivos químicos como el óxido de cloro que es literalmente nocivo en grandes cantidades.



 
¿Qué puedes hacer? 
Sustitúyelas desde ya por harina integral, pasta, fideos, cous cous, etc todo integral….El cambio en tu vida va a ser sensacional.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top