El Dr. Eben Alexander  es un neurocirujano y profesor en la Universidad  de Harvard. Se ha hecho conocido en todo al mundo al haber dado una revelación sobre la vida después de la muerte mediante sus experiencias vividas la cual desafía a cualquier explicación científica.
El doctor estadounidense no estaba seguro sobre qué sucedía con el espíritu no físico una vez que una persona moría. Claramente debido a su profesión siempre se encontraba cerca de colegas que le daban su punto de vista material y no creían en el alma. Al igual que las personas escépticas el pensaba que todas aquellas historias sobre la vida después de la muerte eran producto de la imaginación y alucinaciones.

Fue un día en el que el Dr. Alexander contrajo meningitis bacteriana cuando su situación se agravó terriblemente hasta quedar en estado de coma y allí vivió una experiencia única que le hizo cambiar su pensamiento. Una vez que se recuperó Alexander escribió el Libro #1 del New York Times best seller llamado “Proof of Heaven” o “Prueba del cielo” en donde asegura que la vida en la Tierra solamente es una prueba por la que deben pasar las almas para crecer y de la única manera que logran hacerlo es viviendo con amor y compasión.

En el libro el doctor contó que su experiencia fue muy real, tanto que se la podía comparar con la experiencia de una persona en la Tierra, pero solo se trató de un sueño artificial.
También aseguró que una de las grandes fuerzas es el amor, que toda presencia del mal en su experiencia vivida era pequeña si el amor es el que domina. Si una persona desea entender al Universo debe comenzar por entender al amor.

El Dr. Alexander aseguró que todo en su sueño se produjo telepáticamente, sin existencia de palabras, todas sus preguntas fueron respondidas de esta manera.

En cuanto al reino espiritual, en el libro cuenta que es más preciado y amado de lo que cualquier persona pueda imaginarse. Todas las personas están seguras allí y nunca se encuentran solas. El amor se da incondicionalmente por parte de Dios hacia todos.

El doctor dijo que “El amor es, sin duda, la base de todo” y que se siente igual que cuando una persona mira a su pareja e hijos o incluso a las mascotas. Es la manera más maravillosa y pura, no es celoso o egoísta, es incondicional.

Explorando explicaciones naturalistas

En el Apéndice B del libro “Proof of Heaven” se dan cinco posibles explicaciones.
Un programa del tronco cerebral primitivo para aliviar los dolores y el sufrimiento letal. Pero esto no explicó la naturaleza abundante de sus recuerdos.
Un retiro distorsionado de los recuerdos del cerebro suprayacente de las partes más profundas del sistema como la amígdala donde se produjo la inflamación bacteriana. Pero esto no explicó la naturaleza interactiva de los recuerdos.

DMT se trata de una serotonina natural que hace que las personas tengan visiones. El doctor aseguró que el estuvo familiarizado con la droga serotonina (LSD) en su adolescencia. Sin embargo nunca ha tenido una experiencia DMT pero si ha visto a pacientes bajo sus efectos.
Otra explicación que da se refiere a que al estar en estado de coma podría haber sucedido que su neocórtex se haya perjudicado provocando efectos y experiencias visuales. Sin embargo su corteza no mostró que la DMT no tenía lugar en el cerebro para actuar.

Un fenómeno reboot- al ser afectado el neocórtex pudo haber sucedido que algunos recuerdos fragmentados generaran una falla prolongada como una meningitis. Pero eso parece poco probable si se tienen en cuenta los detalles de sus recuerdos vividos.

Se puede decir entonces que el Dr. Alexander tuvo un contacto cercano con la vida después de la muerte y que sus dichos son totalmente creíbles ya que se sustentan científicamente.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top