Despertar de un coma es una bendición, tanto para el paciente como para los familiares. Volver a la vida consciente es un milagro. Sin embargo, lo que se vive durante ese tiempo no suele ser agradable. Este hombre nos cuenta lo que resultó ser su peor pesadilla.
Cuando alguien de nuestra familia cae enfermo o sufre algún accidente y nos informan que está en coma no inducido, nuestro mundo recae. No sabemos qué pasará después del coma. No sabemos si algún día despertará o de qué forma lo hará.
Sin embargo, podemos aferrarnos a la vida, a la fe o a la energía del Universo. Las esperanzas se renuevan día tras día, mientras la muerte se mantiene lejos. Ésta es la historia de un hombre que permaneció 12 años postrado, hasta que pudo despertar de un coma profundo. Cuando por fin pudo contar su historia, se dieron cuenta de que estuvo viviendo su peor pesadilla.

Conoce la historia de Martin y cómo fue despertar de un coma.

Con 12 años de edad, Martin Pistorius fue diagnosticado de meningitis criptocócica. Esta enfermedad es causada por un hongo denominado Cryptococcus neoformans, el cual provoca una infección en la membrana que cubre el cerebro y la médula espinal. Este hongo está presente en el suelo y afecta a personas con el sistema inmunológico muy debilitado. Raramente enferma a sujetos con defensas en niveles normales.
Una vez diagnosticado, el estado de salud de Martin fue empeorando progresivamente hasta que perdió la capacidad de movimiento, habla y fue ingresado en el hospital. Pocos días después entró en un estado de coma profundo, dejando pocas opciones a los especialistas. Los médicos, le indicaron a la familia que despertar de un coma en esa situación era casi imposible y que en poco tiempo, perdería la vida.
Sin embargo sus padres, con el apoyo de toda la familia, decidieron cuidarlo y mantenerlo vivo. 12 años después, el joven dio algunas señales de vida.

Despertar de un coma, salir de la pesadilla.

Un buen día, cuando el joven contaba con más de 20 años de edad, una de sus cuidadoras pudo advertir que Pistorius era capaz de reaccionar con sus ojos a lo que ella le iba preguntando. En ese momento, se ordenó inmediatamente un plan para realizarle estudios y determinar si esto era real. Finalmente, a los 25 años de edad, en el Centro de Comunicación Aumentativa y Alternativa de la Universidad de Pretoria, confirmaron que Martin estaba completamente consciente y podía responder a cualquier declaración.
Sin embargo, esta historia no es tan bella como se cree. Al parecer, el niño habría recuperado parte de la consciencia a los 16 años, lo que lo llevó a tener una vida de soledad, silencio y desesperación. Martin afirma:
Despertar de un coma fue una pesadilla. Aproximadamente dos años después de mi estado vegetativo, pude despertar. Cuatro años después ya estaba al tanto de todo lo que pasaba a mi alrededor aunque no podía recordar nada de mi pasado. Todos estaban acostumbrados a verme tumbado y nadie advertía que yo estaba presente nuevamente. En ese momento, sentí un dolor profundo, estaba desesperado. Me di cuenta que iba a pasar el resto de mi vida solo e inadvertido”.
Según lo que explica en el libro que relata su experiencia (el libro se titula Ghost Boy), Pistorius sólo movía sus ojos y podía realizar movimientos que pasaban inadvertidos para sus cuidadores. Finalmente, luego de ser declarado consciente, tuvo acceso a un software que le permitió comunicarse con los demás.
Su larga recuperación le permitió recuperar parte de la movilidad de su cuerpo. Aún sigue en silla de ruedas y necesita de su computador para comunicarse. Vive una vida normal, se graduó de la Universidad y está felizmente casado. Su familia sigue siendo su pilar más importante.
Aunque toda la experiencia de despertar de un coma en esas condiciones resultó un hecho muy traumático en su vida, Martin mira hacia atrás y sólo puede estar agradecido. Con su familia por no bajar los brazos y con la vida por darle una segunda oportunidad.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top