El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado este lunes el virus del zika, presente ya en 24 países de América, como una emergencia de salud pública de importancia internacional. El virus, que transmite el mosquito Aedes aegypti —el mismo que el dengue y el chikungunya , normalmente provoca una infección leve pero se ha asociado a casos de microcefalia en bebés de madres infectadas y a algunos casos de síndrome de Guillain-Barré. Una asociación que ha llevado a la OMS a considerar el zika como una amenaza "de proporciones alarmantes", como la definió la directora general, Margaret Chan.

En la rueda de prensa posterior,  Chan, ha insistido en que la emergencia "no es por el virus del zika en sí mismo, sino por su asociación con la microcefalia y otros trastornos neurológicos, como el síndrome de Guillain-Barré". Pero ha añadido que la declaración es una medida de "precaución". "No podíamos esperar a que se demuestre la relación", ha afirmado. 

Eso es lo chocante de esta situación. No se declara la emergencia por el virus solo, ya que habría que haberlo hecho hace años, cuando empezó a salir de África, sino por su posible vínculo con unas complicaciones muy graves. Y el subdirector general de la organización, David Heymann, ha añadido que no se sabe cuánto se tardará en demostrar o negar ese vínculo.
Declarar una emergencia de salud pública internacional, decisión que tomó en 2009 con la gripe A y en 2014 con el ébola, implica poner en marcha mecanismos para coordinar la detección, la prevención y la vigilancia del problema; también la posibilidad de movilizar a los expertos de la OMS y fondos.






Crisis de salud pública


  • 2002.Neumonía asiática. Fue la primera gran crisis sanitaria del siglo XXI. La OMS fue acusada de minimizar el problema para no enfadar a China.
  • 2005. Gripe aviar. La enfermedad aún no ha sido controlada, pero no es tan peligrosa en humanos como se temía.
  • 2009. Gripe A. La OMS declaró la pandemia por seguir un protocolo que no evaluaba la gravedad de la infección, sino su extensión. Tuvo que rectificar.
  • 2014. Ébola. Se tardó cuatro meses en declarar el brote y otros cuatro en decretar la emergencia.
José María Martín Moreno, catedrático de medicina preventiva de la Universidad de Valencia, explica que los expertos de la OMS han establecido esa alerta global basándose en dos elementos: que existe un riesgo para la salud pública de otros Estados a causa de la propagación internacional del zika y que se necesita una respuesta internacional coordinada. El especialista también ha adelantado lo que después ha acordado el comité de expertos de la OMS: "Insistir en el fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica, la creación de capacidad de laboratorio para detectar el virus, la colaboración en la eliminación de los mosquitos, la formulación de recomendaciones sobre la atención clínica y el seguimiento de las personas infectadas por el virus del zika y la definición de áreas de investigación prioritarias sobre la enfermedad por el virus del zika y sus posibles complicaciones", precisa Martín Moreno, que también es asesor de la OMS para Europa.

Además, los expertos independientes y los representantes de los Estados pueden también podían haber hecho otras recomendaciones, como aislamiento, cuarentena, actuaciones en centros de atención primaria u hospitales, tratamientos. Otra opción es que se hagan recomendaciones sobre los viajes a las zonas afectadas, como ya han realizado Estados Unidos y las autoridades sanitarias europeas, que han aconsejado a las embarazadas —el grupo de mayor riesgo— que no visiten las regiones donde se han detectado casos. Una decisión delicada, sobre todo para Brasil (el país más afectado por el virus), ya que puede afectar a los carnavales y a los Juegos Olímpicos, que se celebran este verano. No ha sido el caso. Chan ha insistido en que no se recomiendan restricciones ni a los viajes ni al comercio, aunque ha admitido que una mujer embarazada "puede considerar" retrasar un viaje a la zona si no le urge, aunque, si no, lo que tiene que hacer es "consultar con su médico" y tomar las medidas de autoprotección necesarias.

La gestión del brote del zika va a ser una prueba importante para la OMS, después de sus actuaciones fallidas en las crisis de la gripe A y el ébola. La OMS ha reconocido que respondió de manera lenta e insuficiente ante él ébola. Su alerta global no fue lo bastante agresiva, su capacidad de comunicación de riesgos y de reacción fue limitada y no fue eficaz en la coordinación con otros organismos. 

La Organización Mundial de la Salud también recibió duras críticas por sus actuaciones poco transparentes y exageradas —como las describían dos informes, uno del Consejo de Europa y otro publicado en la prestigiosa revista científica British Medical Journal— durante la pandemia de H1N1.

La del zika es una crisis un poco distinta. Para este virus, que según la OMS puede afectar a tres o cuatro millones de personas, no existe tratamiento ni indemnización. Y tampoco hay perspectiva a corto plazo de lograr una vacuna. De momento, hay dos proyectos de investigación trabajando en ella, pero los ensayos clínicos no se prevén hasta el verano, como mínimo, según los responsables del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). El único modo de luchar contra la infección es prevenirla: evitar que el mosquito pique y acabar con él.
 VIDEO
 Declara emergencia sanitaria global por virus de zika




Fuente: EFE
Fuente: http://www.who.int/es/
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top