Hablar de heces no es el tema más agradable del mundo, pero lo que usted deposita en su inodoro puede decir mucho acerca de lo que está sucediendo dentro de su cuerpo.
Nuestros cuerpos son organismos complejos, y así como los dolores, la depresión, o la temperatura corporal son signos claros de que algo en nuestro organismo no está funcionando bien, su caca también es otra señal. Pero ¿sabría usted cómo adelantarse e interpretar que no todo funciona bien ? No deje pasar la oportunidad de diagnosticar posibles problemas, si no hace caso a sus heces está dejando de actuar con rapidez para atajar cualquier enfermedad que pueda tener.
La creación de su propio análisis de la caca.
Saber ver e interpretar sus cacas es sumamente importante, así que vamos a ir al grano, y le diremos como puede leer sus propias heces.

El Gráfico de heces de Bristol:
El color de las heces, su consistencia, su tamaño y su olor, son signos reveladores de ciertos aspectos de su salud interna. A medida que avancemos en esta enseñanza de lo que debe buscar cuando usted examine su caca, vamos a hacer uso de lo que se llama la “Tabla de heces de Bristol”. Es algo que se les ocurrió a los investigadores de la Enfermería Real de Bristol en el Reino Unido, que nos ayudará a clasificar los diferentes tipos de heces y explicar lo que significa cada una.

La caca perfecta
¿Quién hubiera pensado que la búsqueda de la caca perfecta podría hacerle feliz? Pues debería, ya que es una señal de que todo está bien en su interior.
El promedio de la materia fecal consta de:
-Agua (aproximadamente el 75%)
-La materia sólida (aproximadamente el 25%)
La materia sólida se puede dividir en:
-Las bacterias muertas.
-Materia comida indigesta (fibra y celulosa).
-Colesterol.
– Y otras sustancias grasas.
 
El color y la apariencia de las heces pueden variar en cierta medida dependiendo de lo que se haya comido y bebido. Normalmente se tardan entre 18 y 72 horas en digerir los alimentos y crear heces. Tomando como referencia el Gráfico de las heces de Bristol, la mayoría de sus heces son del tipo 3, 4 y 5, (siendo 4 y 5 es el pináculo de la caca perfecta). Cuando se tiene diarrea, es porque esas heces han sido procesadas de forma rápida y los intestinos no han tenido tiempo para extraer la mayor cantidad de agua que normalmente debería. En el otro extremo de la escala, cuando sus heces se producen al cabo de 72 horas, es indicativo de estreñimiento, que puede estar vinculado a otros problemas.

Tipos de heces

# 1 – Heces pequeñas y bultos duros
Estos tipos de heces pueden indicar disbacteriosis aguda, que es una inflamación del intestino delgado. Debido a que ciertas bacterias se pierden, no se retiene el agua en las heces. Estos trozos de caca son pequeños, sólidos, siendo normalmente de 1 a 2 cm de diámetro. Debido a que son sólidos y algo ásperos pueden llegar a ser muy dolorosos pudiendo causar sangrado anal. Este tipo de heces son típicos de cualquier persona que ha sufrido un tratamiento de antibióticos, o cualquiera que tenga una dieta baja o libre de fibra.
 
# 2 – Heces en forma de salchicha con grumos
Este tipo de heces es en realidad una cantidad de heces tipo 1 compactas en una sola. Tienen un diámetro de entre 3 y 4 cm y con frecuencia se producen por el estreñimiento, ya que se quedan en el tracto intestinal durante varias semanas. Son difíciles y dolorosas a la hora de defecar y pueden causar sangrado en el proceso, debido a su solidez, y a que su tamaño es superior al de la abertura anal. Este tipo de heces es típico en alguien que sufre IBS (síndrome del intestino irritable).
 
# 3 – Heces en forma de salchicha con una superficie agrietada
Este tipo de heces es similar a las heces número 2, pero se procesa más rápido, (normalmente entre una y dos semanas) y por lo tanto es también indicativo de estreñimiento y síndrome del intestino irritable.
 
# 4 – Heces en forma de salchicha, suave y lisa
Este tipo de heces es bastante cercana a la caca perfecta. Es de 1 a 2 cm de diámetro (que indica que el tiempo de tránsito ha sido relativamente corto y posee un buen contenido de fibra). Es típico de alguien que defeca una vez al día.
 
#5 – Manchas suaves en la caca con bordes bien definidos
Este tipo de caca es lo más cerca que podemos estar de tener la perfecta caca. Con un diámetro de entre 1 y 1,5 centímetros, es típico de alguien que defeca dos o tres veces al día después de las comidas principales.
 
# 6 – Heces mullidas, rasgadas y con bordes
Este tipo de materia fecal es muy suave en su textura. Y le puede coger por sorpresa en cualquier momento poniéndole en un aprieto si no tiene un baño cerca. Este tipo de heces indica una presión arterial alta y estrés.
 
# 7 – Tipo Diarrea – suelto
Esto es similar a la diarrea común, pero en este caso es algo que se llama diarrea paradójica, ya que es una mezcla entre estreñimiento y heces del tipo #1. Con frecuencia este tipo se suele dar en niños y ancianos.
Color de las heces:

Así como el tamaño, la forma y la consistencia tienen importancia como indicador, el color también es uno de ellos.
-Heces de un color marrón medio/claro indican la no existencia de algún problema.
-Heces de color rojo, negro, alquitranadas, o brillantes, son un indicador de que puede haber sangrado en el tracto GI o anal, y se le aconseja que consulte con su médico a la mayor brevedad posible. Tenga en cuenta sin embargo, que algunos medicamentos y suplementos para la salud pueden hacer que sus heces tengan un color negro, así como si come regaliz negro.
-Marrón muy pálido, gris, o heces blancas. Estos extraños colores pueden ser causados por la falta de bilis, aunque las heces de color blanco también pueden ser el resultado de tomar antiácidos. Sin embargo, estos tipos de heces pueden indicar problemas graves como cirrosis, hepatitis, y enfermedad en el páncreas, y debería acudir al médico de forma inmediata.
-Heces fecales de color amarillo podrían indicar un problema con su vesícula biliar, una infección por Giardia, o algo que se conoce como el síndrome de Gilbert.
Olor

Por mucho que queramos la caca no huele bien, pero si su olor es francamente desagradable podría ser un indicativo de:
-Un problema de absorción.
-Una enfermedad celíaca.
-Enfermedad de Crohn
-Pancreatitis
-La fibrosis quística
Como hemos expuesto, saber interpretar sus heces puede serle de gran ayuda como indicador de que algo no funciona bien dentro de usted y no es como para tomárselo a la ligera.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top