El ser padres es una de las experiencias más bonitas que cualquier ser humano puede experimentar. De repente, una pequeña personita se convierte en el centro de tu universo y vives solo por y para ella.

Los que no han sido padres no pueden llegar a imaginarse nunca los sentimientos que tienes hacia tu hijo. Por esta razón tampoco se explican cómo puedes seguir queriendo tanto al pequeño después de que te deje 7 días seguidos sin dormir.

Si amigos, aunque nuestro hijo se nos haga caca encima, nos crispe los nervios con sus llantos o nos derrame encima el plato con la papilla, seguiríamos dando un brazo o incluso los dos, tan solo por verle feliz y sonriente.

Nuestro amor hacía él es incondicional si, eso no lo pone nadie en duda. Pero hoy os voy a contar una 
cosa que hará que queráis a vuestro bebé un poquitín más si cabe. Se trata de un buen método para que vuestro pequeño deje de llorar casi al instante. Por supuesto no revierte peligro ninguno para la salud de nuestro niño.

El Doctor Robert C. Hamilton, del centro Pediátrico Pacific Ocean de Santa Monica, California, ha decidido compartirla con todos nosotros. Os dejo el vídeo donde el Dr Hamilton nos explica, paso a paso, cómo ejecutar el procedimiento.
No hay ninguna técnica infalible, todos los niños son distintos y no todos tienes por qué llorar por los mismos motivos, pero ¡por probar que no quede!
      
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top