La Organización Mundial de la Salud anunció este viernes que se registró el primer caso donde la protección fue "eficaz al cien por ciento".
La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció a principios este año que hay varios antídotos contra el ébola en desarrollo, pero recién esta semana se confirmó que una vacuna fue probada con "un alto grado de efectividad" en la población de Guinea, en África Occidental.

El estudio fue conducido por Médicos Sin Fronteras (MSF) y la OMS en un poblado de Guinea donde un hombre dio positivo en el examen de ébola. Tras recibir el diagnóstico, los familiares, amigos y vecinos del paciente fueron vacunados con la VSV-EBOV, informó el sitio The Lancet.

Apenas 10 días más tarde fue evidente que la vacuna había sido "eficaz al cien por cien" ya que ninguno de los allegados al paciente había contraído el virus letal que se cobró la vida de 11.283 personas en África entre diciembre de 2014 y julio de este año, según cifras oficiales de la OMS.

"Este tipo de vacunación 'en manada' es un método de prueba basado en la estrategia de erradicación de la viruela. La premisa es que al vacunar a todos los allegados a la persona infectada se crea una red de protección que evita la propagación del virus", explicó John-Arne Røttingen, Director de la División de Control de Enfermedades Infectious en el Instituto Noruego de Salud Pública.

"Esta estrategia nos permitió seguir la disperción de la epidemia en Guinea y nos dará una herramienta para continuar este caso de estudio de salud pública", agregó el científico.

La vacuna VSV-EBOV fue desarrollada por las farmaceuticas NewLink Genetics y Merck Vaccines de los Estados Unidos en conjunto con la Agencia de Salud Pública de Canadá y los institutos de salud pública de Noruega, Guinea y el Reino Unido.

Su fórmula es la combinación del virus de la estomatitis vesicular (VSV) con un gen que codifica una proteína clave de la cepa del ébola proveniente de Zaire, que es la forma más agresiva y letal del virus.

La mayoría de las muertes por ébola registradas durante el último año y medio se produjeron en Liberia, Guinea y Sierra Leona, pero también hubo un caso letal en los Estados Unidos.

"Esta vacuna es un regalo de Guinea al mundo, no sólo por los miles de voluntarios que participaron sino también por los médicos de Guinea, los analistas de datos y los activistas que ayudaron a formar la primera línea de defensa", expresó el doctor Sakoba Keita, coordinador nacional de ese país africano en el esfuerzo por detener la epidemia.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top