VARICES E INSUFICIENCIA VENOSA
DEFINICIÓN
VARICES: Las varices son venas de las piernas que se dilatan y se retuercen, de modo que ya no pueden realizar correctamente su función principal, es decir, transportar la sangre de retorno al corazón, a lo que llamamos INSUFIENCIA VENOSA.
Proviene del latín “varix, -icis”, que significa retorcido.

La Insuficiencia Venosa Crónica es la enfermedad vascular más frecuente, afecta al 20-30% de la población adulta y al 50% de los mayores de 50 años. Es 5 veces más frecuente en la mujer (Feied C, 2001; Díaz Sánchez S, 2001)
FACTORES DE RIESGO
Sobrepeso       
Edad: 30-60 años             
Antecedentes familiares 
Profesión de riesgo
Embarazo
Vida sedentaria
Debilidad congénita: hormonas femeninas
Tóxicos: alcohol y tabaco


SÍNTOMAS
Pesadez
Dolor tirante y punzante
Prurito
Cansancio
Calambres
Hinchazón
Hormigueo
Con el tiempo: cambios en la pigmentación de la piel y úlceras varicosas
DIAGNÓSTICO (I)
Anamnesis y examen físico: Antecedentes personales y familiares, obesidad, profesión…
La inspección debe realizarse con el paciente en bipedestación, así como observar los posibles trastornos cutáneos. Palpación: trayectos venosos y pulsos arteriales.
Maniobras exploratorias: Prueba de Trendelenburg, Maniobra de Perthes, no son adecuadas para la valoración de la patología venosa.
Índice Tobillo/Brazo: Se obtiene con la división de los valores de presión sistólica obtenidos en las EEII, entre el valor mayor de presión sistólica obtenido en las EESS.   Es importante realizarlo  ya que el tratamiento con las medias o los vendajes compresivos está contraindicado si el índice es <0.9.

DIAGNÓSTICO (II)
Eco-Doppler: Es la prueba de imagen estándar para el diagnóstico de la insuficiencia venosa, pues puede detectar el reflujo en las venas perforantes o del SVP y la presencia de trombos. A todo paciente se le debe realizar un Eco-Doppler antes de la cirugía.
Otros: pletismografía neumática, flebografías…

RECOMENDACIONES
Evitar períodos prolongados de bipedestación inmóvil
Evitar prendas excesivamente
apretadas y recomendar el uso
de calzado cómodo y fresco con
 un tacón de menos de 3 cm de altura.
Elegir temperaturas bajas.
Fomentar la actividad física, sobretodo natación, deambulación en el agua y bicicleta


Evitar el estreñimiento y evitar exceso de peso
Masajear las piernas
Ayude al retorno venoso mientras duerme (elevar los pies 10 cm con una almohada)
Elevación de los miembros inferiores sobre el nivel del corazón durante 15-30 minutos varias veces al día, para reducir la sintomatología y el edema
Elimine el tabaco y evite beber alcohol

¿Cuándo consultar a su médico de familia?
Cuando persisten las molestias a pesar de seguir todas las recomendaciones anteriores.
Si siente dolor e inflamación en la zona de una variz.
Si la piel de las piernas cambia de aspecto o color.
En caso de úlceras o heridas.
Si una variz sangra después de un golpe.
En caso de dolor en la pantorrilla, con hinchazón de la pierna y aumento del tamaño de las venas.
TRATAMIENTO
Alivio sintomático siguiendo las recomendaciones anteriormente citadas
Medias de compresión en los casos adecuados (ITB < 0’9, dermatitis, artritis reumatoide, hipersensibilidad al tejido)
Fármacos flebotónicos (flavonoides: hidrosmina, diosmina, escina). No existen pruebas de que los flebotónicos sean eficaces para el tratamiento de las úlceras venosas ni que apoye la administración de estos fármacos durante períodos mayores de tres meses para el tratamiento de la IVC. Se ha sugerido la eficacia sobre algunos signos como el edema, aunque su relevancia clínica es incierta. 

Criterios de derivación  a una unidad de Cirugía Vascular

Pacientes con sintomatología permanente que no responden a las medidas conservadoras.
Pacientes que presenten alguna de las complicaciones de la IVC: Tromboflebitis superficial o profunda, varicorragia y úlceras venosas con evolución desfavorable.
Paciente que cumpla criterios de intervención quirúrgica: 
Varices con sintomatología de IVC, con afectación de las Venas Safenas y/o Venas Perforantes.
Varices poco sintomáticas pero muy evidentes, con potencial riesgo de complicaciones (varicoflebitis, varicorragia).
Varices recidivantes.

IMPORTANTE
No hay un tratamiento médico que lo cure definitivamente.

¡¡¡¡¡Lo más importante es la
PREVENCIÓN!!!!!

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top