Orinar con espuma puede deberse a múltiples factores, desde mucho tiempo aguantando las ganas de ir al baño hasta enfermedades graves. De cualquier forma, es necesario mantenerse alerta y realizar los estudios de rutina correspondiente. Además, otros síntomas también pueden hacerse presentes.
Aunque es un acto que realizamos a diario y no requiere de grandes atenciones, orinar es una actividad vital para nuestro organismo. A través de la orina nos deshacemos de residuos y toxinas, junto con el exceso de líquido. Las diferencias en color, aroma o apariencia son signos de cómo están funcionando nuestros órganos vitales.
Hoy te contaremos qué características peculiares pueden presentarse y qué significa orinar con espuma. Ten presente que siempre es aconsejable consultar con un especialista y nunca te quedes con la duda, realiza tus exámenes de rutina.

Cambios en la coloración.

Además de orinar con espuma, existen otros factores importantes. La coloración es la variación más común en la orina y se debe a que es señal de cuán hidratado se mantiene nuestro cuerpo.  Las distintas tonalidades de amarillos se debe a la cantidad de líquido que ingerimos durante todo el día. Sin embargo, cuando los colores cambian de la gama de amarillos a otros como los rojos o marrones oscuros, puede ser signo de sangre en la orina, problemas de vejiga, riñones, hígado, próstata o uretra.
Una clínica de Ohio elaboró un gráfico con las tonalidades de la orina y qué significan:
  • TRANSPARENTE: Si la orina es clara casi como el agua, se debe a un exceso de hidratación. Casi nunca es síntoma de un problema grave.
  • AMARILLO PÁLIDO: Las tonalidades claras son sinónimo de una excelente hidratación y estado de salud en general.
  • MARRÓN: Puede ocurrir por una severa deshidratación o por problemas hepáticos. Se debe a que algunas sales biliares que deberían ser expulsadas con las heces, terminan en la orina.
  • ROSADO O ROJIZO: Si no se debe a un alimento en particular que hayamos ingerido, es signo de sangre en la orina. Se debe consultar con un urólogo de forma inmediata.
  • AZUL O VERDE: Aunque son colores que se presentan rara vez, se debe a los efectos de alimentos con colorantes o a enfermedades poco conocidas. Otra posibilidad es la ingesta de medicamentos.

¿Qué significa orinar con espuma?

Independientemente del color, orinar con espuma puede ser otra señal de advertencia grave. Se considera una orina espumosa cuando la apariencia es similar a la de la cerveza con una capa de espuma que cubre toda la superficie.
Orinar con espuma es síntoma de que estás despidiendo proteínas y nutrientes por esta vía. Las causas pueden ser de las más diversas y todas necesitan ser examinadas por un especialista para evitar consecuencias graves.
En primer lugar, deberás analizar si la espuma no es consecuencia de la velocidad con que el líquido golpea en el inodoro. Esto muchas veces produce espuma en la superficie. Sin embargo este tipo de espuma es acuosa y tiende a desintegrarse rápidamente. Si notas que la espuma es más espesa y perdura en la superficie puede deberse a:
  • Proteinuria: Los glomérulos de los riñones, los encargados de regular la cantidad de proteína que se expulsa por la orina, pueden estar dañados o infectados
  • Por exceso de proteína: también puede deberse a una ingesta excesiva de suplementos proteicos o alimentos que la contienen. Esto provoca que el cuerpo no la sintetice correctamente y el paciente comienza a orinar con espuma.
  • Infecciones en algún punto del tracto urinario.
  • Orina con semen (esto sucede especialmente después del coito).
  • Diabetes.
  • Cálculos renales.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top