La pérdida de la visión es 25 veces más frecuente en los pacientes diabéticos, comparados con una población no diabética.
Sin embargo, con control y tratamiento oportuno, la perdida visual puede ser evitable en la mayoría de los casos.
En el ojo la diabetes afecta generalmente la retina. La enfermedad en la retina se llama retinopatía diabética.
La retina es una fina membrana que reviste el ojo por dentro en su parte posterior. La retina es la capa más importante del ojo, puesto que capta las imágenes y las transforma en una corriente eléctrica que es transportada por el nervio óptico al cerebro para que podamos ver.
Si la diabetes no está bien controlada afecta los vasos sanguíneos de la retina. Causando infartos (cierre), filtraciones o hemorragias.
La dieta especial para el diabético y control de la glucosa son los factores más importantes para prevenir la retinopatía.


Fig. Fondo de Ojo Normal (Retina y Nervio Óptico normales).

LASER Y DIABETES

Existen varios tipos de láser. El más usado es aplicado usando apenas gotas de anestesia en colirio con el paciente sentado y apoyado a una maquina especial que focaliza el haz de luz del láser dentro del ojo y cauteriza áreas de retina que estén enfermas. En la foto podemos observar como el láser entra dentro del ojo y a la derecha los puntos blanquecinos son las áreas tratadas para evitar que el sangrado continúe.

Fig. Aplicación de Laser en la Retinopatía Diabética.

PERDIDA DE VISIÓN ABRUPTA EN DIABETES

La causa más frecuente de pérdida abrupta de visión es por sangrado interno dentro del ojo (hemorragia vítrea), o desprendimiento de retina. Otras causas de perdida visual son catarata (opacidad del cristalino) y glaucoma (presión alta en el ojo).
Para diagnosticar la causa se debe realizar un examen de ultrasonidos que nos dirá si hay sangre, desprendimiento de retina o ambos.

Fig. Ecografía Ocular para saber cómo están las estructuras internas dentro del Ojo.

CIRUGÍA PARA HEMORRAGIAS CON O SIN DESPRENDIMIENTO DE RETINA

La cirugía se llama vitrectomia posterior con la técnica 23G de alta velocidad sin suturas, que las venimos realizando desde hace muchos años en nuestra ciudad de Santa Cruz en miles de pacientes con anestesia local y sin internación.
Mi especialidad es justamente vítreo-retina y cirugías complejas del ojo, habiendo sido específicamente entrenado para esto en Brasil y Boston (USA) durante varios años.

Fig. En quirófano contamos con equipos de punta y personal entrenado.
Para realizar estas cirugías se necesita personal altamente calificado y entrenado, instrumental microscópico y equipos sofisticados como maquinas guiadas por computadoras, microscopio de alta calidad manejado por los pies y manos, diferentes tipos de láser, fibras ópticas, líquidos/siliconas especiales para el ojo; entre otras tecnologías de punta para conseguir limpiar las hemorragias y colocar la retina en su lugar.
Debido a nuestra amplia experiencia acumulada desde el año 1987, el grado de éxito, es similar a los mejores centros a nivel internacional.

¿CUANDO SE TRATA LA RETINOPATÍA?

Una vez el oftalmólogo especialista en Vítreo-Retina haya diagnosticado que ya existen problemas causados por la diabetes, se debe realizar la Angiografía Retinal con Fluoresceína y/o el OCT (Tomografía Optica Coherente), para saber que tratamiento seguir.
La Angiografía Retinal consiste en inyectar un contraste inocuo en la vena del brazo y simultáneamente se toman fotografías de la retina, observándose el paso del colorante por las arterias y venas de la retina (como se muestra en la foto), donde los vasos sanguíneos enfermos mostraran filtración anormal del colorante hacia la retina (puntos brillantes y manchas blancas), áreas de infartos desprovistas de irrigación sanguínea (manchas negras), lo que da las pautas para un posterior tratamiento con láser o inyecciones intraoculares de anti-angiogénicos.

Fig. Fluoresceinoangiografia Digital de Retina.
Desde el año 2014, contamos con un equipamiento diagnostico muy sofisticado llamado OCT SPECTRALIS. Este moderno Tomógrafo 3D de Retina, Vítreo y Nervio Óptico, nos permite realizar cortes microscópicos de todas las estructuras posteriores del Ojo, y nos indica si la retina está más espesa o no (la máquina es tan precisa que los valores los da en micras de tamaño). De estar más espesa se debe tratar con inyecciones de antiangiogénicos intraoculares asociados o no a otro tipo de láser que es también especial para tratar esta enfermedad.

Fig. Edema de Retina OCT SPECTRALIS.
El examen es una Tomografía Computarizada de Retina y Nervio Óptico de la más alta calidad tecnológica en el mundo actualmente. Se observa claramente en la imagen de arriba una retina con edema retinal y abajo en 3D una imagen de Retina normal.

Fig. Retina Normal (OCT-3D).
En el ejemplo arriba, el OCT SPECTRALIS también nos da mayor información e incluso se muestra la imagen de la retina y el Vítreo en tercera dimensión (3D), como si fueran montañas más bajas y más altas en los lugares donde la misma está más delgada o más espesa respectivamente.
El OCT SPECTRALIS es un equipo tan sofisticado que es utilizado por la NASA para estudiar los ojos de los astronautas durante sus viajes al espacio.

¿POR QUÉ UN DIABÉTICO PUEDE PERDER VISIÓN?

El diabético puede perder visión de forma lenta por filtraciones de líquidos, sangre y/o grasas hacia la parte central del ojo, que se llama edema macular (fig. B). Muchos casos de edema macular, como fallas en la irrigación sanguínea retinal, son tratables con láser o inyecciones intraoculares de anti-angiogenicos.
Sin embargo, el diabético también puede perder visión por otras causas como ser: catarata, cuando el lente del ojo (llamado cristalino) se pone opaco, glaucoma (presión alta en el ojo), Desprendimiento de Retina, etc.

El diabético, puede también tener una pérdida brusca de visión al romperse uno de los vasos sanguíneos anormales que se desenvuelven sino tienen tratamiento previo y llenarse de sangre el interior del ojo (hemorragia vítrea), con o sin desprendimiento de retina. La sangre puede reabsorberse o persistir, dificultando la visión y dando lugar a casi siempre otras complicaciones.
Estos pacientes deben operarse antes que sucedan mayores problemas usando una técnica moderna bajo microscopio y con equipos sofisticados, que se llama vitrectomia posterior de alta velocidad con endolaser.
Estas complejas cirugías las realizamos todos los días hace 26 años, con anestesia local, y podemos ayudar a un buen porcentaje de pacientes a mantener o recuperar visión, siempre y cuando también asocien su tratamiento o cirugía del Ojo, con el control necesario y estricto con su médico Endocrinólogo, Cardiólogo (Presión Arterial), Nefrólogo, Internista y Nutricionista.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top