Los senos son muy delicados y ante cualquier molestia en ellos lo primero que hacemos es ponernos en alerta. El picor y el dolor en los senos son síntomas un tanto comunes, los cuales pueden deberse a diferentes factores. Sin embargo, independientemente de la posible causa de dolor o picor en los senos es muy importante consultar al médico para recibir un diagnóstico adecuado y descartar un problema grave.
El dolor y picor en los senos  puede ser algo leve o se puede convertir en algo grave. Es por esta razón que es importante tener en cuenta las posibles causas de este problema, examinarse los senos regularmente y acudir al médico en caso de alguna anomalía.

Posibles causas de dolor en los senos

El dolor en los senos puede aparecer antes o durante el periodo menstrual, en respuesta a los cambios hormonales que se producen durante este ciclo. Para estos casos una buena opción es relajar los senos mediante un masaje, utilizando aceite de onagra, el sauzgatillo, la angélica, la maca andina o la salvia.
Otra razón de dolor y picor en los senos ocurre durante el periodo de lactancia, debido a una infección llamada mastitis. Este problema es una inflamación del tejido mamario que suele venir acompañado de otros síntomas como la fiebre y el cansancio. En estos casos el tratamiento habitual incluye algunos antibióticos, aunque también se puede tratar de manera natural utilizando por ejemplo una infusión de tomillo, la cual debe ser aplicada directamente sobre el pezón.


Por último, una razón que no debemos ignorar del dolor en los senos es el cáncer de mama inflamatorio. Este tipo de cáncer no es tan común, pero cuando se presenta viene acompañado de síntomas como picazón, inflamación y dolor, además de enrojecimiento de la zona debido a que la mama se llena de líquido linfático. En este caso el diagnostico sólo lo puede dar un especialista, así como su respectivo tratamiento.

Posibles causas de picazón en los senos

El picor o la picazón en los senos normalmente ocurre como una reacción alérgica a los componentes de productos químicos como detergentes, desodorantes, perfumes o agentes químicos derivados de aquellos productos que tengan algún tipo de contacto con la piel. Por esta razón es muy importante tener en cuenta qué tipo de productos podrían estar haciendo contacto con la piel y cuáles están causando la reacción alérgica.
La falta de hidratación en la piel de los senos es otra de las causas por las que éstos pueden picar. Es importante nutrir esta parte de la piel utilizando por ejemplo, aceite vegetal, crema hidratante o manteca de karité.

El picor en los senos también es uno de los primeros síntomas que aparecen con el embarazo. Este síntoma suele venir acompañado con un ligero dolor que se produce por el aumento de riego sanguíneo en la zona, sobre todo en los pezones. Este síntoma suele disminuir a medida que el cuerpo lo va asimilando. Mientras tanto se puede tratar con aplicaciones de compresas de infusión de caléndula.
Si el picor aparece sólo en una parte o en una de las dos mamas, la causa podría residir en la propia glándula mamaria o en los tejidos conectados. Es muy importante tener en cuenta otros síntomas como el dolor, tumores o nódulos, cambios en la forma de la mama o secreción del líquido del pezón, ya que podrías estar ante una infección en los senos o fibroadenomas, quistes benignos o tumor de mama.
Por último, el picor en los senos podría deberse a un sostén muy ajustado o hecho en un tipo de tela que le produce alergia a la piel. Si te pican los senos y has descartado las opciones anteriores, podrías verificar si la razón son tus tipos de sostenes.

Tratamiento para el dolor y picor de los senos

El tratamiento para el dolor y picor de los senos debe aplicarse dependiendo de la posible causa. Si el problema radica en la piel, bastará con proporcionarle hidratación para reducir estos síntomas. Si los síntomas se deben a una infección o un problema mayor, es importante acudir al médico ya que lo más probable es que se requiera de un tratamiento farmacológico y/o exámenes médicos profesionales.

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top