Tullio Simoncini es un médico nacido en Roma. Para ser más exactos, actualmente es un exmédico. Su especialidad es la oncología, diabetes y las enfermedades metabólicas. Sin embargo, su nombre es reconocido en todo el mundo y especialmente importante para un gran número de personas que sufren o han sufrido a causa del cáncer gracias a su enorme descubrimiento que habrá de quedar por siempre grabado en los anales de la historia. El Dr. Simoncini descubrió por primera vez en el mundo que la causa del cáncer es un hongo llamado Cándida Albicans y esto lo llevó al mismo tiempo a desarrollar un tratamiento para su cura.

Actualmente en el mundo más de 8 millones de personas mueren a causa del cáncer cada año y para el 2030 se calcula que habrán muerto 21 millones. En Estados Unidos una de cada 4 personas mueren de cáncer, en Japón es una de cada 3, por lo que el descubrimiento del Dr. Simoncini es sin duda el descubrimiento del siglo y es merecedor sin duda del premio nobel.

En sus 20’s, el Dr. Tullio Simoncini perdió a un familiar a causa del cáncer con lo que decidió dedicarse al estudio de esta enfermedad. Y ahora, después de muchos años ha podido responder a la pregunta que hasta ahora nadie había podido responder: ¿Qué es el cáncer?
Su respuesta a esta pregunta es: el cáncer es un hongo, el hongo se llama Cándida Albicans

El Dr. Simoncini con la firma convicción de que el cáncer es causado por el Cándida logra desarrollar un tratamiento que al fin es capaz de curar el cáncer. Su tratamiento ha podido curar incluso pacientes dados por terminales por otros médicos por lo que han acudido a él una gran cantidad de pacientes de todo el mundo que han oído de su prodigioso tratamiento con la esperanza de salvar sus vidas. Sin embargo, como era de esperarse, muchos de los médicos quienes habían declarado como terminales a los pacientes que fueron curados por el Dr. Simoncini se sintieron heridos en su orgullo. De igual forma las instituciones médicas e industria farmaceútica, así como el colegio de médicos, al demostrarse sus terapias convencionales, tales como la quimioterapia y radioterapia, totalmente inefectivas, por lo cual sintieron sus intereses financieros amenazados por el éxito de la terapia del Dr. Simoncini.

El resultado fue que el Dr. Simoncini perdiera su licencia médica, tal y como en el mito griego del dios de la medicina, Asclepio. Asclepio utlizaba su conocimiento para curar un gran número de pacientes y salvarlos de la muerte, lo que dio como resultado que ya nadie muriera, por lo que Hades, el rey del Inframundo decidió quitarle la vida.
Del mismo modo, al salvar vidas de pacientes con el Protocolo Simoncini, tanto las instituciones médicas como la industria farmacéutica perderían a un gran número de sus mejores clientes: los pacientes de cáncer.

Sin embargo, los pacientes de cáncer luchan desperadamente para sobrevivir, y para un paciente, un doctor es alguien que cura enfermedades y el dolor, por lo que no llamarían doctor a alguien que usa veneno y sólo acelera la muerte de un paciente.

Hipócrates, el descendiente de Asclepio, juró mantener lo siguiente: “Prescribiré los regímenes para el bien de mis pacientes según mi capacidad y mi juicio, y nunca en perjuicio de nadie. No daré una droga mortal a nadie aún si me lo piden”.

Incluso después de que el Dr. Simoncini perdiera su licencia, los pacientes se enteraron de sus éxitos por rumores o por medio de vídeos en Youtube. Una gran cantidad de pacientes del cáncer continúan buscándolo para obtener su ayuda en contra del cáncer. Por esa razón, el Dr. Simoncini se dió cuenta que debe luchar y hacer frente a la adversidad.

TRATAMIENTO 


Dr. Simoncini despues de más de 30 años de estudio de hongos y de su desempeño como médico oncólogo por lo que no es una técnica que pueda ser imitada. Actualmente existen muchos casos de médicos y personas en general que han intentado llevar esta práctica a cabo por sí mismos lo que ha ocasionado efectos contraproducentes en los pacientes a quienes se les ha aplicado. El consumo de aproximadamente 1.26g de bicarbonato de sodio por kilogramo de peso corporal es suficiente para causar problemas en el aparato respiratorio y otros efectos secundarios tales como hipernatremia. Si usted desea aprender a aplicar correctamente este tratamiento, lo instamos a que solicite uno de nuestros cursos de capacitación en nuestro Centro Oncológico Simoncini.
Si usted es un paciente que desea someterse al tratamiento bajo el Protocolo Simoncini le pedimos que lo solicite únicamente a un médico autorizado y aprobado por nuestro centro para aplicarlo.

Introducción al Protocolo Simoncini
El tratamiento está basado en el descubrimiento de que el cáncer es causado por un hongo llamado Cándida Albicans, por lo que el objetivo principal del tratamiento es eliminar este hongo para así detener el crecimiento del tumor y reducirlo hasta hacerlo desaparecer.

El cáncer es un hongo
En las diversas conferencias ante científicos y pacientes en donde el Dr. Simoncini ha dado a conocer su descubrimiento, ha provocado conmoción y diversos tipos de reacciones. Por un lado, la gente que reacciona con alegría y esperanza al escuchar que la cura para el cáncer es posible, y por otro, antagonismo y rechazo por parte de aquellos que al verse amenazados al ver la contundencia y efectividad del tratamiento se han propuesto difamar y demeritar los logros del Dr. Simoncini a tal grado de conseguir que se le despojara de su licencia médica. Sin embargo la voz de los pacientes testigos de la efectividad del tratamiento se ha hecho escuchar a través de muchos medios tales como el internet por medio de YouTube haciendo que la verdad sobre el Dr. Simoncini y su tratamiento llegue a cada vez más gente. El resultado es el incremento de pacientes que acuden día con día al Dr. Simoncini en busca de una cura aún a sabiendas que no posee ya licencia médica.
Una de las razones para esto es que muchos médicos han intentado imitar la técnica del Dr. Simoncini y han fracasado en ello. Sin duda se han percatado que una técnica como esta solo puede ser aplicada correctamente por alguien que conoce a fondo la esencia y comportamiento del hongo Cándida Albicans causante del cáncer a través de muchos años de investigación y experiencia.
Sin embargo, ya que legalmente es imposible para el Dr. Simoncini la práctica de la medicina debido a la anulación de su licencia, el Dr. Simoncini se había visto obligado a abstenerse de tratar pacientes. Sin embargo, dada la gran cantidad de cartas, mensajes y llamadas de personas de todo el mundo suplicando por una cura, el Dr. Simoncini ha resuelto dedicar su vida a ayudar a curar el cáncer de todos ellos. el Dr. Simoncini dice “el cáncer sólido puede curarse fácilmente en un 90% de los casos de una a 4 semanas”. Es el deseo del Dr. Simoncini y de todo el personal que labora en este centro dar a conocer esta verdad a todo el mundo. Es por eso que el Centro Oncológico Simoncini abre sus puertas por primera vez en Japón y comienza ya a recibir y atender las llamadas de pacientes de todo el mundo que desean someterse al tratamiento.

ACERCA DEL TRATAMIENTO
El Protocolo Simoncini fue probado por primera vez en 1983 en un paciente italiano de cáncer pulmonar al que se le habían pronosticado ya pocos meses de vida. A los pocos meses de haber iniciado el tratamiento, el cáncer desapareció por completo y la salud del paciente se recuperó en su totalidad.
De acuerdo con la OMS, el numero total de decesos en el año 2005 en todo el mundo fue de 58 millones de personas de las cuales el 13% fue a causa de algún tipo de cáncer. El cáncer es la mayor causa de muerte en todo el mundo encabezadas por el cáncer pulmonar (1.3 millones), cáncer de estomago (1 millón); a las que le siguen el cáncer de hígado, colon y mama. La OMs pronostica que para el 2030 aproximadamente un total de 11.4 millones de personas morirán a causa de algún tipo de cáncer.
Si este pronóstico es acertado, el tratamiento del Dr. Simoncini podría establecerse en el mundo y salvar millones de vidas por lo cual se haría sin duda acreedor al premio Nobel y a grabar para siempre su nombre en los anales de la historia.
Estas son las afirmaciones del Dr. Simoncini:
  • El color blanco está presente en todos los tumores. Este color blanco se debe a la presencia del hongo Cándida Albicans.
  • La causa del cáncer es el hongo Cándida Albicans.
  • El hongo Cándida Albicans puede ser destruido y por lo tanto, el cáncer erradicado.
El Dr. Simoncini ha probado con éxito la veracidad de sus afirmaciones gracias a años de investigación y encontrado el método más efectivo para combatir cientos de tipos de este hongo con el bicarbonato de sodio.

Cáncer de piel

Utilizar un frasco de tintura de yodo al 7%. Aplicar la tintura con un bastoncillo de algodón o un palillo (en función de la dimensión del tumor) sobre el área afectada 20-30-40 veces en sesiones diarias. Continuar día tras día hasta que se forme una costra. En cuanto...

Melanoma

Utilizar un frasco de tintura de yodo al 7%. Aplicar la tintura con un bastoncillo de algodón o un palillo (en función de la dimensión del tumor) sobre el área afectada 20-30-40 veces en sesiones diarias. Continuar día tras día hasta que se forme una costra. En cuanto...

Cáncer de mama

Inyectar con una jeringa justo por encima del nódulo, sea a la izquierda o a la derecha, 70-100 cc de solución de bicarbonato de sodio al 5%. Todos los días durante 6 días. Aplicar ampolla de suero de 500 cc de bicarbonato de sodio al 5% (que ha de hacerse en 1 hora),...

Cáncer de vejiga

Con la ayuda de un enfermero(a) posicionar un catéter dentro de la vejiga. Introducir 150-200 cc de bicarbonato de sodio 5% en la vejiga. Cada día durante 5 días, a continuación un día sí y otro no, durante 2 semanas. 4-5 días de pausa. Repetir el ciclo completo....

Cáncer de vagina

8 cucharas de las de sopa de bicarbonato de sodio en 4-5 litros de agua templada. Verificar si está salada. Colocarse en la bañera como en plano inclinado, con la pelvis más alta respecto de la espalda. Introducir lentamente la solución en la vagina con la pera de...

Cáncer de útero

8 cucharas de las de sopa de bicarbonato de sodio en 4-5 litros de agua templada. Verificar si está salada. Colocarse en la bañera como en plano inclinado, con la pelvis más alta respecto de la espalda.
 
Fuente: http://www.curenaturalicancro.com/es/
Fuente: EFE
Fuente: OMS 


Comparte este artículo con tus amigos
 
Top