Faringoamigdalitis

Etiología
Se han identificado más de 100 tipos de proteína M distintos de los estreptococos hemolíticos beta del grupo A (Streptococcus pyogenes).
Se ha hecho tipificación por empleo de la proteína M.

Los estudios epidemiológicos sugieren un vínculo entre algunos serotipos (tipos 1, 3, 5, 6, 18, 19 y 24), y la fiebre reumática, pero no se ha identificado un factor reumatógeno específico.
Algunos serotipos (tipos 49, 55, 57 y 59) se acompañan de piodermia y glomerulonefritis aguda.

Etiología
Otros (tipos 1, 6 y 12) han guardado relación con faringitis y glomerulonefritis aguda.
Los estreptococos de grupos C y G se han vinculado con faringitis y a veces con nefritis aguda, pero no causan fiebre reumática
Etiología
La faringitis suele ser consecuencia del contacto con una persona que tiene faringitis estreptocócica.
 No son vectores de la infección por GAS los objetos inanimados y las mascotas caseras como los perros.
La faringitis y el impétigo (y sus complicaciones no supuradas) a veces provienen de situaciones como apiñamiento que suele aparecer en poblaciones con carencias socioeconómicas.
Epidemiología
La faringitis es más común a finales del otoño, en el invierno y en la primavera en climas templado.
La transmisibilidad de niños con la faringitis  alcanza su máximo durante la infección aguda, y en personas no tratadas disminuye poco a poco en un lapso de semanas.
Los pacientes dejan de ser contagiosos en término de 24 h de haber comenzado el uso de antimicrobianos apropiados.
Diagnóstico


Los estudios a base de cultivos de material faríngeo (exudado faríngeo) de niños asintomáticos durante brotes escolares de faringitis han permitido identificar cifras de prevalencia de GAS incluso de 15 a 50%.
El estado de portador de GAS puede persistir muchos meses, pero es muy pequeño el peligro de transmisión a terceros.

Etiología
El periodo de incubación de la faringitis estreptocócica es de dos a cinco días.
En lo que se refiere al impétigo, se ha demostrado un periodo de siete a 10 días entre la llegada de GAS a la piel sana y la aparición de las lesiones.

Diagnóstico
Se ha recomendado confirmar el ataque por GAS por medio de estudios de laboratorio en niños con faringitis porque no es posible la diferenciación exacta entre la faringitis vírica y la causada por GAS sólo sobre bases clínicas.
Hay que obtener una muestra por el “frotamiento” vigoroso de las amígdalas y la retrofaringe con un aplicador.

Diagnóstico
El cultivo en agar con sangre de oveja confirma la presencia de la infección por GAS y es posible diferenciar entre los estreptococos del grupo A, de otros hemolíticos beta por métodos como aglutinación por látex, anticuerpos fluorescentes, coaglutinación o técnicas de precipitación hechas en colonias que proliferan en las placas de agar.
Diagnóstico
Surgen resultados negativos falsos de los cultivos en menos de 10% de pacientes sintomáticos cuando se obtiene una muestra adecuada de exudado faríngeo y se le cultiva adecuadamente, por parte de personal experto y con medios y técnicas apropiadas
Diagnóstico
La identificación de GAS de la faringe no permite diferenciar a los pacientes con infección estreptocócica verdadera (definida por una respuesta de anticuerpos en estudios serológicos), de portadores estreptocócicos que tienen faringitis vírica intercurrente.
Por medio del número de colonias de GAS en la placa de cultivo de agar no se puede diferenciar con exactitud entre la infección verdadera y el estado de portador.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top