La sinusitis se da por una inflamación de los senos paranasales a causa de un virus, bacteria u hongo. También podría darse el caso de su aparición al final de un resfriado, constipado o gripe.


 Existen algunos consejos que pueden ayudar a paliar los síntomas de esta afección. Por ejemplo, el utilizar un humidificador en nuestra casa o cuarto. Ya que los ambientes secos tienden a resecar las fosas nasales haciendo que se forme un tapón de mucosidad que nos impida respirar con naturalidad. Además, si nuestras fosas nasales se resecan corremos el riesgo de que alguna venita interna de nuestra nariz se rompa y sangremos o bien dejemos rastros de sangre cuando intentemos sonarnos.

El conectar un humidificador o vaporizador en nuestra casa no es motivo de vida para alérgenos del tipo ácaros o hongos del tipo moho (ya que estos viven y se reproducen en sitio húmedos). Sobretodo en caso de ser alérgicos a alguno de estos microbios. Por lo tanto, en el caso de utilizar alguno de estos aparatos humidificadores, no es recomendable mantenerlos continuamente encendidos, sino hacerlo por intervalos de tiempo. Y sobretodo cuidar la limpieza de estos aparatos para que no se creen bacterias y las respiremos cuando este esté conectado.

También podemos aprovechar para darnos baños de vaho nasales, ya que son descongestionantes, ayudan a disolver la mucosidad y relajan la musculatura del aparato respiratorio. Además, los vahos, no solo alivian los síntomas, sino que también evitan que la mucosidad vuelva a repetirse.

 Otro consejo importante a tener en cuenta es el de evitar los humos en sitios cerrados, haciendo hincapié en el humo del tabaco. El humo del tabaco tiene componentes químicos, que afectan tanto al fumador como al que lo respira, y tienden a irritar las vías nasales, los ojos y los senos nasales.

También has de tener en cuenta si tienes mascota, que el pelo de esta no te beneficiará para tu sinusitis en absoluto. El pelo de mascota vive en el aire y es sobretodo perjudicial si alguno de nuestra familia o nosotros mismo somos alérgicos a esto. Por ello se recomienda periódicamente limpiar a fondo nuestro hogar, incluyendo alfombras o tuberías (con productos especiales para limpiar tuberías).

Por último, y retomando mantener siempre hidratada la zona nasal, recomendamos una solución de spray de agua salina. Esto lo podemos hacer nosotros mismos en casa, tan solo debemos mezclar agua tibia con sal hasta que esta esté salada y verterla en un dosificador tipo spray para que podamos inhalarla con facilidad por los orificios nasales. Este es otro consejo para mantener nuestras fosas húmedas y combatir la sinusitis.

A continuación compartimos un vídeo de un remedio casero a partir de clara de huevo e hierba medicinal verbena.


                                

¿Qué nos recomiendas tú para la sinusitis?

 Fuentes: Activebeat Medlineplus

Imagenes: Pixabay CommonsWikipedia
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top