Cassandra Jackson y su hijo Johnny de 10 años de edad fueron a nadar a una piscina cerca de su casa en lo que todos esperaban seria un día normal.

El día transcurrió normalmente jugando en la alberca. Al salir de la alberca y dirigirse a su casa Johnny menciono a su madre que se sentía cansado y con sueño, ella pensó que era normal porque habían estado todo el día nadando y jugando.

Cuando llegaron a su casa el pequeño se acostó a descansar. Al pasar unos minutos la madre del menor fue a ver como se encontraba y se llevo una terrible sorpresa, el niño se encontraba sin respirar y con espuma blanca en la boca.

 Rápidamente la madre lo llevo a urgencias pero Johnny no sobrevivió. En el hospital los doctores le dijeron que se había ahogado aunque la madre no entendía lo que había sucedido, puesto que regresaron a su casa sin ningún problema.

Le explicaron que este padecimiento es muy raro y se llama ahogamiento secundario y puede ocurrir hasta después de 72 horas de que uno se ha bañado y tragado agua. Todos están expuestos a sufrir de esto, tanto como los niños y adultos pero por desgracias los pequeños son los mas vulnerables.

El problema del ahogamiento secundario es que hace que los pulmones se transporten la suficientemente cantidad de oxigeno a la sangre. lo que es mas riesgoso de ese efecto es su retraso que pueden ser varias horas o incluso un par de días.

LOS SÍNTOMAS DE ESTE PADECIMIENTO EN NIÑOS SON:

  • 1. Si el niño tiene dificultades de respirar después de haberse bañado.
  • 2. Si el niño esta exageradamente cansado después de haberse bañado.
  • 3. Si la actitud del niño cambia. Si el niño se comporta mas raro de lo normal. Por ejemplo si esta muy irritado, después de haberse bañado.
Historias como estas no deberían ser vividas por nadie, por eso es la importancia que todos estemos bien informados; comparte esta información con todos tus contactos, no sabes si podrás estar ayudando a salvar una vida.

Ojo: Si uno reconoce los síntomas a tiempo debe de acudir al medico, haciendo esto se puede salvar la vida.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top