Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de California en EE.UU. ha desarrollado unos parches que, colocados sobre la piel, tienen la capacidad de administrar los fármacos necesarios para el tratamiento del cáncer sin dolor ni molestia alguna para los pacientes.

La quimioterapia, una de las técnicas más empleadas para combatir esta enfermedad, es un tratamiento que puede resultar muy doloroso. Para destruir las células cancerosas, los medicamentos tienen que entrar directamente en el torrente sanguíneo del paciente, y las agujas que se emplean para suministrarlos son de gran calibre y, por tanto, muy molestas. 
Para hacer más llevadero el tratamiento a los enfermos de cáncer, estos investigadores pensaron que tenía que ser posible administrar los fármacos a través de parches compuestos por dos partes: un depósito para almacenar la medicación y un componente similar a una aguja para penetrar las diferentes capas de la piel y entregar las dosis directamente en la sangre. 

"Queríamos que el parche distribuyera la medicina por todo el cuerpo y pudiese matar las células cancerígenas más allá del lugar de la inyección. Queríamos desarrollar una forma para que las agujas de escala micrométrica pudiesen suministrar los compuestos de forma rutinaria en la capa inferior de la piel", asegura el investigador Houman Fekrazad. 
Para poder atravesar la superficie cutánea sin producir dolor, el equipo ha diseñado los parches con cientos de agujas a escala micrométrica con un diámetro demasiado pequeño como para ser detectadas por los nervios de la piel.

Probaron la capacidad del diseño para administrar los fármacos líquidos atravesando las tres capas de la piel (epidermis, dermis y capas subdérmicas), y descubrieron que es necesario emplear un gran número de pequeñas agujas para garantizar que el medicamento llegue al torrente sanguíneo. El equipo tiene que seguir trabajando para optimizar el parche para poder emplearlo en el futuro para el tratamiento del cáncer sin dolor.
No es la primera vez que vemos soluciones que emplean parches en la piel para administrar medicamentos. En el siguiente vídeo puedes ver otro ejemplo de parche inteligente para diabéticos que sirve para suministrar la insulina sin necesidad de agujas.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top