Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU ya se han pronunciado. Acaban de emitir una alerta de viaje de nivel 2 sobre 3 para 14 países latinoamericanos afectados por contagios del virus Zika, en la que recomienda que las mujeres embarazas o que planeen estarlo eviten desplazarse a estas zonas. ¿Cuáles son las razones por las que este organismo oficial ha decido realizar una advertencia de tal envergadura? ¿Debería aconsejarse lo mismo en España?

¿Qué es el virus Zika?

También conocido como Zikav o Zikv, es un virus que provoca una infección que es transmitida por la picadura de mosquitos de la especie Aedes, la misma a la que pertenece el mosquito denominado tigre, que propaga el dengue y el Chikungunya.

¿Se puede transmitir por sangre o contacto sexual?

Aunque la transmisión requiere del mosquito para infectar a las personas, se ha documentado la vía sexual y también hay evidencia de transmisión por vía sanguínea, aunque ambos son mecanismos de propagación poco frecuentes.

¿Cómo se diagnostica?

Entre los primeros tres y cinco días, tras el inicio de los síntomas, se puede diagnosticar Zika mediante pruebas sanguíneas como la PCR-virológica. Más allá de los cinco días, las pruebas serológicas son útiles para detectar los anticuerpos, una vía indirecta.

Tiempo de incubación y síntomas

Se sabe que, desde el momento de la picadura, pueden pasar entre tres y 12 días de incubación. Tras este periodo, según un estudio publicado en la revista médica The New England Journal of Medicine, sólo una de cada cuatro personas desarrolla síntomas. Cuando aparecen, persisten entre cuatro y siete días y suelen ser: fiebre leve, erupciones, conjuntivitis y dolores musculares. También puede ocasionar dolor de cabeza y en las articulaciones, debilidad, inflamación en las manos y pies y edema en los miembros inferiores. Otros síntomas menos frecuentes: vómitos, diarrea, dolor abdominal y falta de apetito.

¿Qué secuelas puede ocasionar?

La mayoría de las personas se recupera y la tasa de hospitalización es baja. Las complicaciones neurológicas y autoinmunes han sido excepcionales (meningoencefalitis y leucopenia). Sólo se han visto en la Polinesia Francesa.
Ahora, se está investigando cuál es el efecto que este virus podría tener sobre los fetos. En noviembre de 2015, el Ministerio de Salud de Brasil relacionó por primera vez la infección por Zika con el aumento de casos de microcefalia (con una cabeza mucho más pequeña de lo normal) en bebés en el nordeste del país. Según datos oficiales, en 2015 se han registrado 3.530 bebés con microencefalia, cuando la media de casos en 2015 fue algo menor de 150. 

¿Está demostrada la relación entre Zika y microencefalia?

Según el Gobierno de Brasil, se ha encontrado virus Zika en los cerebros de dos recién nacidos y también en las placentas de dos madres que tuvieron sendos abortos. "Es altamente probable la correlación entre las dos cosas", señalaba Claudio Maierovitch, director del Departamento de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud. Dado el notable incremento de casos en Brasil y los hallazgos analizados, parece que podría existir un alto riesgo de problemas si la gestante es infectada por el virus durante el primer trimestre del embarazo.
Hasta la fecha, se sabe que las causas de la microencefalia son varias, incluyendo defectos genéticos y la exposición durante al embarazo a tóxicos como el alcohol, a la rubeola o a la infección por citomegalovirus (de la familia de los herpesvirus).
Los científicos desconocen cómo Zika consigue atravesar la placenta y entrar en el cerebro del feto. Las autoridades de salud, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de otras agencias, están realizando varias investigaciones que esperan esclarecer la causa, los factores de riesgo, y las consecuencias de la microcefalia.

¿Por qué la advertencia de los CDC y qué significa alerta de viaje de nivel 2 sobre 3?

Por un principio de precaución. "Hasta que se sepa más sobre el virus, y por cautela, recomendamos precauciones especiales tanto para las embarazadas como para las mujeres que están intentando quedarse embarazadas", argumentan los expertos de los CDC en un comunicado. Preocupa especialmente el alto potencial de transmisión que tiene este virus. Tras el brote de Zika de Micronesia, se supo que más del 75% de la población había estado infectada. En muy raras ocasiones se complica.
Tras registrarse tres muertes por Zika (en dos adultos y un recién nacido), el pasado mes de diciembre la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta internacional, en la que recomendaba que los 140 países miembros implementen sus estrategias para controlar el mosquito Aedes aegypti. Pedía, además, una atención especial con las mujeres embarazadas y fortalecer las consultas de control prenatal.
Peter Hotez, de la Escuela de Medicina Tropical de Baylor (EEUU), aseguraba en declaraciones al diario The New York Times: "No podemos esperar nueve meses para empezar a actuar, cuando ya estamos viendo defectos congénitos en los paritorios". En palabras de Lyle Petersen, director de la división de enfermedades transmitidas por vectores de los CDC, "no sentíamos que debíamos esperar".
Si en lugar de alerta de viaje de nivel 2 fuera del 3 (el máximo), las precauciones no serían sólo para las personas con "factores de riesgo" (en este caso las embarazadas y las mujeres que planeen estarlo), sino para todos los viajeros.

¿A qué países afecta la alerta de viaje?

Esta advertencia de los CDC para "tomar precauciones reforzadas" se ha emitido para un total de 14 países latinoamericanos: Brasil, Colombia, El Salvador, la Guayana Francesa, Martinica, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela y Puerto Rico.
Las autoridades de Guyana acaban de confirmar la presencia de Zika en su territorio. Con este anuncio, ya son 15 los países sudamericanos afectados por este virus.

¿Qué tratamiento tiene el virus? ¿Existe vacuna?

No hay tratamiento específico y tampoco existe vacuna para prevenirlo. Sólo se pueden abordar los síntomas. La fiebre con paracetamol y el picor de la erupción con antihistamínicos.
Los CDC están trabajando con expertos en salud del Departamento de Sanidad para poder desarrollar vacunas, mejorar los diagnósticos y elaborar guías y campañas públicas de información. Según Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), esta infección está estrechamente relacionada con la fiebre amarilla y con la encefalitis japonesa, para las cuales sí hay vacuna. En dicho instituto, sí se está trabajando en una posible candidata a inmunización.

¿Existe forma de prevención?

Como se trata de evitar la picadura del mosquito, se recomienda el uso de mosquiteras impregnadas con insecticida y la instalación de mallas antimosquitos. Además, la OPS aconseja "cubrir la piel expuesta con camisas de manga larga, pantalones y sombreros, usar repelentes" avalados por las autoridades de salud.
Teniendo en cuenta que el mayor riesgo parece situarse durante el primer trimestre de embarazo, los CDC recomiendan tanto a las mujeres que estén en esta situación como a aquellas que estén intentando quedarse embarazadas, que consideren posponer el viaje a cualquiera de los países afectados por Zika y en caso de no poder hacerlo, hablar con su médico sobre las medidas de prevención.

¿Cuál es el origen del Zika?

Se identificó por primera vez en 1947 en Uganda, concretamente en los bosques de Zika, de ahí su denominación. El virus se encontró en un mono Rhesus mientras se estaba desarrollando un estudio sobre la transmisión de la fiebre amarilla. Pocos años después, en 1952, se confirmó la infección en seres humanos en Uganda y Tanzania.

¿Ha habido brotes previos?

En 2007 se detectó un brote en la isla de Yap (en Micronesia, en el Océano Pacífico). Por primera vez, se registraban casos fuera del área original, África y Asia. A finales de 2013, se identificaron unos 10.000 en la Polinesia Francesa. De estos, 70 fueron graves, con complicaciones neurológicas (meningoencefalitis) y autoinmunes (leucopenia -reducción del nivel normal de leucocitos en la sangre-). En 2014, Chile confirmó una afectado en la isla de Pascua, mientras Nueva Caledonia y las Islas Cook (Océano Pacífico) sufrían un brote.

¿Dónde y cuándo se inició el actual brote?

En mayo de 2015, el Ministerio de Salud de Brasil identificó el virus en 16 muestras procedentes de Bahía y Río Grande del Norte. Se trata del primer brote de la enfermedad en América Latina. Desde octubre de 2015 hasta la fecha, otros países y territorios sudamericanos han ido reportando la presencia del virus.

¿Cuál es la diferencia entre el zika, el dengue y el Chikungunya?

Las tres infecciones presentan síntomas similares. Según la Organización Panamericana de la Salud, "el dengue presenta fiebre habitualmente más alta, así como dolores musculares más fuertes. Puede complicarse cuando cae la fiebre y se debe prestar atención a los signos de alarma como el sangrado". En cuanto al Chikungunya, "además de una fiebre más alta, el dolor de las articulaciones es más intenso y afecta a manos, pies, rodillas, espalda y puede llegar a incapacitar (doblar) a las personas para caminar y realizar acciones tan sencillas como abrir una botella de agua".
El virus Zika "no presenta rasgos particularmente característicos, pero en la mayoría de los pacientes se observan erupciones en la piel y en algunos de ellos conjuntivitis".

Dada la alerta de la OMS y ahora de los CDC en EEUU, ¿España debería hacer algo?

Tal y como adelantaba este periódico este viernes, el Ministerio de Sanidad está trabajando en un protocolo en torno a este virus. Sin embargo, según admitían las fuentes consultadas de este organismo oficial, no es previsible que se desaconsejen los viajes a las mujeres embarazadas, pero sí que se ponga en conocimiento de la población la situación y los puntos en los que se está produciendo la epidemia para que cada individuo pueda tomar una decisión informada.
De hecho, en la información que Sanidad tiene colgada en su web desde el pasado mes de diciembre, ya se especifica que las mujeres embarazadas "que vayan a viajar a países donde se transmite esta enfermedad deben consultar a su médico antes de realizar el viaje para recibir recomendaciones específicas sobre el uso de repelentes y otras medidas de prevención de picaduras [del mosquito que transmite el virus Zika]".
No obstante, los expertos explican que el riesgo de un brote de Zika en Europa es muy alto. Aunque sí hay mosquito tigre (Aedes albopictus), no es el vector ideal de la transmisión (Aedes aegypti). Además, esta enfermedad se transmite de persona a persona.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top