Cáncer; esa palabra que tan solo oírla nos pone los pelos de punta, y no es para menos. De las enfermedades más mortales del mundo, se registran en torno a 15 millones de casos al año, sin embargo, hasta un 30% de ellos serían fácilmente evitables si el tabaco, el alcohol, el sedentarismo o el exceso de peso dejaran de formar parte de nuestras vidas.
No es un tópico, en absoluto, si nos cuidáramos apropiadamente y mantuviéramos una dieta sana y equilibrada, probablemente el cáncer dejaría de ser una de las enfermedades protagonistas del siglo XXI. Mientras tanto…,¿quieres descubrir los tipos más comunes que afectan a las mujeres?

1. Cáncer de mama

A pesar de ser uno de los más comunes, año tras año y gracias a la investigación, se han conseguido progresos determinantes que han hecho que su diagnóstico sea de los mejores. Las opciones de superación se han visto incrementadas, sobre todo, debido a la concienciación y la detección temprana.
En este sentido, resultan cruciales las mamografías y revisiones periódicas (cada 3 años para mujeres de entre 20 y 30 años; anuales a partir de los 40).  La auto-exploración también es esencial y para ello os muestro un vídeo en el que nos enseñan cómo realizarla apropiadamente.

2. Cáncer de colon

Los pólipos pre-cancerosos localizados en la zona del colón o del recto se pueden eliminar para prevenir su aparición, pero como podréis imaginar, para ello antes tenemos que acudir al médico para que realice las pruebas pertinentes. Práctica obligatoria, sobre todo, a partir de los 50 años.
El factor genético es determinante, no obstante, una alimentación variada y sana, rica en frutas, vegetales y verduras, podría reducir e incluso eliminar el riesgo de padecer cáncer de colon.

3. Cáncer de endometrio

La aparición de células cancerosas en la zona del útero también es más común de lo que nos gustaría. Mujeres de más de 50 años que desarrollaron la primera menstruación de forma precoz, que no han tenido hijos o que han recibido tratamientos con estrógeno sin progesterona son más proclives a sufrir cáncer de endometrio.
Su tratamiento es quirúrgico, la histerectomía consiste en la extracción del útero y en ocasiones también de los ovarios. Existen diferentes técnicas cuya elección estará en manos del especialista en función del caso concreto y de la paciente.

4.  Cáncer de pulmón

No os podéis imaginar hasta qué punto el tabaco es perjudicial, de hecho, 8 de cada 10 muertes por cáncer de pulmón se deben a este horrible vicio. Si ya has intentado dejar de fumar más de una vez y no lo has conseguido, descubre los mejores métodos y consejos. Porque lo primero, siempre, es tu salud.
Dificultad respiratoria, tos excesiva e incluso sanguinolenta, ronquera, pérdida de peso injustificada, dolor torácico… Si padeces alguna de estas molestias acude urgentemente a tu médico de cabecera y pídele consejo.

5. Cáncer de cuello uterino

Todas las mujeres que son o hayan sido sexualmente activas deben permanecer en alerta y realizar pruebas periódicas a partir de los 21 años.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top