Circulaciones coronaria y renal
    Circulación coronaria: Irriga las paredes corazón.
    Circulación renal; Irriga riñones.

CORONARIA:

    Es la circulación por los vasos que irrigan el corazón.
   
El corazón pesa unos 300 gr. aprox. (tan solo el 0.5 del peso total del organismo). En cambio se lleva mucho gasto cardiaco en comparación con su poco peso. El corazón se lleva el 5% del gasto cardiaco, es decir, ¼ de litro cada minuto. Por lo tanto recibe 10 veces más de sangre de la que le correspondería.

El consumo de O2 del corazón es el más alto de todos los órganos, esto se debe a que es un órgano que está continuamente trabajando sin parar, por eso recibe una cantidad de sangre tan alta. No obstante, esta cantidad de sangre no es suficiente para todo el O2 que consume (“los diseñadores de las tuberías se quedaron cortos”).

Normalmente los tejidos no retiran todo el O2, solo ¼ parte, pero el corazón, debido a su gran funcionamiento, retira ½ del O2 total. Se dice que el corazón tiene un coeficiente de extracción de O2 muy alto.

Es el territorio vascular con menos reservas. Por todo esto, a poco que falle la irrigación cardiaca, se produce un estado patológico con consecuencias graves.

Vasos coronarios:

    El corazón esta irrigado a partir de la coronaria derecha y la coronaria izquierda, ambas ramas de la Aorta.
•    A. Coronaria izquierda: Da una rama posterior; circunfleja.
•    A. Coronaria derecha: Da dos ramas:    - Posterior circunfleja.
    - La A. que va al ápex por la cara anterior.

Las dos arterias se unen por la cara posterior a través de las circunflejas.

•    La arteria coronaria izquierda: irriga a la aurícula y ventrículo izquierdos y a los 2 tabiques.
•    La arteria coronaria derecha: irriga a la aurícula y ventrículo derechos y nodos.

Existe cierta dominancia de alguna de las dos coronarias. La Arteria que domina suele ser la que irriga el nódulo auriculoventricular:
•    70% de raza  blanca derecha.
•    Aproximadamente 30% izquierda.
•    Bajo % en el que no hay dominancia.

La arteria coronaria va dando ramas que irrigan la pared del corazón:

Algunas ramas se quedan en el epicardio formando con sus uniones un plexo epicárdico o subepicárdico. Además hay ramas que penetran todo el músculo hasta el endocardio, y se ramifican formando el plexo subendocárdico. Conforme el músculo recontrae, empujaron una fuerza de sentido contrario a la preasión de la sangre. Esta fuerza es suficiente (> 100 mmHg) para aplastar los vasos impidiendo que salga sangre. El efecto es mayor donde mayor es el choque de fuerzas, y esto ocurre en la zona del plexo subendocardico, donde se da la mayor frecuencia de infartos de miocardio (90%)
El flujo de sangre normal de sístole y diástole afecta al flujo de las arterias coronarias:
•    Aorta: F (sístole) = 120 mmHg; F (diástole) = 80 mmHg.
•    Vasos: Sístole = cerrados; Diástole = abiertos.

Coronaria Izquierda:

•    Sístole isovolumétrica el flujo es = 0, ya que la coronaria izquierda se cierra completamente. Incluso el flujo puede llegar a ser ligerísimamente negativo, porque la compresión es tal, que se empuja la sangre en dirección contraria.
•    Fase de eyección rápida y lenta: El flujo va aumentando progresivamente.
•    Diástole: El flujo aumenta y alcanza su valor máximo.

Coronaria derecha:

•    Sístole isovolumétrica: El flujo nunca llega a ser = 0 porque la presión dentro es mayor que la fuerza de compresión x parte del músculo.
•    Fase de eyección: Aumenta mucho el flujo sanguíneo. Alcanza el valor máximo.

Regulación de las A. coronarias:

    Como en el caso del cerebro, es de tal importancia que no puede depender de la necesidad del resto, luego casi no sigue los reflejos reguladores, aunque sí está inervado.

SNS:

    Inerva al corazón y también  los vasos coronarios; algunas fibras van al miocardio y otras al músculo liso de las coronarias.

    En el músculo liso de la pared de las arteriolas hay receptores para noradrenalina (NAD), mensajero químico. Hay dos tipos de receptores:

•    Receptores tipo α: Provoca una *“hipotética” vasoconstricción.
•    Receptores tipo β: Provoca una *“hipotética” vasodilatación.

* HIPOTETICA: En el corazón el efecto del SNS es prácticamente nulo, debido a que el efecto del SNS en el corazón es una taquicardia (aumento de la frecuencia cardiaca), y hace que aumente la fuerza contráctil. En la pared cardiaca solo hay receptores tipo β. El corazón, ante la actuación del SNS, y aumento del trabajo, de produce un acúmulo de metabolitos (hipoxia, adenosina, CO2, disminución de pH, K+, NO y PGs, que provocan la dilatación de las arterias, con tanta fuerza que el efecto hipotético no se da.

EL SISTEMA LOCAL DE METABOLITOS ES EL MÁS IMPORTANTE

El SNS que actúa el receptor tipo β en presencia de NAD, provoca taquicardia, y a esto de le añade vasodilatación por la actuación de los metabolitos, da lugar a un aumento del flujo sanguíneo.



SNP:
   
    Está producida por el nervio vago, aunque este no actúa directamente sobre las arteriolas del corazón ya que no reciben sus fibras. No obstante, actúa de forma indirecta, produciendo bradicardia, es decir, disminución de actividad del corazón con disminución por tanto de metabolitos, y provocándose la vasoconstricción.

Bypass coronario:


    Cuando se obstruye una arteria del corazón, este no recibe suficiente sangre. Se coge un trozo de vena y se empalma la aorta con un punto distal a la obstrucción pasa recuperar el riego.

Angioplastia coronaria
   
Se mete un catéter por la arteria femoral, y se llega hasta la A. coronaria a través de la aorta. Se puede hinchar (“globito”), y así se desobstruye la arteria coronaria. En ocasiones se deja un cilindro de metal en espiral para que no vuelva a obstruirse.


RENAL:

    El riñón recibe una cantidad de sangre totalmente desproporcionada a su alimentación y necesidades fisiológicas. Pero esta sangre que recibe tiene otro fin; formar la orina.
    Cuando el riñón se encuentra en reposo recibe 1250 ml/min, esta cantidad es muy desproporcionada ya que su peso total (los desriñones) es de aproximadamente 300gr.

    La circulación renal forma el sistema porta-renal.

Sistema porta renal:

    Los capilares se reúnen en las arteriolas de nuevo, que se dividen en capilares de nuevo para transformarse en vena:

Arteria – arteriola I – capilar I  – arteriola II – capilar II – vena.

    Arteriola I: es aferente al glomérulo (se encuentra antes de llegar al glomérulo).
    Arteriola II: es eferente al glomérulo (se encuentra después de salir del glomérulo).
    Capilar II: es peritubular (alrededor de los túbulos).

    Cuando la sangre llega a la arteriola aferente, lleva una presión muy alta. Esta elevada presión se debe a que la arteriola de entrada es muy corta, recta y ancha (en los capilares aferentes hay una presión de 45-75 mmHg, cuando la presión normal de un capilar es de 30mmHg aprox).

    Cuando sale por la eferente, la presión cae mucho porque la arteriola es muy estrecha y cerrada y provoca la caída en picado de la presión (hasta 8-10 mmHg).

    Trasladando esto al fenómeno de filtración y absorción:

•    1os capilares: se produce filtración pero no absorción.
•    2os capilares: se produce absorción pro no filtración.

(La naturaleza a separado físicamente los dos fenómenos)


Autorregulación renal

    Esta muy al margen de los efectos reguladores, predomina por tanto la autorregulación.

    El flujo sanguíneo renal se estabiliza en presiones arteriales de (70-200) mmHg, aproximadamente1250 ml/min).

    Este hecho se estudia mediante:
1.    teoría metabólica.
2.    En el exterior del riñón hay una capa muy dura de tejido conectivo que es muy difícil de estirar: capsula renal.
3.    Retroalimentación túbulo glomerular.

Es importante que el flujo sea constante, ya que pasan 700 ml/min de plasma (teniendo en cuenta que el 55% es plasma). De este plasma sale la orina, así la cantidad filtrada “tasa de filtración glomerular” que es el 20% del pasma, será constante.

Regulación por retroalimentación:

    En el interior del tubo, se encuentra la macula densa. Si la presión arterial aumenta, se filtra más en los glomérulos, por lo tanto habrá más orina en los túbulos. Esta orina llega a las máculas, que es sensible a  la [Na+] y [Cl-] que le llega.
    Si la mácula detecta que hay demasiada orina, manda su mensajero químico, y cierra la arteriola Aferente. Así se autorregula.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top