Antecedente del  Tema
    La Organización  Mundial de Salud (OMS), estima  que más de 1000 millones de personas tienen  una presión arterial  elevada. Estudios  estadísticos  realizados indican que la  hipertensión  arterial  es más frecuente  en personas mayores, aproximadamente  en el 75%  de las mujeres  y en casi 66,7% de los varones  de 75 años de edad.
    La hipertensión es dos veces más frecuente entre las personas obesas que entre las que no lo son, porque a medida que  se aumenta de peso  se eleva  la tensión arterial y esto es mucho más evidente en los menores de 40 años y en las mujeres. El número de personas que padecen  este trastorno es más elevado  de lo que muestran los estudios   estadísticos, porque se estima  que solo ha sido  diagnosticado  a seis  de cada  diez de las personas  afectadas, por falta de asistencia periódicas a controles médicos  requeridos y establecidos por el ministerio de salud.
De estos, alrededor de 75% reciben  tratamiento  farmacológico y solo el 45% de este porcentaje  reciben  un tratamiento adecuado y el 4 de cada 10  de las personas  des conocen  que padecen de este problema de salud, porque casi  nunca asisten a un Centro de Salud y menos para un chequeo médico general requerido.

Los hipertensos arteriales no controlados adecuadamente aumentan los riesgos de trastornos y por ello nuestra sociedad o comunidad se ve afectada con causas graves como derrames,  convulsiones, taquicardias y también hasta accidentes cardiovasculares y muchos más. En el siglo III d.C. en esa época se trataba de “Enfermedad de pulso duro” mediante la reducción  de la cantidad de sangre por el corte de las venas o la aplicación  de sanguijuelas hasta  descubrir que era una enfermedad que podía ser tratada  por medicamento hasta hoy  día.
Delimitación del Tema
Este trabajo  de investigación abarcara  la población  de hipertensos  cuyas  causas  son de origen  genético  o  hereditario así también  se pretende realizar un análisis atendiendo   a los malos hábitos alimenticios.
Me propuse a investigar  con suma urgencia porque es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo, y puede desencadenar complicaciones  severas  en la población de Edelira km. 21, como un infarto  de miocardio, una hemorragia, trombosis cerebral, insuficiencia renal  insuficiencia  de la arteria periférica y el (ACV) Accidente Cardiovascular.
La población abarcara las personas de 35 a 90 años de edad del Barrio Triangulo de Edelira km. 21, zona urbana.
Es  así  que la investigación   es con el fin de poder   ayudar  a mi comunidad y a esas personas que sufren   esta enfermedad tan  nociva  para  el organismo humano y poder alertar a aquellos que no saben que la padecen. También la promoción y financiación de proyectos  de  investigación clínica que conduzcan a una mejor comprensión  y manejo de las patologías en nuestro medio con carácter  permanente de los grupos de expertos, de manera  que puedan aumentar su dedicación a este  propósito  que es salvar vidas de este mal tan  silencioso pero tan  fatal.

Planteamiento del problema
Atendiendo que en la comunidad de Edelira km. 21,  existen un porcentaje  muy elevado  de personas que padecen de hipertensión arterial, por falta de conocimientos de las mismas acerca de los beneficios  de una alimentación sana y equilibrada  me impulsa  a realizar esta investigación   y de esta manera  poder ayudar a los pacientes o  afectados  a llevar  una mejor calidad de vida  y evitar  complicaciones posteriores  entre ellas la obesidad, la dislipedemia y en peor de los casos  un  accidente cerebro  vascular o un infarto  agudo  de miocardio. También concienciar e informar  a generaciones futuras  acerca de  los beneficios  de llevar una buena alimentación e incorporando  también  ejercicios  físicos en sus hábitos  de vida  psicocombenientes también  van directamente  relacionados a la elevación de la presión  arterial  normal, como  así  también los factores hereditarios.
 Preguntas Genérica.
¿Conocen los riesgos  que produce la hipertensión debido a la alimentación y las consecuencias posteriores  que sufre  a una ingesta inadecuada  o incorrecta las personas de 35 a  90  años de edad de Edelira km. 21 de la zona urbana?.
Preguntas específicas.
¿Cuáles son las causas de las alteraciones en la presión  arterial de los hipertensivos?.
¿Cuál  es el origen  de la hipertensión  en las personas estudiadas?.
¿Cuáles son los  factores que predisponen a la hipertensión?.
¿De qué manera se puede  minimizar los casos de hipertensión arterial?.

Objetivos.

Objetivo General:
Indagar  el conocimiento  de los riesgos y consecuencias  de los hipertensos debido  a la alimentación inadecuada de las personas de 35 a 90 años de edad de Edelira km. 21 de la zona urbana.

Objetivo Específico:
Clasificar a los hipertensos según  las causas de la presión arterial que conllevan consigo.
Analizar el origen  de la hipertensión de las personas que padecen.
Determinar la cantidad de hipertensos debidos a los diferentes factores.
Contribuir  en la comunidad con un plan nutricional que ayude a minimizar los casos de hipertensión arterial.


Justificación.
Es sabido que la hipertensión es un problema que con el correr de los años  fue creciendo, es así que se busca  plantear una solución a la actual problemática  de la comunidad,  sensibilizar a la comunidad  sobre las consecuencias  de la alimentación incorrecta  y desequilibrada, establecer estrategias  alimentarias preventivas de modo  a evitar  o minimizar las consecuencias de la hipertensión  arterial. Elaborando dietas  al paciente hipertenso no solo hiposodica, sino  que sean basadas en  una alimentación rica en: frutas y verduras, cereales integrales, carne magra, legumbres.
El tratamiento para la hipertensión  requiere un cambio  en el estilo  de vida y está   orientado a mantener   más hábitos  saludables  como: dejar  de fumar y practicar ejercicios físicos de forma moderada y regular, evitar  el exceso de peso, lograr un bajo  nivel  de stress y llevar una dieta  sana para así disminuir  los costos que conllevan  los estado hipertensivos  de los mismos y convocar a grupos de personas con invitados  profesionales en el área  de  hipertensión que expliquen  paso a paso a que lleva  un estado  hipertensivo  avanzado,  para así acudir antes los primeros síntomas a un servicio de salud.

Operación de Variables.
Objetivo Específico    Variables    Conceptualización     Operacionalización     Instrumento
Clasificar a los hipertensos según las causas de la presión arterial que conllevan consigo     Hipertensos  según las causas de la presión arterial     Hipertensos según las causas. La obesidad, la vida  sedentaria, el estrés, el hábito  de fumar,  el consumo  excesivo  de alcohol  o de sal  en la dieta,  los trastornos  renales y hormonales.    Fichar hipertensos   debido a factores hereditarios  o mala alimentación      Encuesta
Entrevista
Analizar el origen  de la hipertensión  de las personas detectadas    Origen de la hipertensión de las personas    Hipertensos  según  su origen. La  presión arterial  elevada  puede dar origen,  hereditario cuando  se transmite  de padre  a hijos o en los  hábitos  de una alimentación inadecuada.    Estudiar  los motivos  de la hipertensión en las personas detectadas     Entrevista
Determinar la cantidad  de hipertensos debidos a los diferentes  factores.    Cantidad de Hipertensos debido a los diferentes  factores    Cantidad  de hipertensos  se estima  que más de 1000 millones  de personas tienen una presión arterial  elevada  mundialmente.    Fijar  la cantidad de hipertensos     Encuesta
Entrevista
Contribuir  en la comunidad con un plan nutricional  que ayude  a minimizar los casos de hipertensión Arterial.    Un plan  nutricional  que ayude  a minimizar la hipertensión  arterial     Plan nutricional  se basa en una alimentación   rica en: frutas y verduras,  cereales integrales, legumbres, pescados blancos y azul, carne magra  o menos grasa y aceite  de oliva y desechar la sal     Ejecutar el plan  nutricional     Observación
Encuesta




Capítulo  II  Marco  Teórico

Marco Teórico
Hipertensión Arterial.
Mucha gente asocia  la palabra hipertensión con tensión excesiva,  nerviosismo estrés. En términos médicos, la hipertensión se refiere a la presión arterial  elevada, independientemente de la causa.
Dado que, por lo general, no causa síntomas  durante muchos  años, hasta  que se deteriora un órgano vital,   ha sido denominada  el asesino silencioso. La hipertensión arterial    no controlada aumenta el riesgo de trastornos  tales como  accidentes cerebrovasculares, aneurismas, insuficiencias cardiacas, ataques cardiacos y lesiones renales.
La Hipertensión arterial pude considerarse cosmopolita, se encuentra distribuida en todas las regiones del mundo atendiendo a múltiples factores de índole económicos, sociales ambientales y étnicos, en todo el mundo se ha producido un aumento de la prevalencia evidentemente relacionado con patrones diversos que van desde la alimentación inadecuada hasta los hábitos tóxicos y el sedentarismo.
Se estima que mundialmente 1000  millones de personas padecen esta enfermedad. De los 15 millones de muertes causadas por enfermedades circulatorias, 7,2 millones son por enfermedades coronarias y 4,6 millones por enfermedad vascular encefálica. La HTA está presente en la causalidad de estas defunciones. En la mayoría de los países la prevalencia se encuentra entre un 15% y el 30%. La frecuencia de HTA aumenta con la edad, demostrándose que después de los 50 años casi el 50% de la población padece de HTA. En muchos países es la causa más frecuente de consulta médica y de mayor demanda de uso de medicamentos En cuanto a su etiología la HTA es desconocida en el 95% de los casos, identificándose como esencial o primaria. El restante 5% es debido a causas secundarias.
La prevalecía estimada en nuestro país está alrededor de los dos millones de hipertensos. No obstante, el informe de dispensarización de hipertensos del MINSAP en 1996 aportó que sólo el 8,8 % de la población adulta estaba bajo este método activo de control, muy lejos de la prevalencia demostrada. Es de suponer por ello, que una gran masa de hipertensos no están detectados, muchos no tratados y similar cuantía no controlados.
Qué es la Hipertensión.
La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica. Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo y, si no se trata, puede desencadenar complicaciones severas como un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral, lo que se puede evitar si se controla adecuadamente. Las primeras consecuencias de la hipertensión las sufren las arterias que se endurecen a medida que soportan ¡a presión arterial alta de forma continua, se hacen más gruesas y puede verse dificultado al paso de Sangre a su través. Esto se conoce con el nombre de arterosclerosis.
\
Ante todo ¿Que es la Hipertensión Arterial?
Es un Síndrome, una Enfermedad o un factor de riesgo. La respuesta a estas interrogantes es que es las tres cosas. Se trata de un Síndrome complejo genético y adquirido, con comprobada implicaciones metabólicas, electrolíticas (Na, K, Cl ) y a nivel de membrana celular, además de las múltiples teorías que tratan de explicar su fisiopatogenia.
Es el factor de riesgo más importante de la Cardiopatía Isquémica y muy especialmente del Infarto del Miocardio, también  lo es de la Enfermedad  Cerebro vascular, así como de la Insuficiencia Renal y de la Insuficiencia Arterial periférica.
Es una Enfermedad, con su Historia Natural típica y sus complicaciones.
Es decir es todo esto y no solo las cifras de tensión arterial elevadas.
Sin embargo la definición más aceptada mundialmente se basa en dichas cifras.
La Hipertensión Arterial es definida como la presión arterial sistólica (PAS) de 140 mm de Hg o más (se tiene en cuenta la primera aparición de los ruidos), o una presión arterial diastólica (PAD) de 90 mm de Hg o más (se tiene en cuenta la desaparición de los ruidos), o ambas cifras inclusive. Esta definición es aplicable a adultos. En los niños están definidas según su edad otras cifras de presión arterial.  
Autores estadounidenses recientemente afirman:
El diagnostico de Hipertensión Arterial se hace cuando el promedio de dos o más mediciones de la presión diastólica en al menos dos visitas subsecuentes es 90 mm Hg o más o cuando el promedio de múltiples lecturas de la presión sistólica en dos o más visitas subsecuentes es consistentemente mayor de 140 mm Hg
El programa nacional de HTA considera que padece de Hipertensión
Arterial toda persona de 18 años o más de edad que en tres ocasiones distintas haya
tenido 140/90 o más de presión.
venkata c, Hipertensión Ch 88 conn’s current. The rapy 2000, 52 nd ed.

Hipertensión Arterial Sistólica Aislada: define como una TA sistólica de 140 o más y TA diastólica menor de 90 (Este tipo de HTA es muy frecuente en los Ancianos)
Hipertensión Limítrofe o Limite: Es un sub grupo caracterizado por la Guía de la OMS - SIH (Sociedad Internacional de Hipertensión) como cifras de TA diastólicas mayores de 140 y menores de 149 y cifras de TA sistólicas menores de 94 y mayores de 90.
Hipertensión Arterial  Esencial,  Primaria,  Idiopática:  es la hipertensión sistémica de causa desconocida. Más del 95% de los casos de HTA caen en esta categoría.
Hipertensión Arterial Secundaria: es la hipertensión sistémica de causa  conocida.
Su importancia radica en que algunas de las causas pueden ser curables quirúrgicamente o con medidas específicas.
Hipertensión Maligna: es el síndrome de marcada elevación de las cifras de TA (diastólica usualmente mayor de 120) con sintomatología variable fundamentalmente neurológica, presentan Papiledema.
Hipertensión Acelerada: Síndrome de tensión arterial muy alta acompañada de hemorragias y exudados en el fondo de ojo (Retinopatía grado 3 K -W - B)
Hipertensión Complicada: Hipertensión en que existen pruebas de daño cardiovascular relacionado con la elevación de la tensión arterial.

Existen diversas maneras de medir la presión arterial:
El esfigmomanómetro de mercurio. Es el más exacto y menos expuesto a errores. Para su uso se requiere un fonendoscopio.
El esfigmomanómetro de aire. Es el más utilizado y es también un aparato preciso. Igualmente necesita de un fonendoscopio para su uso.
El aparato electrónico. Se utiliza mucho para realizar el autocontrol, no necesita fonendoscopio porque lleva un detector del pulso incorporado y es de fácil manejo. No obstante, se trata de un aparato muy sensible a los ruidos y a los movimientos, por lo que para que los valores obtenidos sean exactos, es necesario que el brazo no se mueva y que no se hable. Es importante que el aparato esté en buenas condiciones y se revise periódicamente. Además, para medir la presión arterial se requiere cumplir una serie de condiciones:
Para medir la presión arterial debe colocarse el manguito del esfigmomanómetro a la altura del corazón. El borde superior debe estar como mínimo dos centímetros por encima de la flexura del codo. A continuación se infla el manguito hasta una presión de 180 milímetros de Hg. Si se sabe que en determinaciones anteriores la presión sistólica era superior a esta cifra, se infla hasta una presión 20 mm Hg por encima de la última conocida. Se coloca la campana del fonendo allí donde previamente se ha localizado el latido arterial en la flexura del codo y se procede a desinflar poco a poco el manguito. El primer latido que se escucha corresponde a la presión sistólica o máxima y la desaparición del latido a la presión diastólica o mínima. En los niños y también en algunos adultos, los latidos no desaparecen; entonces se considera como presión diastólica aquella en la que se modifica la tonalidad de los latidos.
Detección de la hipertensión
Se entiende por «detección» la identificación de pacientes sospechosos de padecer de hipertensión arterial a través de la medición adecuada en personas que demanden cualquier servicio de salud, o en tomas casuales con este propósito, a nivel de la comunidad.
Toma adecuada de la presión arterial
El paciente debe estar adecuadamente sentado.
Los brazos descubiertos, apoyados y a nivel del corazón.
El paciente no debe haber fumado ni tomado café, 30 minutos antes de la medición.
El paciente debe permanecer en reposo al menos cinco minutos antes de la medición.
Debe usarse un manguito apropiado (que cubra 80% del brazo).
Deben registrarse las presiones sistólica y diastólica.
Deben promediarse dos o más lecturas, a Intervalos de dos minutos
Si las lecturas difieren en más de 5 mm Hg. deben obtenerse más lecturas
El medico dará explicaciones sobre el significado de las cifras halladas y aconsejará sobre mediciones periódicas.
Fuente: American Heart Association.
Diagnóstico
Los sospechosos así detectados pasan a un control, o «afinamiento» por parte del médico general, en visita separada, y se hará el diagnóstico, de acuerdo a los criterios señalados en la tabla 1.
Clasificación de la Presión Arterial para Adultos Mayores de 18 años.
Categoría    Sistólica (mmHB)    Diastólica (mm HG)
Normal     130    85
Normal Alta    130-139    85-89
HIPERTENSIÓN        
Estado I – LEVE    140-159    90-99
Estado II – Moderado     160-179    100-109
Estado III – SEVERO     180-209    110-119
Estado IV – MUY  SEVERO    210    120
Hipertensión Sistólica aislada     > 149    < 90
* Tomado de: JVC
De subsistir dudas se pueden disponer lecturas seriadas, en la casa o el trabajo, durante una semana, y nueva evaluación médica.
Los Individuos con cifras de presión arterial mayor de 210/120 y aquellos con evidencia de compromiso de órganos blancos con cualquier cifra de presión arterial, requerirán evaluación médica inmediata.
El criterio de normalidad no es válido para individuos que estén recibiendo antihipertensivos.
Cuando las cifras de presión sistólica y diastólica caen en diferentes categorías, se clasifica el paciente en la mayor.
El criterio de presión arterial óptimo con respecto al riesgo cardiovascular es de sistólica > de 120 y diastólica > de 80.
Adicionalmente a la categorización, el clínico debe especificar la presencia o ausencia de daño a los órganos blanco y de otros factores de riesgo cardiovascular.
* The Fifth Report of the Joint National Commitee on detectlon, evaluatlon and treatment of High Blood presure. Archives of internal Medicine 1993; 153: 154-183
Monitoreo de Tensión arterial de 24  horas.
No siempre la toma de TA en el consultorio es la más objetiva y se ha encontrado una mejor relación entre el daño de órganos blanco y la toma de TA fuera del consultorio; por eso en ocasiones se deben considerar las cifras tomadas en la casa o hacer medición ambulatoria por 24 horas, cuyo uso se limita a ciertas situaciones especiales:
Hipertensión de consultorio o de bata blanca.
Evaluación de resistencia a la droga.
Hipertensión episódica,
Síntomas de hipotensión asociados con medicamentos o disfunción autonómica.
Síndrome de síncope del seno carotideo.
Síndrome del marcapaso.
 Clasificación y seguimiento
Clasificación por cifras
La nueva clasificación de la presión sanguínea en el adulto se basa en el Impacto del riesgo. Los términos tradicionales «hipertensión leve» e «hipertensión moderada» fallan en expresar el impacto mayor de la presión alta sobre el riesgo de enfermedad cardiovascular.
Se incluye la categoría «normal alta» de presión arterial, porque las personas con presiones sistólicas y diastólicas en este rango están en un riesgo mayor de desarrollar «hipertensión arterial definida» y experimentar eventos cardiovasculares fatales o no fatales, comparadas con personas similares con cifras tensionales más bajas.
Las personas con presión normal alta deberían ser monitorizadas frecuentemente y aconsejadas acerca de medidas sobre su estilo de vida, que puedan reducir su presión sanguínea. La hipertensión Estado 1, antes llamada «eve», es la forma más común de hipertensión en la población adulta y es por lo tanto responsable de una gran proporción de la mortalidad, Incapacidad y morbilidad, atribuible a la hipertensión. Todos
los estados de hipertensión justifican terapias efectivas a largo plazo.
Neaton O. Grimmm Rlt Prineas RP. et. al. The treatment of mild hypertension Study final result JAMA, 1993; 276: 713 – 724.
Es importante determinar otros factores de riesgo cardiovascular, tales como dislipidemia, consumo de cigarrillo, diabetes mellitus, inactividad  física y obesidad, ya que la detección y tratamiento de los factores de riesgo cardiovascular son la clave del manejo de las personas con presión arterial elevada. Los riesgos de enfermedad cardiovascular para cualquier nivel de la presión  sanguínea  elevada están  incrementados varias veces para las personas con daño de órgano blanco.



Clasificación de la Hipertensión Arterial según Etiología
Diagnóstico    Incidencia (5)
Hipertensión esencial     90.0
Enfermedad  renal     4.0
Renovascular     4.0
Coartación aórtica    1.0
Aldosteronismo primario     0.5
Síndrome de Cushing    0.2
Feocromocitoma    0.2
Fuente: Nuevo manual MERCK
Clasificación de la presión arterial para adultos de los 18 años para arriba.
Se tiene en cuenta que el paciente no esté tomando drogas antihipertensivas ni se encuentre agudamente enfermo. Cuando las presiones sistólicas y diastólicas caen dentro de diferentes categorías, la más alta categoría debe ser seleccionada para clasificar el estado de la TA del paciente. Por ejemplo: 160/90 mm Hg. debería ser clasificado como Estado 2, y 180/120 mm Hg debería clasificarse como Estado 4.
Además de clasificar los estados de hipertensión basados en los promedios de los niveles de presión, los clínicos deberían especificar la presencia o ausencia de daño de órgano blanco y factores de riesgo adicionales. Por ejemplo: Un paciente diabético y TA 142/94 mm Hg con hipertrofia ventricular izquierda debería ser clasificado como «hipertensión Estado 1 con daño de órgano blanco (hipertrofia ventricular izquierda) y con otro factor de riesgo mayor (diabetes)». Esta especificidad es importante para la clasificación del riesgo y manejó.

Manifestaciones de compromiso orgánico
Cardíaco
Enfermedad coronaria clínica, electrocardiográfica o radiológica.
Hipertrofia ventricular izquierda (HVI) por electrocardiografía o ecocardiografía.
Disfunción ventricular izquierda o falla cardíaca,
Cerebrovascular
Ataque isquémico transitorio.
Evento cerebrovascular.
Vascular periférico
Ausencia de uno o más pulsos por extremidades (excepto dorsal pedio) con o sin claudicación intermitente o aneurisma.
Renal
Creatinina sérica mayor 1,5 mg/dL (130 u mol/L).
Proteinuria >1+ .
Microalbuminuria
Retinopatía
Aumento de la luminosidad de los vasos.
Entrecruzamiento de los vasos
Hemorragias o exudado (con o sin papiledema).
Clasificación según causa
La hipertensión arterial se clasifica como primaria o esencial en más de 90% de los casos, existiendo algunas de causa secundarla que debemos identificar, dado que pueden recibir tratamiento específico (tabla 2). En la anterior clasificación no se Incluyen la hipertensión arterial relacionada con el uso de anticonceptivos (la más frecuente) u otros medicamentos y la que se puede presentar durante el embarazo.
Seguimiento de la hipertensión arterial
Las recomendaciones universales para el seguimiento de los pacientes con hipertensión arterial las mostramos anteriormente; sin embargo, en nuestro medio se recomienda realizar un seguimiento más cercano (tabla 3).
Seguimiento de la Tensión Arterial
Clasificación     Seguimiento
Normal     Control en dos años
Normal Alta    Control anual
Estado 1    Confirmar en dos meses
Estado 2    Evaluar /tratar en un mes
Estado 3    Evaluar/tratar en una semana
Estado 4    Evaluar/tratar inmediatamente
Fuente: Nuevo manual MERCK
Causas.
Se desconoce el mecanismo de la hipertensión arterial más frecuente, denominada "hipertensión esencial", "primaria" o "idiopática". En la hipertensión esencial no se han descrito todavía las causas específicas, aunque se ha relacionado con una serie de factores que suelen estar presentes en la mayoría de las personas que la sufren. Conviene separar aquellos relacionados con la herencia, el sexo, la edad y la raza y por tanto poco modificables, de aquellos otros que se podrían cambiar al variar los hábitos, ambiente, y las costumbres de las personas, como: la obesidad, la sensibilidad al sodio, el consumo excesivo de alcohol, el uso de anticonceptivos orales y un estilo de vida muy sedentario.
Herencia: cuando se transmite de padres a hijos se hereda una tendencia o predisposición a desarrollar cifras elevadas de tensión arterial. Se desconoce su mecanismo exacto, pero la experiencia acumulada demuestra que cuando una persona tiene un progenitor (o ambos) hipertensos, las posibilidades de desarrollar hipertensión son el doble que las de otras personas con ambos padres sin problemas de hipertensión.
Sexo: Los hombres tienen más predisposición a desarrollar hipertensión arterial que las mujeres hasta que éstas llegan a la edad de la menopausia. A partir de esta etapa la frecuencia en ambos sexos se iguala. Esto es así porque la naturaleza ha dotado a la mujer con unas hormonas protectoras mientras se encuentra en edad fértil, los estrógenos, y por ello tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, en las mujeres más jóvenes existen un riesgo especial cuando toman píldoras anticonceptivas.
Edad y raza: La edad es otro factor, por desgracia no modificable, que va a influir sobre las cifras de presión arterial, de manera que tanto la presión arterial sistólica o máxima como la diastólica o mínima aumentan con los años y lógicamente se encuentra un mayor número de hipertensos a medida que aumenta la edad. En cuanto a la raza, los individuos de raza negra tienen el doble de posibilidades de desarrollar hipertensión que los de raza blanca,    además de tener un peor pronóstico.
Sobrepeso: los individuos con sobrepeso están más expuestos a tener más alta la presión arterial que un individuo con peso normal. A medida que se aumenta de peso se eleva la tensión arterial y esto es mucho más evidente en los menores de 40 años y en las mujeres. La frecuencia de la hipertensión arterial entre los obesos, independientemente de la edad, es entre dos y tres veces superior a la de los individuos con un peso normal. No se sabe con claridad  si es la obesidad por sí misma la causa de la hipertensión, o si hay un factor  asociado que aumente la presión en personas con sobrepeso,  aunque  las últimas investigaciones  apuntan a que a la obesidad se asociación otra serie  de alteraciones que serían en parte responsables del aumento de presión arterial. También  es cierto, que la reducción  de peso hace que desaparezcan  estas alteraciones.
Síntomas de Hipertensión Arterial
La presión arterial elevada rara vez presenta síntomas. Estar nervioso o tenso por ejemplo, no es sinónimo de tener la presión arterial elevada.
Diagnóstico.
La única manera de detectar la hipertensión en sus inicios  es con revisiones periódicas. Mucha  gente tiene  la presión arterial  elevada durante años sin saberlo. El diagnóstico  se puede  realizar a través de los antecedentes familiares y personales, una exploración física y otras pruebas complementarias.
Riesgos. El principal riesgo es el infarto de miocardio. Un hipertenso no tratado tiene, como media, 10 veces más riesgo de morir de infarto que un individuo con tensión normal. Asimismo, la hipertensión puede producir trombos o rupturas arteriales, pudiendo dar lugar a hemorragias, daño en las células nerviosas, pérdida de memoria o parálisis. El riñón también sufre las consecuencias de la hipertensión arterial y entre los pacientes hipertensos se produce insuficiencia renal con más frecuencia que entre los normotensos. Los pequeños vasos del fondo del ojo, también se ven amenazados por la hipertensión, que favorece su rotura y las hemorragias, que puedan llevar incluso a la pérdida de la visión.
Complicaciones. Las complicaciones mortales o no de la HTA se relacionan de modo muy directo con la cuantía del aumento de la tensión arterial y el tiempo de evolución. Por este motivo, la mejor manera de prevenirlas es establecer el diagnóstico precoz de la hipertensión. Hábitos correctos. Es importante según las siguientes pautas:
Ejercicio físico: La práctica de ejercicio físico es altamente recomendable, pues no sólo reduce la presión arterial, sino que también tiene un efecto beneficioso sobre otros factores de riesgo cardiovascular como la obesidad, la diabetes o el colesterol alto. Sea cual sea su edad, hacer regularmente ejercicio físico moderado es un hábito saludable que reporta beneficios a lo largo de toda la vida. Conviene comenzar a hacer ejercicio con un programa que implique un entrenamiento suave y vaya incrementando su intensidad de forma gradual.
Consumo moderado de alcohol: Beber alcohol en exceso aumenta la tensión arterial, pero este efecto no se manifiesta si las cantidades de alcohol son moderadas. Es importante señalar que el consumo de hasta 40 gramos diarios, no solo no produce elevación de la tensión arterial, sino que se asocia a una pequeña disminución, aunque al hipertenso que no bebe no se le aconseja empezar a hacerlo. No obstante, hay que recordar que las bebidas alcohólicas tienen calorías, por ello, si estamos sometidos a una dieta baja en calorías se debe restringir su uso. Algunas veces hay que restringir aún más el consumo de alcohol, sobre todo si la hipertensión se asocia a enfermedades metabólicas como diabetes o al aumento de ciertas grasas en la sangre (triglicéridos).
Evaluación de la Hipertensión Arterial
Una vez establecido el diagnóstico de la hipertensión arterial, se debe evaluar si es primarla o secundaria, si tiene daño de órgano blanco y si hay otros factores de riesgo presentes, todo lo cual debe quedar consignada como parte del diagnóstico del paciente.
La hipertensión arterial leve es de fácil control y manejo. La hipertensión arterial acelerada aparece con cifras muy altas y mal controladas, es más sintomática (cefalea, malestar, pérdida de peso y alteraciones mentales) y se asocia con retinopatía. La hipertensión arterial maligna requiere para su diagnóstico de la presencia de papiledema y espasmo anterior generalizado, pudiendo llevar en forma más temprana a daño renal, cardiovascular o cerebrovascular.
Historia clínica
La anamnesis y el examen físico deben dirigirse principalmente al estudio de la hipertensión arterial, Identificación de las causas de hipertensión arterial secundaria y de los factores de riesgo.
Historia médica
Debe incluir lo siguiente: historia familiar de hipertensión arterial, enfermedad coronaria prematura, accidente cerebrovascular, enfermedad cardiovascular, diabetes mellitus, hiperlipidemia y gota. Historia personal o síntomas de enfermedad cardiovascular, cerebro-vascular, renal, diabetes mellitus, dislipidemia o gota.
Duración y severidad de la hipertensión arterial.
Historia de ganancia de peso, actividad física y tabaquismo.
Valoración dietética que incluye ingesta de sodio, uso de alcohol e ingesta de colesterol y grasas saturadas.
Resultados y efectos secundarios con terapias hipotensoras previas,
Síntomas sugestivos de hipertensión arterial secundaria.
Factores psicosociales y ambientales: Situación familiar, empleo, condiciones de trabajo, nivel educacional,
Historia de todos los medicamentos que ingiera.
Examen físico
Dentro de un examen regular, se debe poner especial cuidado en:
Dos o más tomas de tensión arterial con diferencia de dos minutos, con el paciente sentado.
Verificación de la tensión arterial en el brazo contralateral.
Medida de peso y talla,
Examen de fondo de ojo,
Examen de cuello para soplos carotideos, venas distendidas o aumento del tamaño de la glándula tiroides,
Examen del corazón para frecuencia cardíaca, aumento de tamaño, masas y pulso anormal aórtico,
Examen del abdomen, buscando la presencia de masas o soplos.
Examen de las extremidades valorando pulsos periféricos disminuidos o ausentes, soplos y edemas.
Valoración neurológica.
Estudio del paciente con hipertensión arterial
Laboratorio en hipertensión arterial esencial
Se debe solicitar de rutina, en hipertensión arterial esencial, los siguientes exámenes de laboratorio: cuadro hemático, glicemia, colesterol total, creatinina, parcial de orina y opcionales de sodio y potasio, ácido úrico y BUN (si el colesterol total está elevado solicitar colesterol-HDL y colesterol-LDL). De preferencia debe tomarse electrocardiograma (EKG) y radiografía de tórax.     
Algunos investigadores le están dando importancia a tomar, además, un ecocardiograma. En programas masivos de hipertensión arterial, cuando existen dificultades económicas para realizar todos estos exámenes, se debe solicitar hemograma, uroanálisis, glicemia, colesterol, creatinina y potasio.
La determinación de microalbuminuria y la de renina plasmática en relación con el sodio urinario puede ser útil en ciertos casos, especialmente la primera. El ecocardiograma tiene indicaciones especiales.
Estudios adicionales en hipertensión arterial
En los siguientes casos se debe solicitar exámenes adicionales, que dependen fundamentalmente de la clínica del paciente y del diagnóstico que ella sugiere:
Paciente menor de 32 años con hipertensión arterial moderada o severa,
Masas abdominales (riñones poliquísticos),
Soplos abdominales o lumbares (hipertensión renovascular)
Pulsos femorales ausentes o disminuidos y tensión arterial más baja en miembros inferiores (coartación de aorta).
Obesidad troncal y estrías pigmentadas (síndrome de Cushing),
Taquicardia, hipotensión ortostática, sudoración y palidez (feocro-mocitoma).
Hipopotasemia (hiperaldosterismo primario),
Hipertensión arterial de reciente comienzo en edad avanzada.
Hipertensión arterial bien controlada que se hace de difícil control.'
Hipertensión arterial acelerada y maligna.
Hipertensión arterial mal controlada con medicación.
Complicaciones de la Hipertensión Arterial.
Complicaciones vasculares
En general las complicaciones vasculares de la hipertensión se pueden dividir en hipertensivas y ateroscleróticas. Las hipertensivas se deben al aumento de la presión arterial y se previenen con el control de la misma, Las ateroscleróticas son multicausales y, a pesar de que la hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para aterosclerosis en términos cuantitativos, su control no es suficiente para interrumpir el proceso (tabla 6) ,
Complicaciones cardíacas
La hipertensión aumenta la tensión sobre el miocardio del ventrículo izquierdo, provocando rigidez e hipertrofia, y acelera el desarrollo de aterosclerosis coronaria. Así, en el paciente hipertenso con aumento de la demanda de oxígeno y una menor disponibilidad, está aumentada la probabilidad de isquemia del miocardio, lo que ocasiona una alta incidencia de infarto del miocardio, muerte súbita, arritmias e insuficiencia cardiaca congestiva.
El aumento en el índice de complicaciones cardiovasculares en estos pacientes se explica por deterioro de la reserva coronaria, aumento de la prevalencia y severidad de las arritmias, contracción miocárdica alterada y disfunción diastólica; por lo tanto la regresión de la hipertrofia ventricular izquierda es vital para la reducción del riesgo.
La obesidad y el sodio de la dieta modulan el grado de hipertrofia ventricular izquierda independientemente del nivel de presión arterial; por este motivo medidas no farmacológicas como la reducción del peso, restricción de sal y aumento en la actividad física contribuyen a la reducción de la masa ventricular izquierda, Schneider y colaboradores demuestran en su estudio que los inhibidores de la enzima convertidor de angiotensina y los calcio antagonistas reducen el índice de masa ventricular izquierda, 13% y 9% respectivamente; los diuréticos y betabloqueadores fueron menos efectivos con 7% y 6%. Basado en lo anterior los medicamentos de elección para el tratamiento son los inhibidores de la enzima convertidora de anglotensina y los calcioantagonistas.
Schmieder R. Martus P., Klingbeil A. Hypertensión. JAMA 1996; 275: 1507 – 1513.
La muerte súbita es otra complicación importante en el 50% de los pacientes que padecen enfermedad coronarla; se produce por dos mecanismos principales: fibrilación ventricular y asistolia en 80 y 20% de los casos respectivamente.
Los betabloqueadores han demostrado disminuir la muerte súbita por mecanismos no aclarados; en animales se ha encontrado que aumentan el umbral para fibrilación ventricular en perros con y sin isquemia, además, a nivel central bloquean la supresión vagal inducida por el estrés, lo cual evita la variabilidad de la frecuencia cardíaca, un potencial mecanismo para muerte súbita (principalmente con betabloqueadores lipofílicos como propanolol y metaprolol); también modifican el aumento de la frecuencia cardíaca y presión arterial como respuesta al estrés, lo cual ayuda a disminuir el consumo de oxígeno por el miocardio.
Por lo anotado, los betabloqueadores se recomiendan en el manejo del paciente hipertenso con enfermedad coronaria.
Peters RW American Joarnal of cardiology 1990: 66: 57 – 59.
Complicaciones renales
La hipertensión arterial es considerada la segunda causa de insuficiencia renal crónica en América, con una prevalencia del 25%. Aunque la hipertensión acelerada y maligna son causas bien documentadas de falla renal, su incidencia ha disminuido con el uso de los nuevos medicamentos; sin embargo, la incidencia de falla renal por hipertensión aumentó un 8.3% de 1983 a 1987, lo cual sugiere que la hipertensión leve y moderada. También es causa de insuficiencia renal crónica; persiste la duda de si esto es cierto, ya que los anteriores hallazgos se basan en estudios retrospectivos y prospectivos no controlados; además, otros estudios a largo plazo con monitoreo de la función renal han demostrado una muy baja incidencia de deterioro, aunque recientemente se ha demostrado que el aumento de la presión arterial está asociado con un mayor riesgo de    o insuficiencia renal crónica  terminal.
Pettinger, Mitchell HC. Hyoertensión 1989: 13:766-772.
La nefroesclerosis es el hallazgo patológico encontrado en los pacientes con insuficiencia renal secundaria a la hipertensión arterial; sin embargo, actualmente se postulan otros mecanismos para desarrollo de nefroesclerosis, como episodios de hipertensión acelerada no diagnosticados, enfermedad de la microvasculatura renal que inducen hipertensión y enfermedades primarias del parénquima renal no diagnosticadas; la hipertensión arterial que a menudo acompaña la enfermedad renal puede ser el resultado de ella y a la vez un importante factor que contribuye al deterioro progresivo de la función renal En nefropatía diabética y no diabética está ampliamente demostrado que la hipertensión arterial acelera el daño renal y es el principal factor que debe controlarse para evitar esta progresión,
El paciente con diabetes mellitus insulinodependiente con nefropatía incipiente (microalbuminuria persistente) los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA) han demostrado su utilidad en demostrar la progresión a nefropatía manifiesta; los pacientes con nefropatía manifiesta (proteinuria clínica, hipertensión arterial y deterioro de la función renal) deben ser tratados si no hay contraindicaciones con IECA para retardar la progresión del daño renal, y el objetivo es llevar la presión arterial por debajo de 130/85 mm de Hg.
En el diabético no insulinodependiente con nefropatía incipiente normotenso no se ha demostrado la utilidad de los IECA en evitar la progresión a nefropatía manifiesta; aunque falten más estudios que demuestren el beneficio de los IECA, se debe usar para el control de la hipertensión arterial en los pacientes con nefropatía manifiesta.
En los casos en que exista contraindicación de los IECA, como alternativa terapéutica se considera los calcioantagonistas con actividad antiproteinúrica demostrada como verapamilo y diltiazem. En nefropatía no diabética con proteinuria menor de 24 horas, el nivel de presión arterial está por debajo de 130/85 mm de Hg; si la proteinuria es mayor de 1 gramo en 24 horas y no hay contraindicaciones, se debe disminuir por debajo de 125/ 75 mm de Hg,
A pesar de que los IECA son los medicamentos antihipertensivos de elección para disminuir la proteinuria, se necesitan más estudios con otros medicamentos; sin embargo, en los casos de insuficiencia renal crónica con proteinuria mayor de 3 gramos en 24 horas, está demostrado claramente su beneficio.
Baba T, Muraboyashi S, Takebe K. Diabetología 1989: 32: 40: 44.
Hipertensión y Apoplejía.
La apoplejía es la más devastadora complicación de la hipertensión arterial. El estudio de Framingham demuestra que la hipertensión es el más importante factor de riesgo modificable para apoplejía, Existen cinco categorías: infarto cerebral aterotrombótico, hemorragia Intracerebral, hemorragia subaracnoidea, embolia cerebral de origen cardíaco y episodios de isquemia cerebral transitoria, Después de 24 años de seguimiento en el estudio de Framingham ocurrieron 345 ataques de apoplejía, 60% correspondieron a infarto cerebral aterotrombótico; el riesgo de infarto cerebral estaba positivamente asociado con la tensión arterial.
El estudio de Rochester, Minnesota, muestra una diferente perspectiva
de la asociación de hipertensión y apoplejía; la incidencia fue cuatro veces
mayor en hipertensos comparados con normotensos, El mejor control de
la tensión arterial muestra una relación inversa con la disminución en la
Incidencia de apoplejía en mujeres; en hombres fue evidente solamente hasta  después de 10 años de buen control  de la tensión arterial; la causa se desconoce.
Since 1935 Annals of Neurology 1987; 22: 245-51
La hipertensión arterial  predispone  a apoplejía a través del efecto sobre las artesanías  cerebrales penetrantes  de pequeño calibre y por acelerar la aterosclerosis. Los factores  que precipitan  el evento  en el territorio de los vasos  dañados por la  hipertensión    no han sido  totalmente aclarados.
El tratamiento.
El tratamiento para la hipertensión requiere un cambio en el estilo de vida y está orientado a mantener unos hábitos saludables como: dejar de fumar, practicar ejercicio físico de forma moderada y regular, evitar el exceso de peso, lograr un bajo nivel de stress y llevar una dieta sana baja en sodio y pobre en grasas saturadas.
La dieta en la prevención de la hipertensión se basa en una alimentación rica en: frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, pescado blanco y azul, carne magra o menos grasa y  aceite de oliva. Se recomienda reducir los productos en conserva  o precocinados (ricos en sal), los salazones, los curtidos y los alimentos ricos en grasas saturadas (lácteos enteros, embutidos,  productos cárnicos grasos (hamburguesas, salchichas… bollerías,  pastelería, etc.) por ser perjudiciales para el corazón y, por consiguiente alterar  la precisión arterial.
A continuación detallare una serie de recomendaciones dietéticas para reducir el sodio de la alimentación  diaria junto con una tabla para que sirva de guía.
Prescinda de la sal de mesa (normal, marina, yodada) y de cocinar los alimentos con sal. Se debe evitar el hábito de llevar el salero a la mesa.
Para ensalzar el sabor del plato utilice hierbas aromáticas y condimentos: albahaca, hinojo, comino, estragón, laurel, orégano, perejil, pimienta,...
Evite los productos precocinados por su alto porcentaje en sales. Una alternativa muy saludable es congelar los alimentos después de su cocinado.
Reduzca el consumo de alimentos que utilizan gran cantidad de sodio como conservante y en su procesado (conservas, encurtidos, carnes saladas o ahumadas, embutidos, panceta, patatas fritas, frutos secos, pepinillos...)
Lea las etiquetas con atención. Existen alimentos en el mercado que incluyen el sodio (Na) como aditivo:
Sal o cloruro sódico (CINa)
Bicarbonato sódico o soda (agua con gas, refrescos con gas, helados, pasteles, productos horneados)
Carbonato sódico (mantequilla, cremas, helado de crema, encurtidos).
Glutamato monosódíco (carnes, condimentos, encurtidos y sopas)
Para reducir el sodio de los alimentos se puede utilizar el
remojo prolongado (más de 10 horas) o la doble cocción (cambiar el agua a mitad de la cocción). Estas técnicas se pueden utilizar en las verduras envasadas, legumbres envasadas, pescados congelados y conservas.
Evite técnicas de cocción con exceso de grasas como guiso, rebozado y frito. Elija cocciones más saludables como plancha, parrilla, hervido, cocido, vapor u horno.
La cocción al vapor mantiene mejor las propiedades del alimento que el hervido, y evita sazonar con sal porque conserva el sabor.
Se debe moderar el consumo de alcohol. Abusar de él
dispara las cifras de tensión arterial. . Elija agua natural o agua mineral de baja mineralización
y evite el agua con gas y las bebidas carbonatadas ya
que contienen sodio. El ejercicio físico practicado de forma regular y con una intensidad moderada ayuda a mejorar la tensión arterial.
El estrés mantenido produce elevaciones de la tensión arterial, por tanto es necesario aprender a relajarse.
www.ultimahora.com.py.
Tratamiento no Farmacológico.
Modificación en el estilo de vida o  cambios sobre los factores de riesgos modificables, para prevenir daños cerebrovasculares.
Tratamiento Farmacológico.
Generalidades. Hay suficiente evidencia acerca de los beneficios que se obtienen con el tratamiento de la hipertensión arterial, especialmente en los pacientes con grados avanzados de la enfermedad. Sin duda, se reducen los riesgos de accidente cerebrovascular, eventos coronarios y daño renal, como también se detiene la progresión a hipertensión más severa.
Para lograr un enfoque adecuado debemos contestar las siguientes preguntas:
¿A quién tratar?
Se deben tratar todos los pacientes hipertensos: leves, moderados, severos y muy severos; de cualquier edad, sexo, raza y con cualquiera otra condición clínica asociada,
¿Con qué tratarlos?
En la actualidad se dispone de una gran cantidad de fármacos, que por diferentes mecanismos de acción y comprobadas eficacia, seguridad y efectividad permiten lograr un óptimo manejo del paciente.
Consideramos conveniente agruparlos de la manera siguiente:
Antihipertensivos esenciales: Con éstos se logran cubrir todas las posibles alternativas de tratamiento, en todos los subgrupos de hipertensos. Ellos son:
Diuréticos. Beta-bloqueadores.
Inhibidores de enzima convertidora de angiotensina (ECA).
Calcioantagonistas,
Simpaticolíticos.
Antihipertensivos no esenciales: De uso muy restringido (para internistas, cardiólogos y nefrólogos), en situaciones especiales: Alfa-bloqueadores y antagonistas de los receptores de angiotensina II.
¿Cómo tratarlos?
Teniendo en cuenta, primero que todo, las siguientes consideraciones acerca del paciente:
Cada paciente hipertenso es una persona distinta, con personalidad propia, diferentes actividades, intereses, expectativas y diferente entorno familiar y social.
Caracterizando el nivel o estado de su hipertensión.
Identificando la presencia de otros factores de riesgo que requerirán también su respectivo manejo y el cual puede influir en la selección del medicamento.
Identificando otras condiciones clínicas presentes, las cuales, al igual que con los factores de riesgo, podrán limitar la escogencia del fármaco. 2. Y teniendo en cuenta las consideraciones acerca de los fármacos:
FARMACOS ANTIHIPERTENSIVOS ESENCIALES
Tipo de Droga    Dosis Usual (mg)
DIURETICOS
Tizidas y relacionados    
Hidroclerotiazida     12,5-25
Indapamida     2.5-5
de Asa   
Furosemida    20-60
Ahorradores de potasio   
Amiloride    10
Espironolactona     25-100
Triamitireno     50-150
BETABLOQUEADORES
Atenolol     25-100
Metoprolol    50-200
Nadolol     40-240
Propranolol    40-320
Timolol     20-40
INHIBIDORES DE LA ENZIMA CONVERTIDORA DE ANGIOTENSINA
Captopril     12,5-150
Cilazapril     2,5-5
Enalapril     2,5-20
Fosinopril     10-40
Lisinopril     5-40
Quinapril     10-40
Ramipril     2,5-20
CALCIOANTAGONISTAS
Diltiazem    60-180
Verapamilo     120-240
Dihidropiridinas
Amlodipino     2,5-10
Isradipino     2,5-10
Nifedipina    30-60
SIMPATICOLOTICOS
Clonidina     0,15-0,45
Metildopa    250-2000
Fuente: Nuevo manual MERCK



Capítulo  III
Marco  Metodológico

Marco Metodológico
Tipos de Investigación:
Mixto: Cuantitativo: cantidad de hipertensos. Cualitativo: Hipertensos  debido  a causas genéticas o la inadecuada alimentación.
Área:
El área que voy a  cubrir es la de Salud.
Población:
Hipertensos del Barrio Triangulo de Edelira km. 21 Zona urbana.
Muestra:
Hipertensos del Barrio triangulo  de Edelira km. 21, Zona Urbana de 40 a 90  años de edad.
Método y Técnica:
Entrevista, Encuesta, entrevistas personalizadas, observación.
Instrumento de Recolección de datos:
Encuesta, formulario de preguntas, datos estadísticos.

Procedimientos:
Una entrevista  personalizada en el Barrio triangulo  de Edelira km. 21, realizado  las encuestas   correspondientes para liego analizar los datos levantados o obtenidos  y tener detectados los hipertensos.
Posteriormente realizar una entrevista con los hipertensos a fin de informarles los datos obtenidos y plantearles o sugerirles un cambio en los hábitos  que actualmente  poseen con el fin de  mejorar la calidad  de vida de los mismos.
Análisis e interpretación de datos:
Hacer un agrupamiento  cualicuantitativo a fin de  detectar y  ubicar el tipo de hipertensos según las causas y la cantidad de los mismos.


Capítulo  IV
Análisis de la Información 

Análisis de la información
¿Qué entiendes por hipertensión?.


Elaboración propia del autor.
Los encuestados de Edelira km. 21,  del Barrio Triangulo, zona urbana, en cantidad general  o global desconocen el concepto  de la palabra hipertensión por la cual  hay muchas  personas afectadas  por esta enfermedad por este desconocimiento globalizado  la cual  imposibilita  la detección y prevención prematura o temprana de la presión arterial elevada y sus consecuencias.


¿Conque tipo de causas sufrís?

Elaboración propia del autor.
El total  de las personas encuestadas contestaron  que el tipo de causa  que sufren  es la mala alimentación porque hacen  caso omiso a los alimentos prohibidos, y prefieren  consumir  lo que su paladar  prefiere  deleitándose  en alimentos sabrosos  pero contra indicados por los médicos  para la presión arterial elevada.

¿Con que  tipo de hipertensión sufrís?.

Elaboración propia del autor.
Teniendo en cuenta el gráfico  y observando el  mismo vemos que las personas contestaron en su mayoría  que el tipo de  hipertensión que  sufren  es alta y grave porque algunas de las mismas ya tienen  secuelas como derrames, atrofias musculares de miembros inferiores, pre infartos, convulsiones y zumbidos fuertes  en los oídos y otros. En su minoría poseen una hipertensión leve, pero no tratada por falta de interés  personal hacia su propia  salud y por no disponer de tiempo para acudir a un centro asistencial de salud.

¿Realizaste un examen de consciencia de que origen es la hipertensión?.

Elaboración propia del autor
Considerando el gráfico  se puede observar que la mayoría  de las personas encuestadas contestaron  que el origen  de la hipertensión se debe a los malos hábitos  alimenticios  porque descuidan  la clase de alimentos  que ingieren y la mayoría de las personas  prefieren  comer lo que su paladar lo exige deleitándose con alimentos prohibidos para  su enfermedad, pero en la minoría  se debe a orígenes o factores hereditarios los cuales, ellos no puede  controlar  porque  son adquiridos de generación en generación.


A partir de qué edad estas con esta enfermedad?.

Elaboración propia del autor.

Observando el  gráfico vemos que la mayoría de la población encuestada  de Edelira km. 21,  zona urbana,  padecen con esta enfermedad a partir de los 40 años para arriba y en su minoría  la padecen desde los 25 años por  diferentes causas y origen como por origen  hereditario, por embarazo, obesidad y los malos hábitos alimenticios que es el factor  principal que despierta tempranamente en una gran cantidad   de la población esta enfermedad que es la hipertensión.

¿En qué circunstancias te han detectado?

Elaboración propia del autor.
Contemplando el gráfico observamos que en cantidad mayoritaria  de las personas de mi comunidad Edelira km. 21,  han detectado  que padecen de hipertensión en circunstancias casuales  por consultas de otras enfermedades que padecían en ese momento como mareos, dolores de gargantas, cabeza, cuadros gripales y otros. Y la minoría  en consultas de embarazos y control médico  en su trabajo  por exigencia de la empresa donde  por razones  casuales nadie fue a consultar exclusivamente por esta enfermedad.



Actualmente  perteneces o asistís en un Club  de hipertensos.

Elaboración propia del autor

Considerando  el gráfico  de mi pregunta número siete, se observa   que en su totalidad  de los encuestados contestaron que no pertenecen a ningún  club  de hipertensos por la carencia de la misma  en mi comunidad pero todos manifestaron que les encantaría  asistir y pertenecer a un club porque así mejorarían  su estado  hipertensivo y podrían  ayudar a futuras generaciones para prevenir  esta enfermedad silenciosa pero  tan  dañina al organismo humano de forma prematura.

Actualmente estas registrado como hipertenso en algún centro asistencial de Salud?.

Elaboración propia del autor.

Se observa en la figura  graficada que la mayoría de las personas encuestadas están actualmente  registradas como hipertensas en centros asistenciales de Salud como públicos y privados  accediendo a las mismas con medicamentos antihipertensivos  gratuitos del ministerio de salud público y social,  pero en su minoría  no están registrados  en ningún centro   asistencial de salud porque no están habituados a concurrir  a controles médicos  periódicamente  solo en casos de  suma urgencia por otros  motivos de salud familiar o personal.

Sabes que esta  enfermedad actuaba  de forma sorpresiva

Elaboración propia del autor.

Observando en la  figura   graficada que en su totalidad de las personas de mi  comunidad Edelira km. 21, Zona urbana,  han manifestado que están al tanto  de como actuaba  esta enfermedad, saben  que no da síntomas ni signo  solo actuaba de forma sorpresiva con problemas  cario vasculares como un infarto  de miocardio, atrofia  musculares de miembros  inferiores y superiores  por derrames, taquicardias, trombosis  cerebral, convulsiones, desmayos y otros pero de igual forma hacen caso omiso a la misma.

Conoces que alimentos no debes consumir en cantidad desmedida

Elaboración propia del autor.

Teniendo en cuenta el gráfico  se puede visualizar en él que en su totalidad de las personas entrevistadas  manifestaron conocer los alimentos que no deben  consumir en cantidad desmedida pero no hacen caso porque prefieren  satisfacer su paladar con alimentos ricos  en grasas no saturadas, abundantes sal,  frituras como papas fritas, milanesas y otros. También embutidos  llenos de sal y grasa animal, enlatados y otros  pero jamás optan por alimentos saludables para su salud.


¿Cómo te alimentas con alimentos que contienen sal?

Elaboración propia del autor.
Considerando el gráfico  se puede observar en él  que la mayoría de las personas de Edelira km. 21, zona urbana, Barrio triangulo  manifestaron   que consumen  en poca  cantidad  alimentos que contengan sal porque saben que el consumo de la misma incrementa su presión arterial y por miedo no la consumen en cantidad  desmedida, pero en su minoría consumen  alimentos con mucha sal y utilizan saleros de mesa sin importarle el daño  que puede  ocasionar para su salud  en el transcurrir de los días, meses o años.
Tienen  un plan alimentario.

Elaboración propia del autor.
Se observa en el gráfico que una mayor  cantidad de personas entrevistadas de mi comunidad no tienen un plan alimentario  para la enfermedad que padecen que es hipertensión arterial, porque jamás  acudieron a un nutricionista profesional capacitado en elaborar  un plan  nutricional de acuerdo al grado de la hipertensión que sufren y porque también no poseen  de recursos económicos para cumplirlo si lo tuvieran. Pero la menor cantidad si la  tienen, pero manifiestan  que estos no están adoptados a las condiciones de mi comunidad  porque en esta zona poseemos todo por estaciones o por temporadas y no  continuamente como (verduras, frutas, y cereales).


Capítulo  V Conclusión, Recomendación.


Conclusión
En atención al primer objetivo específico  hemos detectado que las personas entrevistadas  desconocen   el concepto de hipertensión  divagando  el conocimiento dando a conocer algunas  molestias como: dolor de cabeza, mareos, dolor de cuello, malestar  estomacal, y otros. Además ateniendo  que la mala  alimentación es la causa de dicha enfermedad, finalmente; hemos detectado que  el 20% de la población objetivo tienen una hipertensión  arterial   leve y luego  el 40%  de la misma una presión arterial  alta y  el otro 40% de la población  objetivo  sufren  con un nivel de hipertensión grave con secuelas en su organismo.
De acuerdo al objetivo  específico número dos hemos detectado que el origen  se debe  a los malos hábitos  alimenticios, en un 60%  de la población objetivo y el 40%  de la misma son debido a orígenes hereditarios  las que se trasmite de padres a hijos de generación a generación Utilizando como referencia la edad de 40 años el 50% detectaron el problema de la presión arterial elevada antes  de los 40 años y el otro 50%  descubrieron después de los 40 años.  Finalmente la totalidad de la población  detectaron   su presión arterial  elevada en circunstancias casuales como: resfríos,  gripes, embarazos,  dolores de cabezas y otros.
Considerando el objetivo específico número tres hemos detectado que el 100% de la población encuestado no pertenecen  a ningún club de hipertensos. Así mismo descubrimos  que el 70%   de la población  objetivos están registrados  en algún centro asistencial de salud público o privado y el otro 30% de la misma  no están registrados   en ningún  centro asistencial de salud de  igual forma  el 100%  de la población de Edelira km 21,  Barrio  Triangulo, Zona urbana manifestaron conocer las consecuencias  sorpresivas de esta enfermedad  pero hacen caso omiso a la misma.
Conforme  al objetivo  específico número 4 descubrimos que el 100% de la población objetivo conocen los alimentos que no deben consumir  en cantidad desmedida pero no cumplir  por distintos  factores   económicos  y consumen de todo lo que tiene a su alcance.
Así mismo  vimos que el 50%   de la población   de Edelira km 21 del Barrio triangulo  de la Zona Urbana,  consumen  alimentos con mucha  sal y el 40%  de la misma consumen  alimentos que contenga  poca sal pero nadie  manifiesta que no la consumen porque no está  habituados  consumir alimentos sin la misma.
Igualmente detectamos que el 20% de la población poseen un plan de alimentación de acuerdo a su cuadro hipertensivo  pero hacen  caso omiso  porque la situación económica a nuestra zona  donde poseemos   verduras, frutas por épocas determinadas y el 80%  de la misma no lo poseen porque jamás se interesaron.
Recomendación
Capacitación  y educación con carácter permanente a grupos  de personas hipertensas por la carencia de conocimiento de signos, síntomas, riesgos, causas de esta enfermedad.
Elaborando pasacalles, afiches, encuestas y otros para mantener permanentemente al tanto  al paciente de esta enfermedad e invitarlo  a  que concurran  al centro asistencia  de salud periódicamente para el control  de la misma  y así  evitar complicaciones futuras. También  identificar a los pacientes y a los potenciales pacientes, para estimularlos a que reconozcan su estado de alto riesgo  e inducirlos a que asuman responsabilidades personales de su reducción para lograr estos cambios.
 Para la modificación substancial del estilo de vida del paciente se necesitan no solo esfuerzos  del mismo sino  esfuerzos del médico, y que las preferencias individuales  de los pacientes  con respeto a su cultura  y a su estilo de vida se deben  tener en cuenta  a la hora  de cambiar  y  seleccionar las estrategias de la modificación del riesgos..
Evitando el uso  de sal común  o exceso de sodio  en las comidas y  acostumbrase  a evitar  salarlas sin probar  antes. También  evitar  el consumo  de pasa bocas, productos  envasados, caldos en cubitos, embutidos, sopas preparadas porque estos productos  contienen alto porcentaje  de sodio. Es necesario  elaborar  un plan  nutricional adaptado a cada paciente en su ámbito  cultural económico  y al  grado de su hipertensión. Tratar de reducir  el sobre  peso del paciente con unos Kg.   demás y de ese  modo mantenerlos saludable para tratar de minimizar los problemas cardiovasculares  y otros. Es recomendable que la actividad  física deben  ser suministradas rutinariamente  a estos pacientes. En muchos empezando de unos niveles bajos  de aptitud  físico, y una  actividad apacible  que esta  convenientemente controlado e incrementándose  lentamente, es preferible en la fase  inicial. Se debe aumentar esta gradualmente hasta  alcanzar 30 a 45 min. de actividad de moderada  intensidad y convertida  en un hábito, incluyendo  el uso de técnicas de relajación o yoga, también recreos  familiares al campo  libre y deportes.


Cronograma:
Actividades    Marzo    Abril    Mayo    Junio    Agosto
     22    29    5    12    19    26    3    10    17    24    31    7    14    21    28    03
Planificación del Proyecto                                                                
Selección del tema                                                               
Justificación                                                                
Fundamentación                                                                
Preguntas, objetivos  genéricos y específicos                                                                
Operacionalización                                                                
Entrega del examen                                                                
Ejecución  del Proyecto                                                                
Corrección de avance del proyecto                                                                
Realización  de la Encuesta                                                                
Desarrollo del Marco Teórico                                                                
Recolección de Datos                                                                
Comparación del resultado de las encuestas                                                                
Verificación  de los resultados                                                                
Entrega  del proyecto                                                                
Defensa                                                               

Bibliografía.
Baba T, Murabayashi S, Takebe K. Comparison of the renal effects of angiotensin converting enzyme inhibitor and calcium antagonist in hypertensive type 2 diabetic patients with microalbuminuria: a randomized controlled trial. Diabetologia 1989; 32: 40-44
Como tener un cuerpo  sano publicado en 2010 Dr. Jorge Pámplana roger.
Gstelbina Miranda de Alvarenga. Metodología de la investigación cuantitativa y cualitativa. 4ta. Edición 2012.
Homer D, Whisnant JP, Schoenberg BS. Trends in the incidence rates of stroke in Rochestert, Minessota, since 1935. Annals of Neurology 1987; 22: 245-51
Klag MJ, Whelton PK, Randall. BL et al. Blood pressure and end-stage renal disease in men. New England Journal of Medicine, 1995; 334: 13-18.
Nuevo Manual MERCK de información médica general publicado en 1997.
Murphy C. Hypertensive emergencies Energ. Med. Clin. North Avn. 1995: 13 (4) 973 – 1007.
Perera GA Hypertensive Vascular disease:  Description  an natural History J. Chronic pis,  1955; 1:33.
Peters RW. Propanolol and the morning increase in sudden cardiac death: the Beta-blocker Heart Attack Trial experience. American Journal of Cardiology, 1990;66: 57-59.
Publicación de ABC y Ultima Hora.
Schmieder. R, Martus .P, Klingbeil. A. Reversal of Left Ventricular Hypertrophy in Essential Hypertension. JAMA, 1996; 275: 1507-1513

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top