Un hombre se llevó la sorpresa de su vida cuando decidió realizarse una prueba de embarazo y esta le dio un resultado inesperado.El sujeto decidió utilizar una prueba que tenía guardada de su exnovia para divertirse. Sin embargo, esta arrojó un positivo.De acuerdo a Viralnova, este le contó la insólita y extraña historia a un amigo, quien entendió que era gracioso, así que hizo la historia en un cómic lo publicó en línea.No obstante, esta prueba quizá le salvó la vida. Varios usuarios que leyeron la historia, que se suponía iba a ser simplemente una diversión, señalaron que una prueba de embarazo positiva en un hombre podía representar algo serio.Uno de los comentarios fue que “Si esto es verdad, debes comprobar que no sea cáncer testicular. En serio. Búscalo en Google”.Como resultado, las pruebas de embarazo caseras pueden detectar el cáncer testicular.El hombre que tomó la prueba fue al médico y descubrió que en efecto tenía un pequeño tumor en el testículo derecho. Lo que comenzó como una broma probablemente le salvó la vida o, por lo menos, le permitió buscar ayuda médica a tiempo. (comparte puedes salvarle la vida a alguien).

Muchas veces la casualidad o las cosas que se hacen por diversión, terminan en un descubrimiento. Tal es el caso de un joven de 17 años que quiso saber qué pasaba si un hombre se hacía una prueba casera de embarazo y recibió un resultado positivo; luego consultó al médico y fue diagnosticado con cáncer testicular.

Según la Asociación Americana del Cáncer, las pruebas de embarazo funcionan detectando una hormona llamada beta-HCG (gonadotropina coriónica humana), que es producida por las células de la placenta de la mujer durante el embarazo, pero también se excreta por algunos tumores, incluyendo ciertos, pero no todos, los cánceres testiculares.

Aunque es cierto que la prueba de embarazo puede detectar ese tipo de cáncer en los hombres, los expertos señalan estas pruebas no serían útiles como una herramienta de detección.

Por esa razón, los expertos consideran que hay que tomar la noticia con sumo cuidado, porque podría llevar a confusión. Puede suceder que el cáncer exista y no sea detectado o que el test de positivo y se trate de otra enfermedad. "En el momento del diagnóstico, sólo una pequeña minoría de hombres con cáncer de testículo tienen niveles de HCG suficientemente altos como para ser detectados por una prueba casera de embarazo en orina", dice el doctor Ted Gansler, director de contenido médico de la Asociación Americana del Cáncer en un comunicado. Y agrega: "también puede suceder que varias afecciones no cancerosas causen resultados falso-positivos”.

"La evidencia actual no indica que se puede utilizar en los hombres una prueba de orina para detectar HCG y detectar así el cáncer testicular temprano para reducir las tasas de mortalidad por cáncer testicular", dijo Gansler.

Gansler declaró a CNN: "con mucha menos frecuencia, algunos otros tipos de cáncer pueden causar una prueba de embarazo de resultado positivo. Las revistas médicas han documentado que los hombres y las mujeres con cáncer de páncreas, pulmón, estómago u otros cánceres, pueden tener niveles de HCG suficientemente altos como para causar una prueba de embarazo positiva”, afirmó el especialista.

    Cáncer de testículos: ¿Qué es y cómo se detecta?

El cáncer de testículo es el tipo de cáncer que se forma en los tejidos de uno o ambos testículos y es más común en hombres jóvenes o de edad mediana.

La mayoría de los cánceres testiculares se pueden detectar en las primeras etapas. En algunos hombres puede causar síntomas que propician que éstos busquen atención médica, como un abultamiento en el testículo. Sin embargo, algunos casos de cáncer testicular no causan síntomas hasta que ya han alcanzado una etapa avanzada.

La mayoría de los médicos coinciden en que el examen de los testículos forma parte importante de un examen físico general.

La Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society, en inglés) recomienda que se incluya este examen como parte de las pruebas rutinarias de detección del cáncer, además pone énfasis en la necesidad de educar a los hombres sobre el cáncer de testículo y recomendarles que visiten a un médico inmediatamente si detectan alguna masa o protuberancia en un testículo.

Según el Instituto Nacional de Cáncer, el número estimado de casos nuevos por cáncer de testículo en los Estados Unidos en 2012 será de 8,590 y producirá 360 muertes.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top