Psicopatología del pensamiento:

RAZONAMIENTO: Corresponde al ser humano. Efectúa el encadenamiento de los juicios comparándolos y filtrándolos. Es el último escalón que conduce a la elaboración del pensamiento.

PENSAMIENTO: Resultado final del funcionamiento psíquico. Expresión de la capacidad y vigor intelectual de cada uno. Se distinguen el contenido y el curso del pensamiento.
Su finalidad es comprender, entender y facilitar las relaciones humanas. Evoluciona desde que nacemos, a partir de uno primitivo o mágico (niños), hasta uno lógico (madurez psíquica). La evolución se ve propulsada por la inteligencia.
PENSAMIENTO MÁGICO O PRIMITIVO:
Patrimonio del niño y del hombre inferior. En seres con escasa evolución o en estado salvaje o semisalvaje. Nunca lograremos desprendernos del todo de él. Atribuye a los objetos cualidades, poderes, influencias extrañas, como las supersticiones, los amuletos y los talismanes. Va cediendo espacio al pensamiento lógico, pero ante riesgos imprevistos regresa al consciente.
PENSAMIENTO LÓGICO:
Resultado de las diversas formas de razonamiento, que va evolucionando según adquirimos capacidad de razonamiento.
Trastornos del curso del pensamiento:
Aceleración del pensamiento: consecuencia inmediata de la aceleración del ritmo asociativo (taquispquia). Se verifica mediante el lenguaje del paciente. Será u lenguaje verborréico. También le aparece fuga de ideas hablada, que se exterioriza a través del lenguaje.
Retardo del pensamiento: en bradispquia y enlentecimiento de la asociación idetiva. Tiene dificultad para contestar y expresarse.
Prolijidad o minuciosidad: incapacidad para extraer de sus contenidos mentales el material esencial para llegar a una conclusión. Detalla todo demasiado, no puede concretar. No distingue etre lo importante y lo superfluo.
Interceptación del pensamiento: interrupción brusca en un momento determinado del curso del pensamiento (ausencia de ideas), luego se reanuda otra vez empalmando con ese tema o con otro distinto.
Rigidez del pensamiento: idea muy persistente y preferente para el paciente; no puede separarse de ella.
Esterotipia del pensamiento: repetición continuada de palabras o frases que se intercalan en culquier pensamiento, sin tener ninguna relación. No le interfieren ni desvían (muletillas).
Disgregación del pensamiento: perturbación grave cuando la idea directriz del pensamiento no puede mantener la progresión, perdiendo la finalidad lógica. Es ilógico, incomprensible en su conjunto.

Trastornos del contenido del pensamiento:

Pensamiento incoherente: formado por constelaciones ideativas resultantes de asociaciones ilógicas de conceptos diferentes. Resultado de la incoherente asociativa. No se comprende ni por fragmentos siquiera.
Pensamiento delirante: tiene un contenido de ideas delirantes. Es resultado de la elaboración de un juicio fallido, de la desviación de la capacidad de juicio. El individuo no comprende los errores, incluso los defiende.
Pensamiento obsesivo: formado por obsesiones variadas;el juicio es perfecto y reconoce sus errores, pero el sujeto no puede sobreponerse a esa obsesión.

7. PSICOPATOLOGÍA DE LA IMAGINACIÓN:
IMAGINACIÓN: Importante actividad psíquica que participa en la elaboración del pensamiento. Muy relacionada con la memoria.
   -IMAGINACIÓN REPRODUCTORA: Evocación de imágenes, elementos conocidos  que elabora y reproduce con mayor grado de perfección.
   -IMAGINACIÓN CREADORA: encauza el pensamiento hacia nuevos enfoques, originales, surgiendo creaciones nuevas que dependen más de la inteligencia que de la memoria (artistas, escritores,...)
Trastornos cuantitativos de la imaginación:
o    Por exceso: en hiperpsiquias (manías, delirios)
o    Por defecto: bradipsiquias (depresiones, oligofrenias)

Trastornos cualitativos de la imaginación: si se debilita la imaginación disminuye el juicio.
Fabulaciones: la fantasía conduce a crear mitos y fábulas. Son ficciones inverosímiles, nunca reales. Es diferente que las mentiras, porque éstas no son patológicas, son conscientes y enjuiciadas y con una finalidad utilitaria (es normal).

Cuidados de trastornos del pensamiento:
En pensamiento delirante:
1.    Se siente einseguro y rechazdo. Hay que ayudarle en ello. Hacerle seguir seguro y aceptado.
2.    Son desconficados y suspicaces, la relación de confianza se consigue con sinceridad, evitando comentarios compasivos y promesas imposibles y explicándole lso procedimientos que se le hagan.
3.    Su baja autoestima y miedos pueden disminuirse reconociéndole sus logros y éxitos, apoyándole para que participen actividades (primero individuales y luego de grupo)
4.    Su angustia y miedos pueden disminuirse reconociendo sus delirios como percepciones suyas del ambiente: “usted cree que le persiguen, pero no.”no hay que convencerle de la falsedad de sus ideas, sino desviarle los temas de conversación donde no tenga delirios, nunca captar sus delirios como reales. Se le pregunta sobre sus delirios cuando veamos que éstos van perdiendo fuerza con el tratamiento farmacológico. Si asegura de nuevo sus delirios, desplazar el tema. Si va reconociendo su patología, escucharle más. Puede darse que él reconoce sus delirios como cualquier otra enfermedad.
5.    Animarle a expresar sus sentimientos y delirios. Debe sentirse comprendido, pero nunca llegar a aceptárselos.
6.    Ganar la confianza del paciente es importante para que nos vea como aliados y no como enemigos. Así vencer la enfermedad será más fácil para él.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top