Una solución oral de bicarbonato de sodio y cloruro de magnesio puede prevenir una gran cantidad de problemas de salud en el futuro, ya que elimina toxinas.


El bicarbonato de sodio es un producto utilizado desde la antigüedad como un aliado de la salud, la belleza y el hogar. Este producto continúa siendo fuente de investigación en muchos lugares del mundo, ya que se tiene la creencia de que sus propiedades podría ser más de las que ya se conocen.
Para muchas personas es difícil creer que un elemento tan común como el bicarbonato de sodio pueda ser incluso más beneficioso que muchos de los productos farmacéuticos que prometen mejorar la salud. Lo cierto es que hay pruebas que demuestran que el bicarbonato de sodio puede ayudar a prevenir y combatir muchas  enfermedades, incluyendo problemas de salud crónicos como el cáncer y la diabetes. De hecho, algunos médicos ya están empezando a utilizarlo y recomendarlo con más frecuencia, ya que en verdad ofrece muchos beneficios.






Las personas deberían tener más en cuenta el bicarbonato de sodio a la hora de tratar muchos problemas de salud. Este producto ha sido utilizado hasta por oncólogos, ya que podría reducir los efectos de la quimioterapia y la radiación en órganos tan importantes como el hígado y los riñones.
En muchos lugares del mundo han empezado a diluir pequeñas dosis de bicarbonato de sodio en el agua, con el fin de tener una bebida alcalinizante para curar la acidosis y otros problemas de salud relacionado. Sabiendo los beneficios del bicarbonato de sodio, en muchas salas de emergencia lo han empleado para salvar muchas vidas. Se ha descubierto que la combinación de bicarbonato de sodio con otras sustancias como el yodo y cloruro de magnesio crea un remedio altamente poderoso para usar en diferentes tratamientos de medicina.
Uno de los principales beneficios del bicarbonato de sodio es su poder para ayudar a alcalinizar el cuerpo de forma natural. Cuando hay problemas de falta de iones de bicarbonato, hay una bajada en el pH de la sangre, lo que se traduce en muchos padecimientos y problemas de salud ocasionados por el ambiente ácido en el cuerpo. El hecho de que las células funcionen mejor es un ambiente ligeramente alcalino confirma una vez más la efectividad del bicarbonato de sodio.



La dieta es fundamental para conservar los niveles adecuados de pH en la sangre. Sin embargo, el estilo de vida actual, la mala alimentación y el aumento en el consumo de alimentos poco saludables, como la comida rápida, ha creado un ambiente ácido en el cuerpo que posteriormente da pie a diferentes enfermedades. Cuando el pH del organismo baja y pasa a ser ácido, hay un mayor riesgo de sufrir enfermedades crónicas como cáncer, gastritis, osteoporosis, diabetes y enfermedades del corazón, entre otros.
En este sentido, el bicarbonato de sodio es un gran aliado de la salud, ya que ayuda a transportar oxígeno mediante la dilatación de los vasos sanguíneos y la liberación de oxígeno en los tejidos celulares, ayudando a regular el pH a un nivel normal o ligeramente alcalino. Está comprobado que el bicarbonato de sodio puede ayudar a prevenir graves problemas de salud como la artritis, la gota, la gripe, cálculos renales o diabetes, entre otros.
Teniendo en cuenta los importantes y efectivos beneficios del bicarbonato de sodio en la salud, las personas pueden empezar a consumirlo como un tratamiento natural y seguro para hacerle frente a diferentes enfermedades. De hecho, una combinación de bicarbonato de sodio y cloruro de magnesio se puede tomar vía oral para prevenir una gran cantidad de problemas de salud en el futuro. Ambos ingredientes trabajan para librar eficazmente los tejidos, células y órganos de las toxinas y ácidos que suelen acumularse en los mismos.
El  bicarbonato de sodio se ha convertido en la pesadilla farmacéutica gracias a sus múltiples bondades. Se trata de un producto económico, seguro y eficaz, que se puede utilizar sin ningún problema, siempre y cuando se consuma en cantidades moderadas y precisas.
En cualquier caso, es preciso consultar al médico para saber si existe algún tipo de riesgo en consumir bicarbonato de sodio para mejorar la salud. Hasta el momento, se sabe que en algunas personas podría tener efectos secundarios que incluyen sed, dolor de cabeza, hinchazón en las piernas o debilidad, entre otros.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top