Protección de los ojos

Riesgos Principales
Tres causas comunes de lesiones de los ojos son: 1) impactos con objetos duros; 2) cortaduras por contacto con objetos agudos; y 3) daño al ojo debido a partículas volantes.
Impactos con Objetos Duros
è         Pueden producir demasiada presión directa en el ojo, causando problemas tales como contusión del iris, cristalino, retina, o quizás el nervio óptico. 
è         Golpes violentos pueden causar ruptura del globo del ojo o fracturas de los huesos alrededor de los ojos.  
è         Falta de atención médica inmediata puede resultar en lesiones serias y permanentes.  La hermorragia permite el escape de sangre, que puede ser tóxico a los tejidos del ojo y que puede causar dislocación física del cristalino o la retina, u otras partes que no pueden recuperarse del daño sin la intervención del oftalmólogo.
Laceraciones y Abrasiones del Ojo 
è         Pueden resultar de contacto con cualquier objeto agudo, un cuchillo o el rincón de una hoja de papel.  
è      El problema es muy grave en el caso de penetrar la córnea completamente, permitiendo el escape del humor acuéo, hasta que se cambie el sitio del iris y pare el flujo.  Necesita cirugía para mover el iris a su posición normal y poner suturas para cerrar la lesión.
Laceraciones
è         La mayoría de las laceraciones de la córnea no penetran al interior del ojo, y aunque sean extremadamente dolorosas, todavía se curarán dentro de una semana con tratamiento médico adecuado. 
è         En caso de que sea una lesión demasiado profunda o en caso de infección, la formación de cicatrices puede empeorar la vista de manera permanente.
Partículas Volantes
è         Causan la mayoría de las lesiones de los ojos en centros de trabajo.  
è         Las partículas que solo afectan a la conjunctiva usualmente no son muy graves, en contraste con partículas que causan laceraciones o abrasiones de la córnea. 
è         En caso de irritación de los ojos, nunca debe frotar los ojos.  Sería mejor aplicar mucha agua. 
è         Cuando hay irritación obvia y no puede ver la partícula, debe conseguir atención médica.  No puede depender solo de la presencia o ausencia de dolor, porque es posible que un objeto que haya penetrado al interior del ojo no causara dolor.


Selección de Protectores para los Ojos y la Cara.
Se debe cuidar para reconocer la posibilidad de exposición simultánea a múltiples y diferentes riesgos.  Debe proporcionarse protección contra el más alto nivel de cada uno de los riesgos.  Los dispositivos de protección no ofrecen una protección ilimitada.
IMPACTO – Cincelado, uso del esmerilador, fresado, albañilería, carpintería, aserradura, taladraje,  uso de herramientas de poder, remachadura y lijadora, etc., que producen fragmentos y objetos voladores, astillas, partículas, arena, o polvo.:  lentes de seguridad con protectores laterales o gafas (goggles) para protección contra los impactos.  Para casos severos, utilice una careta encima de los lentes de seguridad.   

RADIACIÓN – Operaciones de soldadura, arco eléctrico que cuentan con radiación nociva, chispas, partículas de metal fundido: máscara (casco) de soldador con el filtro apropiado (típicamente 10 hasta 14).
   
RADIACIÓN – Operaciones de soldadura con gases que cuentan con radiación nociva, chispas, partículas de metal fundido: gafas (goggles) de soldador o careta para soldadura con el filtro apropiado (típicamente 4 hasta 8 para soldadura, 3 hasta 6 para corte, o para soldadura con latón, 3 o 4).   

PRODUCTOS QUÍMICOS – El manejo de ácidos, cáusticos y otras sustancias químicas, o desengrasado con los riesgos de salpicaduras o quemaduras: gafas (goggles) de protección química.  Para los casos de exposición severa, utilice careta en combinación con los goggles.
   
POLVOS – Carpintería, pulimentación, condiciones polvorosas en general con riesgo de polvos molestos:  gafas (goggles) o lentes de seguridad.   
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top