El Síndrome Respiratorio por Coronavirus de Oriente Medio (MERS-CoV) se ha convertido en una nueva amenaza para la salud mundial. El virus, al que no se le puede combatir con vacunas ni tratamientos, ha conseguido expandirse más allá de la Península Arábiga, de donde es originario, hasta llegar incluso al extremo este del continente asiático, afectando gravemente a países como Corea del Sur o China.

El MERS-CoV es un coronavirus de la misma familia que el que desencadenó el brote mortal en 2003 del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (conocido como SARS), el cual se cobró la vida de cientos de personas en todo el mundo. Más de 20 países se están viendo afectados por el virus del MERS, que presenta índices de mortalidad superior al 40% y por el momento no tiene vacuna ni tratamiento posible desde que fuera detectado por primera vez en humanos en 2012 en Oriente Medio, informa el portal Channel NewsAsia.

En septiembre de 2012 el nuevo virus fue aislado por primera vez en un paciente saudita de 60 años que presentaba un cuadro de neumonía aguda e insuficiencia renal grave. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde ese momento se han registrado 1.161 casos confirmados en laboratorios en 25 países de todo el mundo, de los cuales 436 han fallecido.

SEPA MÁS: Dos casos letales por el MERS en Corea del Sur, un virus sin vacuna ni tratamiento

Según el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de la Unión Europea (ECDC), en mayo de 2014 habían sido confirmados casos de contagio en países como Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Catar, Jordania, Omán, Kuwait, Egipto, Yemen, Líbano, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Grecia, Holanda, Túnez, Malasia, Filipinas y EE.UU.


Actualmente, la alarma sobre la enfermedad se ha generado en Corea del Sur, donde se han registrado los primeros casos letales del brote actual, del cual se responsabiliza a un hombre de 68 años que viajó a Arabia Saudita a través de Catar y Baréin y regresó el pasado 20 de mayo. Este lunes las autoridades sanitarias surcoreanas anunciaron que dos personas habían muerto, cifra a la que actualmente se le han sumado otros dos fallecidos y ya hay infectadas unas 30 personas. Al menos 682 personas que tuvieron contacto con estos pacientes se encuentran aisladas.

SEPA MÁS: Sin vacuna ni tratamiento: El coronavirus MERS llega a China

Este jueves el Gobierno Metropolitano de Seúl declaró que un médico contagiado por el MERS y desoyendo la orden de que permaneciera en cuarentena ha puesto en peligro la vida de más de 1.400 ciudadanos tras participar en varios encuentros y simposios. Las autoridades del país han decidido cerrar cientos de colegios y guarderías y adoptar medidas especiales de seguridad ante el pánico de que el virus se continúe propagando.

Por su parte, China confirmó el pasado sábado haber registrado el primer caso del coronavirus en el país: un ciudadano surcoreano de 44 años de edad que viajó de Hong Kong a la cercana provincia de Cantón. Según las autoridades sanitarias locales, es probable que el MERS ya se haya extendido a través de la región, ya que el enfermo contactó con varias personas durante su viaje. "La posibilidad de transferencia del MERS en Cantón es muy alta", afirmó He Jianfeng, director del Centro Provincial para el Control de Enfermedades.


El virus parece estar circulando por toda la Península Arábiga, principalmente a través de Arabia Saudita, donde se han registrado la mayoría de los casos (más del 85%). Según la OMS, se cree que la mayoría de los infectados han contraído el virus en Oriente Medio y posteriormente lo han llevado fuera de la región. No se conoce exactamente el origen del virus, aunque se cree que puede haberse originado en animales: los camellos son los principales sospechosos.

La sintomatología de la infección por el MERS consiste en fiebre, tos, expectoración, neumonía, insuficiencia respiratoria y fallo renal. También se han registrado síntomas gastrointestinales. Según la OMS, el virus parece tener síntomas más graves en personas mayores, con inmunodepresión y enfermedades crónicas como cáncer, neumopatía crónica y diabetes.


Los detalles de la propagación del MERS aún no se han determinado con exactitud. La ruta de transmisión de animales a personas no se conoce con precisión, pero es probable que los camellos sean un reservorio importante. En países como Arabia Saudita y Egipto se han aislado en camellos cepas de el MERS idénticas a las humanas.

En cuanto a la transmisión de humano a humano, las secreciones de las personas enfermas (saliva, mucosidad) pueden contener el virus, el cual se transmitiría por contacto directo, tos o estornudos. "No parece que el virus se transmita fácilmente de una persona a otra a menos que haya un contacto estrecho, por ejemplo al atender a un paciente infectado sin la debida protección", afirma la OMS. Con todo, expertos surcoreanos han planteado que el virus podría haber mutado, ya que se está propagando entre personas que simplemente compartieron habitación o no pasaron mucho tiempo juntas.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top