El director del “Instituto de Investigación de Diabetes” Dr. Camilo Ricordi, explica la nueva metodología de “trasplante de islotes de células”, el cual fue utilizado en Wendy Peacock, mujer de 43 años de edad para revertir la diabetes tipo 1 que sufría por mas de una década.

Actualmente, Wendy no se suministra su dosis de insulina, después de que los médicos del “Diabetes Research Institute (DRI)” (instituto de investigación de diabetes) at UHealth — “Universidad del sistema de salud de Miami”, la incluyeran en un programa piloto para el trasplante de células.
“Pensar que puedo ir a la cama en la noche y no preocuparme por mi nivel de azúcar y que va a decaer, es quitarse un gran peso de encima”  Dijo Peacock durante una conferencia de prensa el Miércoles, donde los médicos comentaron su historia de éxito.

Para los que tiene diabetes tipo 1, el sistema inmune destruye las células encargadas de producir la insulina (hormona encargada de regular el azúcar en la sangre). Las personas que padecen esta enfermedad deben medirse el nivel de glucosa pinchándose el dedo varias veces al día, además de inyectarse la insulina o usar una bomba de insulina. Esta enfermedad la padecen alrededor de 1.25 millones de Americanos incluyendo a 200,000 jóvenes.

El 18 de Agosto de 2015 los médicos trasplantaron las células a través de una laparoscopia en el Hospital “Jackson Memorial”. El estudio que fue aprobado por la FDA es un paso hacia el desarrollo de “DRI BioHub”, un mini órgano desarrollado con bioingeniería que imitará al páncreas para restaurar la producción de insulina en personas con diabetes tipo 1.

Desde el trasplante, la glucosa de Peacock se ha mantenido en un nivel saludable. Y se le ha quitado la insulina y no tiene restricciones en su dieta.
“Ella es como una persona NO diabética pero necesita medicamentos de antirechazo, cuando lo podamos hacer sin medicamentos de antirechazo, es una cura” dijo el Dr. Camilo Ricordi, director del instituto de investigación de diabetes.

Junto al equipo medico del Dr.  Ricordi y sus colaboradores planean hacer para el próximo año entre 20 a 30 de estos trasplantes.
Ricrodi le dijo el año pasado al periódico de Miami “Miami Herald” que  dentro de 3 a 7 años existirá una cura para pacientes tipo 1.  “No es una predicción, es una promesa que le hago a mis pacientes, vamos a vencer esta enfermedad con seguridad”.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top