Patología Arterial
Anatomía de la Arteria
INTERNA: revestimiento del endotelio en contacto con la sangre (epitelio plano simple).
MEDIA: suele ser la más gruesa y comprende fibras elásticas y músculo liso. Sensible a cambios vasomotores.
EXTERNA O ADVENTICIA: Se comprende de fibras elásticas y colágenas.

Se distinguen 3 tipos de Arterias
Arterias Elásticas o de Conducción:
Son de Calibre grande, cercanas al corazón.  En su pared hay predominio de fibras elásticas. Ejemplos: Aorta, TBC, carótida común, subclavia,vertebral e iliacas comunes.
Conduce la sangre desde el corazón hasta las arterias de distribución.

Arterias Musculares o de Distribución:
 Son de mediano Calibre, se encuentran más alejadas al corazón. Tienen la capacidad de vasodilatación y vasoconstricción. Predominan fibras musculares lisas en su pared. Ejemplos: Axilar, branquial, radial, intercostales esplénicas, mesentéricas, femorales, poplíteas, tibiales.

Arteriolas:
Son las arterias más pequeñas que preceden al lecho capilar.

Insuficiencia Arterial Aguda:
Es la interrupción brusca del flujo sanguíneo en el territorio de una arteria.

   Se produce con mayor frecuencia a nivel da las extremidades inferiores y la gravedad del cuadro depende de varios factores:
 Grado de obstrucción
 Localización.
 Tiempo de evolución.
 Posibilidad de establecimiento de circulación colateral.

Clínica Inicial de la IAA:
Disminución o Ausencia de Pulso Distal. (Según tipo de lesión y ubicación).
Dolor Agudo.
Shock Hipovolémico.
Mal llenado capilar distal.
Frialdad distal.
Cianosis distal.
Isquemia Visceral.

Pérdida de la dorsiflexión del pie (daño neural)
Necrosis progresiva de los tejidos luego de las       6 horas.
Imposibilidad funcional del miembro
Necrosis visceral.
Pérdida de la sensibilidad.

Lesiones Traumáticas:
LACERACIÓN: es un desgarro o ruptura parcial de la arteria.
SECCIÓN TOTAL: ruptura total de la arteria.
CONTUSIÓN: No hay lesión externa; caída de las capas y obstrucción.

Laceración:
Disminución del pulso distal.
Hematoma.
Shock hipovolémico  Si la herida comunica con el exterior.
Dolor e Impotencia funcional moderada en el miembro afectado.

Sección Total:
Pérdida del pulso distal.
Gran hematoma.
Shock Hipovolémico.
Dolor intenso.
Impotencia Funcional.

Contusión:
Ausencia de pulso distal.
Dolor Agudo intenso.
Cianosis distal.
Frialdad distal.
Impotencia Funcional.


Embolia Arterial:
Antecedentes de arritmia cardíaca.
Antecedentes de Infarto de Miocardio.
Antecedentes Chagasicos.
Antecedentes Arterioescleróticos.
Dolor Agudo en el miembro afectado.
Cianosis y frialdad distal.
Ausencia del llenado capilar.

Arterias más afectadas:
A. Radial  20%
A. Humeral  18%
A. Femoral  17%
A. Poplítea 8%
A. Subclavia  5%
A. Aorta Torácica  5%
A. Aorta Abdominal  5%
A. Carótida  5%

Diagnóstico:
Clínica
Eco DOPPLER arterial a color.
Arteriografía
Angioresonancia.

Lesiones Tardías:
Los traumatismos vasculares de cualquier causa, diagnosticados en forma oportuna y tratados clínica y quirúrgicamente por un equipo entrenado en la etapa aguda, tienen la mejor oportunidad de reparación definitiva sin secuelas.
Sin embargo por factores diversos, la lesión vascular inicial puede no ser tratada exitosamente y dar lugar a secuelas de seudoaneurisma o fístula arteriovenosa.

LA FÍSTULA ARTERIO VENOSA se produce por lesión concomitante de arteria y vena vecinas, comunicándose los flujos de mayor a menor presión. La comunicación puede ser única o múltiple y su tamaño y localización condicionarán su gravedad y repercusión hemodinámica.

EL SEUDOANEURISMA corresponde a una comunicación entre el lumen arterial y el tejido adyacente, por una lesión incompleta del perímetro de la arteria. Se diferencia del aneurisma verdadero en el hecho de que no posee las capas histológicas propias de una pared arterial

Fisiopatología:
Cuando una arteria es seccionada completamente, los extremos se contraen y a menudo la hemorragia cesa en forma espontánea. Si el vaso es seccionado en forma parcial, sólo la parte lesionada puede contraerse, con lo que la herida permanece abierta, produciendo hemorragia profusa.

La sangre no tiene oportunidad de escapar hacia el exterior, quedando atrapada entre los planos aponeuróticos y musculares, con la formación de un hematoma pulsátil.

El coágulo y el hematoma adoptan una disposición por capas concéntricas de tipo laminar. La sangre en el interior permanece en estado líquido y fluye libremente hacia y desde el lumen a través de la herida arterial. La organización de la pared del hematoma produce un saco de tejido fibroso, recubierto por una membrana interna de aspecto brillante, que simula una íntima.

Este SACO ANEURISMÁTICO se adapta en su forma al contorno de las estructuras anatómicas que lo rodean, incorporando en sus paredes a las venas y nervios que acompañan normalmente al vaso arterial.

Fisiopatología:
Cuando la vena satélite es lesionada en conjunto con la arteria, la sangre que escapa a gran presión desde el vaso arterial lesionado puede seguir la ruta de menor resistencia, penetrando al lumen venoso y constituyendo una FÍSTULA.

Procedimientos Diagnósticos:
ARTERIOGRAFÍA. El estudio arteriográfico en presencia de un seudoaneurisma o fístula arteriovenosa clínicamente evidente, tiene el valor confirmatorio de la lesión y su exacta ubicación.

LABORATORIO VASCULAR NO INVASIVO
Este procedimiento permite establecer alteraciones en la velocidad del flujo sobre las lesiones, o determinar la presencia de flujo en el interior de un seudoaneurisma, pero fundamentalmente es útil en determinar la permeabilidad y estado vascular proximal y distal a la fístula o seudoaneurisma.

ECO DOPPLER A COLOR
Este procedimiento permite diferenciar rápidamente un seudoaneurisma de un hematoma o absceso, y permite detectar con facilidad el sitio de comunicación con la arteria

Tratamiento Quirúrgico:
Seudoaneurisma post traumático:
La preparación del paciente debe incluir el fácil acceso a los vasos ilíacos o axilares según corresponda. El seudoaneurisma es abierto, habitualmente con control digital del sangrado, extrayéndose los trombos existentes en el saco. Se identifica la solución de continuidad arterial y se sutura en forma directa desde el interior del saco seudoneurismático.                
En el caso de que la lesión de la pared arterial no permita una reparación directa, se hace necesario reestablecer la circulación por medio de un puente de vena safena o de material protésico de diámetro adecuado al calibre arterial, con sutura a los extremos seccionados del vaso arterial comprometido.

Seudoaneurisma anastomótico: Los seudoaneurismas de menos de 2 cm, estables en el tiempo y monitorizados por medio de ecotomografía, pueden ser observados, siempre y cuando sean asintomáticos y se hayan producido alejados del acto quirúrgico. Sin embargo, como norma general todo seudoaneurisma anastomótico que exceda el 50 % del diámetro de la arteria base debe ser reparado.

El objetivo del tratamiento quirúrgico tiene como finalidad aislar y reparar el defecto producido en la anastomosis, labor que puede verse muy dificultada en cuanto a las relaciones anatómicas por los procesos cicatriciales locales.

Fístula arteriovenosa:
Las fístulas arteriovenosas deben ser corregidas una vez diagnosticadas. Las fístulas pequeñas, pueden tratarse con cuádruple ligadura de los vasos y resección del seudoaneurisma. En las fístulas arteriovenosas de vasos mayores debe reestablecerse la continuidad del flujo arterial y venoso.

Tratamiento:
Anastomosis Termino- Terminal con Dacron.
Arteriorrafia, cierre directo de la lesión.
Embolectomía (Catéter de Fogarty)

Catéter de Fogarty:
La mejora en las técnicas de cirugía vascular y sobre todo a la simplificación en el procedimiento quirúrgico, que supuso la introducción del catéter de Fogarty para la realización de las embolectomías.

Se introduce un catéter de Fogarty desinflado más allá del coágulo oclusivo, se insufla el baloncillo y se retira.
Esta maniobra se repite varias veces hasta que ya no se extraen más partículas del trombo y entonces se infla el globo. Cuando el catéter no puede introducirse en sentido distal, lo más probable es que se deba a enfermedad oclusiva o  angulación de las ramas, más que a un bloqueo por un coágulo embólico.

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top