El virus del Zika está presente de forma activa en la orina y en la saliva humanas, estos dos fluidos puedan transmitir de una persona a otra, informó hoy un instituto científico brasileño.

La presencia del virus en la orina y en la saliva fue detectada mediante exámenes de laboratorio en muestras de dos pacientes con zika hechas por científicos del centro estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor de investigación médica de América Latina.
«El hecho de que haya un virus activo con capacidad de infección a través de la orina y la saliva , afirmó en rueda de prensa el presidente de la Fiocruz, Paulo Gadelha, quien admitió,

El  zika puede ser transmitido a través de un beso, por ejemplo.
De acuerdo con Gadelha, el descubrimiento «cambia el nivel de las investigaciones y obliga a doblar los estudios».

Parte de las muestras usadas en el estudio fueron colocadas en contacto con células utilizadas para verificar la actividad vírica, lo que permitió demostrar que el virus estaba activo en los fluidos.
La revelación se produce pocos días después de que un grupo de científicos de Estados Unidos anunciara que investiga la posible transmisión sexual de la enfermedad.
Los estudios sobre la presencia del virus en los fluidos humanos fueron liderados por la investigadora Myrna Bonaldo, jefe del Laboratorio de Biología del Instituto Oswaldo Cruz (IOC), una de las entidades vinculadas a la Fiocruz.

La Fiocruz, dependiente del Ministerio de Salud, se ha convertido en uno de los laboratorios de referencia en el mundo sobre el zika, uno de los virus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti, así como el dengue y la chukungunya.
Pese a que no es una enfermedad mortal y sus síntomas son menos graves que los del dengue, el zika puede estar asociado a casos de microcefalia y otras malformaciones en fetos de mujeres que lo contraen durante el embarazo.
Algunos países latinoamericanos, entre ellos Brasil, uno de los más afectados por este virus, han recomendado que las mujeres eviten provisionalmente los embarazos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró esta semana una emergencia sanitaria de preocupación internacional por la posible asociación entre los casos de microcefalia y desórdenes neurológicos en bebés y el aumento de casos de personas contaminadas con el virus del Zika.

La relación causa-efecto entre ambas todavía no está científicamente comprobada.
El Gobierno brasileño ha redoblado sus esfuerzos para combatir los posibles criaderos de las larvas del Aedes aegypti, como aguas estancadas, hasta ahora la única medida existente para impedir una mayor diseminación del zika o del dengue.
Una de las medidas prevé la movilización de 220.000 miembros de las Fuerzas Armadas en el combate al mosquito.
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, anunció el pasado miércoles que Brasil está «negociando» con distintos laboratorios farmacéuticos, así como con las autoridades estadounidenses, con el objetivo de desarrollar una vacuna contra el zika.
Según el último balance oficial, los casos de microcefalia en recién nacidos en Brasil aumentaron un 14 % en la última semana y ya suman 4.783, de los que en 404 ya se ha comprobado la relación con el zika.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top